En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Amplio apoyo para Minie González en su campaña a la reelección

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HARTFORD.- La representante estatal del tercer distrito de Hartford recuerda cuando era pequeña y acompañaba a su mamá a reuniones en la comunidad de su pueblo natal de Adjuntas en Puerto Rico.

“Quizás de esa experiencia nació mi interés por la política y los asuntos que suceden en los vecindarios,” nos dice esta legisladora puertorriqueña que ya bate un record de permanencia en la legislatura estatal de Connecticut representando a su distrito afectado por problemas en cuya solución se ha involucrado con la energía y la perseverancia que caracterizaban a la señora María Colón Sánchez, otra líder y pionera política de nuestros vecindarios.

“Yo le llamo a ella la madrina de nuestro distrito porque su teléfono y las puertas de su casa están siempre abiertas cuando tenemos que lidiar con los problemas que nos afectan,” dijo Mirta Ortiz que relata cuando a su madre la llevaron de emergencia al Hospital de Hartford y la mantenían sin atención en un pasillo de esa institución.  “Me la tenían botada y nadie se preocupaba de ella,” nos dice.

“Cuando regresé al hospital cerca de la doce de la noche, mi mamita me decía que la tenían abandonada y sin un medicamento, y entonces llamé desesperada a Minnie.  En cosa de diez minutos llegaron unas señoras que se identificaron como administradoras y se disculparon por lo que sucedía,” dice Mirta quien con satisfacción vio como trasladaban a su progenitora a un cuarto privado y le proveyeron de inmediato atención de urgencia para un problema renal y cardiovascular.

Cuando aconteció en septiembre del año pasado el fatídico huracán “María” que desoló a lo largo y ancho a Puerto Rico; fue Minnie la que de inmediato respondió a una campaña de emergencia que iniciaron los vecinos para enviar ayuda de urgencia a decenas de pueblos abandonados a su suerte, incomunicados con las autoridades, sin agua, electricidad, medicamentos ni alimentos.

En la Plaza del Mercado de la calle Park estuvo Minnie con otros legisladores y asambleístas municipales para recaudar fondos, agua y mercaderías no perecibles para los habitantes de una Isla que sufría después de las despiadadas lluvias y las ráfagas de viento huracanado que la afectaron y superaban las 140 millas por hora arrebatando techos, viviendas, arrasando árboles, palmeras y prácticamente acabando con la capa superior del terreno que provee la base de la rica vegetación de la Isla.

Fue ella quien llevó a cabo no en uno sino que en dos viajes a su Isla, ayuda y asegurándose de que ésta llegara realmente a quienes lo necesitaban. Fueron unos 80,000 dólares en mercaderías, agua, medicamentos y artículos de higiene para una población que sufría, pero que de acuerdo al testimonio de la representante estatal, no se daba por vencida organizándose y enfrentando la desgracia.

Pero lo que vio y experimentó emocionalmente la representante estatal era demasiado. Fue testigo de lo que realmente sucedía, las pérdidas en vidas y bienes básicos para el hogar; lo que la motivaron a llevar a cabo una campaña de donaciones que dio como fruto la suma de $100,000 dólares.

“Yo pagué mi propio pasaje a Puerto Rico y el dinero estuvo depositado en una cuenta de la cual llevé una tarjeta que permitió la entrega de un modo transparente del dinero,” dijo Minnie quien confiesa que lo sucedido en la Isla  fue un triste espectáculo de desolación semejante a lo que mostraron en 1945 el estado en que quedaron las ciudades de Hiroshima y Nagasaki en el Japón víctimas de las primeras bombas atómicas utilizadas en contra de la población civil. “Sin embargo no había tiempo para lamentarse, sino que para actuar,” dice con énfasis.

Por todo esto y los veinte años en la legislatura, se demuestra el sentido de consistencia y perseverancia que han convertido a Minnie González en una de las legisladoras veteranas en temas legislativos.  Reconoce que los primeros años fueron muy duros ya que en política no existen los “mentores” o “mentoras” y que en la mayoría de los casos “una tiene que rascarse con sus propias uñas.”

Minnie nació en Adjuntas, Puerto Rico, y llegó el año 1986 a Hartford con dos hijos y una hija que se educaron en la ciudad.  Era un tiempo en la que la comunidad puertorriqueña luchaba en contra de un sistema muchas veces ajeno a los problemas de los niños recién llegados de la Isla y aunque reconoce los esfuerzos de los maestros hispanos, los administradores en su mayoría americanos; no se hacían eco de los problemas de estos estudiantes. Otra lucha.

“Me involucré en la política local en el año 1987 apoyando a otros candidatos tales como Eugenio Caro, Juan Figueroa, Frances Sánchez y Fernando Comulada y así me interioricé de lo que era la política y las campañas electorales siendo elegida por primera vez como representante estatal en 1998,” dice con orgullo

En esos tiempos la representación legislativa puertorriqueña era limitada y recuerda que otra legisladora era Edna García de New Haven.

“Me enorgullezco de haber impulsado en estos veinte años numerosos proyectos de leyes que favorecen a nuestra comunidad en los campos de la vivienda, la educación y en las Cortes de la familia,” dijo agregando que ha sido una pionera en la presentación de proyectos de ley que ayuden a las personas que están en prisión a las que anteriormente se les privaba de sus derechos y cuya rehabilitación era un camino cuesta arriba. 

“Siempre he creído en la importancia de reintegrar a los que con justicia o injustamente han sido condenados,” nos dice la legisladora que impulsó con otros líderes la creación del “Centro de la Comunidad de Pope Park Samuel Valentín Arroyo” que se ha transformado en un balkuarte en el que la infancia, jóvenes y adultos, encuentran programas para después de la escuela, deportes y sana recreación.

Su ayuda y apoyo a las familias de damnificados en Hartford ha sido consistente y fue instrumental en la asignación de 4.4 millones de dólares para los damnificados que les han permitido el depósito y el primer mes para pagar una vivienda y recomenzar sus vidas truncadas por los embates de la naturaleza.

“La situación de Puerto Rico continúa preocupándome y siento que estamos lidiando en muchos frentes de batalla dada la política racista del gobierno Donald Trump que pretende dividir a las familias y expulsar a trabajadores del país que se necesitan en la agricultura, servicios y otras labores legales,” afirma refiriéndose a cientos de mexicanos, salvadoreños, y nicaragüenses que están llegando a Connecticut.

Para las próximas primarias del martes 14 de agosto, Minnie no enfrenta a uno sino que a otros dos candidatos, pero está acostumbrada a estos desafíos y nos dice que ya ha lidiado con la distorsión maligna de sus ideas, las mentiras y la participación de otros candidatas y candidatos que no son necesariamente del sector del tercer distrito.

“Sé que mi comunidad me apoya, me ha apoyado y apoyará en la primaria del 14 de agosto, estoy con fuerzas y energía, tengo la experiencia política, y seguiré hacia adelante,” nos dice esta hija del pueblo de Adjuntas que ha hecho de Hartford su misión que la mayoría de las veces tiene mucho de apostolado.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top