En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Enfrentan a la justicia por crueldad hacia una menor de seis semanas

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Ashley Rivera-Pérez de 20 años y Edwin Babilonia de 23, están enfrentando a la justicia acusados de crueldad y asalto a una menor.

Ambos acusados fueron llevados esposados y con las piernas encadenadas a la Corte Superior de Hartford para iniciar los procedimientos legales después del arresto, y les presentaron ante el Juez Matthew Budzik.Ambos vivían en la calle Ashley de Hartford.

La mujer residía en Connecticut desde hacía ocho meses, mientras que el padre de la creatura había llegado al estado hacía tres meses. Babilonia tiene dos hijos con otra mujer en Puerto Rico y fue representado en Corte por la defensora pública María Elizabeth Ahern.Por su parte, la madre de la víctima estuvo representada por Laura Bryll, también una defensora pública.

En Corte, la policía informó que Rivera-Pérez les dijo que la infante estaba intranquila y llorando mucho.Ella y Babilonia se turnaban intentando calmar a la menor, pero en un momento dado Babilonia dejó caer a la niña al suelo y la frente de la pequeña impactó un costado de la cuna.La menor habría azotado el piso de la habitación primero con la cara, y Rivera-Pérez dijo entonces que Babilonia corrió con la niñita hacia el baño.

“Escuche que corría el agua y sonidos de ahogo y asfixia mientras que el padre dijo varias veces, “cálmate y cierra la boca.”Después, la madre informó que finalmente escuchó un fuerte sonido como el de un cuerpo impactando una superficie. Babilonia regresó con la menor, se la entregó a la madre y se durmió.“La niña tenía los ojos cruzados, un costado de su cara estaba hinchado y respiraba con dificultad,” agregó Rivera-Pérez que sin buscar ayuda médica para la niña, puso a la niña en la cuna y continuó durmiendo.

Tarde en la mañana de ese día jueves, la niña continuaba sin reaccionar y no se la había provisto alimento.Fue allí cuando ambos decidieron llevarla al hospital.

La mujer diría después que Babilonia le había dicho que mintiera a la policía acerca de la forma como se había producido la caída de la niñita y las heridas producidas. Babilonia admitió que la menor “se le había caído de los brazos.”

La víctima fue examinada por los médicos del Hospital de los Niños de Connecticut y los facultativos informaron de inmediato a las autoridades que la niña fue traída al hospital con una severa hemorragia en el cerebro, fracturas en las costillitas y otra en la clavícula.Los médicos le dijeron a la policía que la niña no sobreviviría a las heridas que había sufrido.

Después de las investigaciones de los detectives, la pareja fue acusada el viernes pasado de crueldad intencional hacia personas, y riesgo de afectar la integridad física de una menor, sin embargo la fiscal del estado Sharmese Hodghe añadióa éstas, la acusación de asalto en primer grado.

Un portavoz de la policía manifestó que hubo condiciones de enfermedades mentales que habrían jugado un papel importante en las heridas sufridas por la menor, y que ésta había sufrido abuso previo al incidente final.

“No todo ocurrió en el último hecho,” dijo el portavoz de la Policía Rick Foley.

Por su parte la fiscal manifestó que la atrocidad en la naturaleza del caso, la severidad de las heridas, y la ausencia de una residencia más extensa de los acusado en el Estado, requería de una fianza superior a los $100,000 que había solicitado la defensora de Babilonia quien dijo en Corte que el acusado quería mucho a sus hijos en Puerto Rico y era un buen padre.

Finalmente el Juez Budzik le fijó a Babilonia una fianza de $750,000 y a la madre otra de $500,000.Ambos deberán comparecer nuevamente en Corte el 8 de junio y por el momento están bajo supervisión siquiátrica ante la posibilidad de suicidio.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top