En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Funcionario de Universidad Central acusado de intento de estrangulamiento

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HARTFORD.- Christopher Dukes de 45 años que se desempeña como Director de la Oficina de Conducta de Estudiantes en la Universidad Central de Connecticut; recibió la orden del Juez Matthew J. Budzik de que entregara once armas de fuego que estaban en su casa.El mandato lo dictó después de que Dukes fuera acusado de asaltar a una mujer en la medianoche del 25 de abril, cuando la alegada victima debió escapar del hogar por temor a perder su vida.

El informe de la policía dado a conocer en Corte el pasado lunes, indica que se habría producido un violento encuentro físico y de palabras entre Dukes y una mujer a la que arrastró al sótano de la casa localizada en la calle Monroe en Hartford, amarrándola, golpeándola violentamente y amenazándola con matarla.

Finalmente la mujer fue capaz de escapar del hogar y reportó el incidente a la policía.En un comienzo el funcionario de la Universidad Central de Connecticut, Dukes le dijo al oficial de la policía que “nadie entraría a registrar el interior de su residencia agregando que tenía un arma en su mano.”

Finalmente y después de una hora de negociaciones, Dukes se entregó a la policía y los uniformados revisaron el interior de la casa donde encontraron nueve pistolas, una escopeta y un rifle.Las armas, con la excepción de dos, estaban legalmente registradas a nombre del funcionario universitario. También se informó en Corte que Dukes además de las armas tenía una gran cantidad de municiones de varios calibres.  El armamento fue enviado por la policía al departamento de Servicios de Emergencia y Protección pública.

El Director de la Oficina de Conducta de Estudiantes fue formalmente acusado de secuestro en primer grado, estrangulación en tercer grado, asalto a un oficial de la policía en tercer grado, alteración de la paz en segundo grado, proferir amenazas en segundo grado, y poner en riesgo la vida de dos menores que dormían en el hogar al momento del incidente.

En su aparición en Corte, el Juez dictó una orden de alejamiento y protección de la víctima y que el acusado rindiera a las autoridades una caja que contenía las armas y abundante munición.“Si el señor Dukes es puesto en libertad, no podrá recuperar las armas de fuego, debe restringir el uso de drogas o alcohol y someterse a una evaluación psicológica,” dictaminó el magistrado. El funcionario no fue acusado de infracciones a la ley de armas.

En Corte se le fijó una fianza de $450,000 dólares y fue puesto en libertad bajo el monitoreo con el sistema GPS.Por ahora Dukes ha relocalizado su residencia en la ciudad de New Haven y las autoridades de la universidad indicaron que elfuncionario está suspendido de sus funciones y no puede ingresar al recinto universitario hasta no que no concluyan las investigaciones.

La presidente de la Universidad Central dijo que aunque el incidente no tomó lugar en el recinto de la Universidad Central, “está extremadamente preocupada acerca de la situación.”

Dukes ha trabajado en la universidad desde el año 1996 y las autoridades de Central han dicho que Dukes continuará suspendido hasta que finalice la investigación judicial y que el Departamento de Recursos Humanos revisará este hecho en contacto cercano con la Presidenta.

El funcionario deberá presentarse en Corte el lunes.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top