En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

“ÉL TAMBIÉN VIOLÓ A MI HIJA”, dijo padre de familia con relación a presunto abusador sexual

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

NEW HAVEN.- Los presuntos cargos de abuso sexual contra su propia nieta, han hecho que salgan a la luz pública casos similares ocurridos a más miembros de la familia de Rafael Salgar, un hombre que fuera acusado formalmente el mes pasado de haber estado tocando inapropiadamente a la niña desde que contaba con tan solo 8 años de edad. En marzo de este año, la pequeña víctima no aguantó más y a través de una compañera de escuela dejó al descubierto los vejámenes a los que supuestamente la tenía sometida su abuelo en su residencia de East Haven, donde ella en ocasiones se quedaba.

Luis Antonio Carmona Alvarez, padre de una de las supuestas víctimas de Samuel Salgado.

Luego del cubrimiento dado la semana pasada por “La Voz Hispana de Connecticut” a este caso de pedofilia, a nuestra redacción llegó el señor Luis Antonio Carmona Álvarez, para contarnos los horrores que hace años vivió una de sus hijas a manos de Salgar, quien supuestamente también la violó en su natal Colombia. Desafortunadamente, en este caso nunca se hizo nada como consecuencia de las trabas que interpusieron algunos miembros del seno familiar por lo cual el delito quedó en la más completa impunidad.

Él dijo que hace pocos años –residiendo ya en los Estados Unidos-, se enteró de lo sucedido a su hija menor un día de febrero de 1995. Y a pesar de que aún se encontraba viviendo en Medellín, Colombia, ya separado de su esposa, nadie le informó de las nefastas acciones de Rafael Salgar en el seno de ese hogar

“Por más de dos décadas yo ignoraba lo que le había sucedido a ella. Me taparon todo,” contaba Carmona Álvarez.

Dijo también que, a su modo de ver, toda la familia de su ex – esposa Rosa Elena Tamayo –con la que procreo dos hijas-, tenía conocimiento de lo sucedido y que a él se lo ocultaron.

Tres años después del abuso que había sufrido la menor de sus hijas, Luis Antonio Carmona Álvarez, decide emigrar hacia los Estados Unidos en 1998, en busca de nuevas oportunidades, aun ciego de lo ocurrido. Sin embargo, pasado un tiempo, y por culpa de un percance, la verdad empezó a aflorar.

“Yo me doy cuenta del asunto, por ahí en abril del 2012, cuando tuve un accidente”, señalaba. “Estando enfermo, a mí se me aparecieron ‘misteriosamente” el señor Rafael Salgar y su esposa Teresa, dizque para ayudarme en mi recuperación.”

Según cuenta Carmona Álvarez, la pareja se portó con el como verdaderos samaritanos, ayudándolo en su convalecencia por lo menos unos tres meses. “En ese lapso me llama mi hija y me dice: Papi, tenga cuidado con ese hombre. ¡Ese tipo violó a mi hermana!”

Cuando Luis Antonio escucho esto, quedo perplejo, quedo pasmado. Se quedó quieto, según nos contó. “Y lo confieso: estaba buscando la oportunidad en seis años para encontrarme con él, para matarlo o para que me matara”, subrayaba con rabia el padre de esta otra víctima de Rafael Salgar. “Así estaba yo en esa época. Sin embargo, y por un tiempo, yo no volví a saber nada del tipo este, ya que no lo volví a ver nunca más, hasta que escuché acerca de las nuevas acusaciones que pesan sobre su cabeza”.

TAMBIEN VIOLO A SU PROPIA HIJA, SEGÚN CUENTA CARMONA.

En medio de la conversación, nuestro entrevistado, nos pintó un cuadro más aterrador del tenebroso pasado de este supuesto violador. De acuerdo a él, Rafael Salgar también habría violado a su propia hija, cuyo nombre omitimos por razones obvias. “Yo supe también que ese tipo violó a su propia hija, que por esa misma razón en estos mismos momentos se ha comprobado que ella no puede tener hijos como consecuencia de esa violación. La destrozó”, aseguraba.

A esto le agregó que su propia hija también desarrolló otra clase de problemas como resultado del abuso sexual al que la sometió Salgar. “Mi muchacha carga con reacciones similares, pero más que todo tiene un problema que consiste en que no puede convivir con hombres. Ella se ha casado dos veces, y no ha salido adelante en esos matrimonios porque al final de cuentas se pone histérica como si tuviera un mal, a la vez que aduce que no aguanta los hombres. Y esto le sucede por lo que ocurrió eso con este desgraciado, con este animal”.

En medio de su ira y conteniendo emociones encontradas, Luis Antonio Carmona Álvarez, confiesa abiertamente que la culpa de todo la tiene la familia “porque mi hija mayor –en un momento dado-, quiso poner la denuncia. Pero no pudo hacer nada porque la detuvo la abuela, la mama, y la gente que estaba alrededor, advirtiéndole que no fuera a hacer eso porque eso armaría un escándalo mayor, y que era mejor evitar una tragedia”.

“Así fue como se empezó a cubrir el delito, ya que no la dejaron llegar hasta las autoridades a poner la correspondiente denuncia”, señalaba Carmona.

Mientras esto ocurría, y según lo atestigua Carmona, su pequeña niña tuvo que ser hospitalizada por espacio de dos meses, ya que no se sentía muy bien con lo que le había pasado. No lo soportaba.  Y él sin darse cuenta.

“Eso lo dejaron callado hasta estos días,” expresaba compungido el declarante, quien agregaba: “mi hija, cuando se dio cuenta que estaban abusando de esta otra niña aquí –la nieta del propio Rafael Salgar-, le dio rabia y se puso a llorar pensando que tal vez ella pudo haber evitado que pasara eso. Si en su momento la hubieran dejado poner la denuncia en el caso de su hermana, el tipo estuviera preso o quien sabe qué”

Carmona Álvarez, quiso hacer hincapié en el hecho de que Rafael Salgar aprovechó el silencio de la familia para venir a los Estados Unidos. “Aquí llegó, se escondió y ahora volvió a pecar. Quiera Dios que esta basura humana no le haya ‘metido mano’ a otras niñas…”

El padre de esta otra presunta víctima de Salgar, dejó saber que luego de que su propio hijo lo denunciara a las autoridades, el acusado fue arrestado para luego al otro día recuperar su libertad tras pagar el 10 % de su fianza original de $ 15,000. “No le dieron una fianza mayor porque al principio catalogaron su delito como un crimen de cuarto grado, ya que según cuentas solo había sido un manoseo. Pero eso para mí no es un manoseo. Ese tipo es un criminal desde hace mucho tiempo”, sentenciaba Carmona Álvarez. “Yo hablé con el fiscal, y él lo que me dijo que había necesidad de pruebas para ellos proceder. Desafortunadamente, en nuestro medio colombiano es muy difícil que alguien aporte unas pruebas de hace 25 años, por el sistema que rige allá. Sin embargo, tenemos las evidencias de las personas que fueron física y mentalmente abusadas por este tipo, y solo espero que esto ayude en el proceso judicial que se viene,” terminaba diciendo este adolorido padre de familia que espera que por fin se haga justicia con las presuntas víctimas de abuso sexual que se le imputan a Rafael Salgar.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top