En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Formateando la mente, con la Lic. Liliana D. González

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

La mente humana con frecuencia es comparada con el funcionamiento de una computadora, cada uno de nosotros conoce el estado en el que se encuentra su equipo. Si se demora para encender, es lenta para abrir los programas, se guinda con frecuencia o funciona con el software desactualizado, es hora de formatear nuestro sistema operativo. Borra toda la información pasada, instala programas nuevos y deja tu mente reformada.

Jesús declaró: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente» (Mateo 22:37). Todos llevamos a Dios en el corazón desde el mismo momento en que lo recibimos como Señor y Salvador, con el alma lo adoramos; el real problema lo tenemos en nuestra mente. Una mente angustiada puede ver a Cristo aparecer y tener las mismas dudas que paralizaron a los discípulos cuando su barca fue azotada por grandes olas y fuertes vientos (Mateo 8:24).

Nuestra mente puede sentenciar ante una grave enfermedad: «me voy a morir»; frente a la derrota: «soy un fracaso»; al recibir un ascenso, duda y se cuestiona: «lo haré bien». Los cambios, por lo general, atemorizan, especialmente porque nos sacan de nuestra zona de comodidad y nos dirigen hacia lo desconocido, lo impredecible, lo que no podemos controlar. Esa es la razón por la que numerosas personas se comportan como lo hicieron los discípulos de Jesús, se rinden al temor que las consume, prefieren permanecer quietas o “seguras” dentro de la barca en vez de confiar en el gran poder de Dios y saltar para caminar sobre el oleaje que se opone a sus bendiciones.

Sobran los ejemplos de mentes incrédulas que necesitan con urgencia ser formateadas. Para renovar la mente, el apóstol Pablo dice que debemos destruir los argumentos y el orgullo que impiden el conocimiento de Dios. De ese modo, podremos capturar todo pensamiento para que se someta a Cristo. (2 Corintios 10:5). Aunque estés atravesando por un tsunami, Jesús viene en camino para auxiliarte, ¡no temas! En medio de las malas noticias (como un desafortunado diagnóstico médico, un accidente, la pérdida del empleo o una muerte súbita), Cristo está caminando sobre las aguas muy cerca de tu barca y te llama.

La Biblia dice: «En seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; yo soy, ¡no temáis!» (Mateo 14:27). Pedro, reconoció la voz de su Señor, no era un fantasma como pensaban sus compañeros, y le dijo: «Señor, si eres tú, manda a que yo vaya a ti sobre las aguas. Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús» (v. 28-29).

Pedro fue el único de los discípulos que saltó de la barca, desafió la ley de la gravedad y caminó literalmente sobre el mar embravecido. Mientras mantuvo sus ojos puestos en Jesús dejó de meditar en el problema, en la muerte que le asechaba, soltó el temor y confió en el Señor. Hay mentes desnutridas, carentes de fe, dudan del poder de Dios y se hunden en sus calamidades. Si Pedro se hubiera mantenido confiado en Jesús habría avanzado hasta alcanzarlo, pero atemorizado por las circunstancias apartó sus ojos de Él. «Al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame!» (v. 30).

No te ancles en el miedo y la duda. Dios quiere formatear tu mente e instalar nuevos programas protegidos con el mejor software antivirus, su Palabra. Deja que Él te transforme en una persona nueva al cambiarte la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ti, la cual es buena, agradable y perfecta (Romanos 12:2). ¡Créelo!.

Copyright 2017. Todos los derechos reservados. Si quieres leer otros artículos, sígueme: https://lilivivelapalabra.wordpress.com/

https://www.facebook.com/reflexionesvivelapalabra/

https://twitter.com/lili15daymar

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

Cerca de 270 ballenas piloto se han quedado varadas en las costas de Tasmania, en Australia, y un grupo de rescatadores han iniciado una carrera contra reloj para salvarlas..

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top