En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Huracán María dejó unos 4.645 muertos en Puerto Rico, 70 veces más que balance oficial

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

AGENCIAS.- Los legisladores federales y defensores en Connecticut están pidiendo acción después de que los resultados de un nuevo estudio indican que el recuento oficial de muertes de 64 en Puerto Rico “es una subestimación sustancial de la carga real de la mortalidad después del huracán María”.

El estudio, publicado el martes en el New England Journal of Medicine, calculó, de manera conservadora, una pérdida de vida más realista en 4,645.

A principios de diciembre de 2017, el recuento oficial de muertes se mantuvo en 64, pero varias investigaciones independientes concluyeron que las muertes adicionales atribuibles al huracán fueron superiores a 1.000 en los meses de septiembre y octubre, según el estudio.

Para el estudio publicado el martes, los investigadores encuestaron a casi 3,300 hogares en todo Puerto Rico. Concluyeron que ocurrieron 4,645 muertes más desde el 20 de septiembre, el día en que María tocó tierra, hasta el 31 de diciembre de 2017, en comparación con el mismo período en 2016.

Esto es equivalente a un aumento del 62 por ciento en la tasa de mortalidad.

Los investigadores dijeron que su estimación más alta del número de muertes fue de 5.740 cuando se ajustaron para hogares de una sola persona, ya que no pudieron encuestar a esos y otros factores.

La interrupción de la atención médica fue la principal causa de altas tasas de mortalidad sostenida en los meses posteriores al huracán, según el estudio, un hallazgo consistente con la interrupción ampliamente reportada de los sistemas de salud.

El estudio fue financiado por Harvard T.H. Chan School of Public Health y otros.

“Esto es algo que mucha gente sabía que lamentablemente no se denunciaba”, dijo Jason Ortiz, presidente de CT Puerto Rican Agenda. “Y teniendo muchos familiares, familiares y amigos allí, sabíamos que había mucha gente que no recibía la atención que necesitaban y que sus muertes no eran contadas”.

“Simplemente no hay responsabilidad”. Perdieron sus vidas porque nuestro gobierno fue negligente “, dijo Ortiz, de 34 años, quien vive en Hartford, y trabaja como asistente ejecutivo para la concejal de la ciudad Wildaliz Bermúdez. “Nos gustaría ver responsables a nuestros funcionarios electos”.

La madre de Ortiz nació en Puerto Rico y su abuela y su hermana aún viven allí en Añasco, un municipio en la costa oeste de la isla. Ortiz, él mismo, ha viajado a Puerto Rico varias veces desde el huracán, su viaje más reciente hace unas semanas.

Los legisladores federales en Connecticut también reaccionaron públicamente al estudio, y algunos tomaron las redes sociales para expresar sus preocupaciones.

“El gobierno calculó que el huracán María mató a 64 personas en Puerto Rico. Hoy aprendimos que el total podría ser más como 4.600 “, dijo el senador de los Estados Unidos Chris Murphy, en un tweet. “Deberíamos estar avergonzados de este trato a los ciudadanos estadounidenses en tiempos de crisis”.

El senador estadounidense Richard Blumenthal también expresó su enojo en las redes sociales, así como en la organización de un evento que se realizará el miércoles para solicitar una acción inmediata del gobierno federal.

Blumenthal y miembros de la comunidad puertorriqueña del estado se reunirán a las 10 a.m. en la Asociación de Comerciantes Hispanoamericanos en New Haven.

Blumenthal exigirá audiencias inmediatas del Congreso sobre “la continua y vergonzosa falla de la administración en Puerto Rico, donde los residentes continúan enfrentando apagones, falta de agua y servicios poco confiables”, según un comunicado de su oficina.

En una declaración enviada por correo electrónico, la Representante de los Estados Unidos Rosa DeLauro dijo, “Cuando visité Puerto Rico en enero, fui testigo de primera mano de la devastación provocada por el huracán María y las condiciones inadecuadas que los residentes tuvieron que soportar.

“Si los estadounidenses en la parte continental hubieran sido golpeados por este tipo de desastre natural, no habría dudas acerca de proporcionar los recursos necesarios para recuperarse”, dijo DeLauro. “La historia dejará en claro que Estados Unidos manipuló vergonzosamente el esfuerzo de recuperación y no cumplió con la obligación moral de nuestra nación con nuestros conciudadanos”.

Carlos R. Mercader, director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico, dijo en un comunicado que el gobierno de Puerto Rico “celebra” la nueva encuesta.

“Como todo el mundo sabe, la magnitud de este trágico desastre causado por el huracán María resultó en muchas muertes”, dijo Mercader. “Siempre hemos esperado que el número sea más alto de lo que se informó anteriormente.

“Es por eso que encargamos a la Universidad George Washington (GWU) que lleve a cabo un estudio exhaustivo sobre el número de muertes causadas por el huracán María, que será lanzado pronto”, dijo. “Ambos estudios nos ayudarán a prepararnos mejor para futuros desastres naturales y evitar la pérdida de vidas”.

“Como todo el mundo sabe, la magnitud de este trágico desastre causado por el huracán María resultó en muchas muertes. Siempre hemos esperado que el número sea más alto de lo que se informó anteriormente.

Necesidad de cifras de muerte oportunas

“La estimación oportuna de la cifra de muertos después de un desastre natural es fundamental para definir la escala y la gravedad de la crisis y para focalizar las intervenciones para la recuperación”, dijo el estudio del martes. “La mortalidad relacionada con el desastre tiene una importancia adicional para las familias porque proporciona un cierre emocional, las califica para la ayuda relacionada con el desastre y promueve la resiliencia”.

En los Estados Unidos, los certificados de defunción son la principal fuente de estadísticas de mortalidad, y en la mayoría de las jurisdicciones, la muerte se puede atribuir a los desastres solo por los médicos examinadores.

“Los estudios basados en encuestas pueden, por lo tanto, proporcionar importantes métricas complementarias a nivel de la población tras los desastres naturales”, dijo el estudio.

En Puerto Rico, todas las muertes relacionadas con desastres deben ser confirmadas por el Instituto de Ciencias Forenses. Esto requiere que los cuerpos sean llevados a San Juan o que un examinador médico viaje al municipio local para verificar la muerte, a menudo retrasando la emisión de certificados de defunción, según el estudio.

“Además, aunque las causas directas de muerte son más fáciles de asignar por los médicos forenses, las muertes indirectas resultantes del empeoramiento de las condiciones crónicas o de los tratamientos médicos tardíos pueden no ser capturadas en los certificados de defunción”, dijo el estudio.

Estas dificultades, según el estudio, plantean desafíos sustanciales para la estimación “precisa y oportuna” de la mortalidad oficial relacionada con los huracanes por todas las causas.

El gobierno puertorriqueño ha encargado una revisión externa de los datos del registro de defunciones como resultado de estos problemas, según el estudio.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

Cerca de 270 ballenas piloto se han quedado varadas en las costas de Tasmania, en Australia, y un grupo de rescatadores han iniciado una carrera contra reloj para salvarlas..

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top