En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Calor excesivo y químicos en el aire aumentan el peligroso contaminante ozono

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Si alguien aun duda de los nefastos efectos de la emisión de gases en el aire que respiramos cada día, la presencia del contaminante ozono que aumenta debido al exceso de calor, debiera convencerles de que el calor global existe y que su presencia invisible o visible surge de las chimeneas de industrias, y las emisiones de millones de automóviles que circulan en las grandes metrópolis de los Estados Unidos.

A esto se debió la declaración de emergencia llevada a cabo el pasado martes de parte de la Agencia Federal de Protección Ambiental, que advirtió a las personas con problemas respiratorios permanecer en el interior de sus hogares.

Aun cuando el ozono se forma durante los doce meses del año, las temperaturas elevadas superiores a los 90 grados Fahrenheit, son un precipitante de este gas contaminador formado por tres átomos de oxígeno.

El ozono se forma cuando óxidos de nitrógeno que lanzan los tubos de escape de los cientos de miles de automóviles en carreteras y rutas además del humo proveniente de fábricas, se une con la luz solar con compuestos orgánicos provenientes de pinturas, combustibles y otros productos de uso en el hogar.

Este veneno es un gas color acre y generalmente incoloro que en grandes concentraciones puede tornarse ligeramente azulado.Si se respira en grandes cantidades puede provocar una irritación en los ojos o en la garganta, la cual puede pasar después de respirar aire fresco durante algunos minutos.

En el llamado de alerta del pasado martes y miércoles cabe destacar el carácter regional de la emergencia por un aumento del ozono ya que no fue solamente afectado el Estado Connecticut sino que el centro de Rhode Island, la región Este de Massachusetts y la región costera de Maine.Durante esta emergencia, el aire se volvió más denso entre el mediodía y las ocho de la noche cuando estaba más caliente y la atmosfera más brillante.

“Las moléculas del contaminante ozono se irradian hacia los pulmones haciendo estos y la garganta produzcan mucho más mucusy flema,” dijo el Dr. Edward Salerno, especialista en temas respiratorios del hospital de Hartford.En ciertos casos el gas puede precipitar espasmos en los músculos que rodean a los pulmones y la garganta.

En los hospitales los especialistas que estuvieron muy ocupados esta semana monitorearon también el plomo, el monóxido de carbono y nitrógeno y los compuestos de sulfuro.

 Esta reflexión viene al caso en nuestros centros urbanos donde existe un exceso de automóviles que circulan diariamente a través de las carreteras y la presencia creciente de fábricas cuyos humos son visibles a lo largo y ancho de Connecticut.

Pero la señal de alerta es mucho más global que esto y preocupa la ignorancia y el desentendimiento del presidente Donald Trump, senadores republicanos y oficiales gubernamentales que ocupan puestos en los que debieran preservarsalud de los ciudadanos de la nación, no importa cuál sea su raza, posición social o preferencia partidista.

Los gobiernos demócratas de los Estados Unidos han sido más permeables en advertir las consecuencias globales de la contaminación y el ex presidente Al Gore ha transformado este tema en una labor educativa y de enseñanza permanente para las nuevas generaciones.Según los científicos, el planeta tierra ha iniciado una senda de no regreso ya que una de las consecuencias del recalentamiento global o efecto invernadero estaría provocando el deshielo acelerado de los glaciares polares aumentando el nivel de aguas de los océanos.

Los científicos ya lo han predicho y hay muchas películas que han usado estos peligros globales en un tono dramático como tema cinematográfico que yano son una mera ficción, sino que una terrible realidad.

Tormentas y huracanes azotan con mayor intensidad las zonas costeras del Atlántico y del Pacifico y lo acaecido en Puerto Rico con una sucesión sin precedentes de tres huracanes, entre ellos el letal “María,” constituyen una muestra de las terribles consecuencias que ponen en peligro a la población.

La calidad del aire en Puerto Rico ha sido profundamente afectada por el gas ozono debido a la cantidad excesiva de automóviles, las arenas que llegan a la Isla arrastradas por el viento desde el desierto del Sahara, y el uso prolongado de las pequeñas plantas generadoras de electricidad necesarias debido a los cortes de energía eléctrica.

Puerto Rico es una muestra dramática de lo que puede suceder, además de los voraces incendios forestales en California.

Sin embargo, quienes tienen en sus manos la posibilidad de cambiar las pólizas globales de prevención, no actúan por razones financieras ya que en el caso del presidente Trump, recibe el apoyo de industrias que contaminan las aguas de los ríos y el mar, y de sujetos que incrementan sus millones en industrias que lanzan día a día gases contaminantes a la delicada atmosfera terrestre.

El movimiento así llamado “negacionista” está compuesto por políticos, y algunos posibles candidatos presidenciales del partido republicano que se ríen de las advertencias que sabios y científicos están haciendo llegar a la comunidad.

Jeb Bush, ex gobernador de Florida e hijo y hermano de anteriores presidentes dice que “no hay pruebas suficientes ni evidencias que demuestren que si el cambio climático es natural o provocado por el hombre.”Ted Cruz, senador por el estado de Texas azotado en la actualidad por la sequía, y tornados; ha ido más lejos diciendo que “los alarmistas del cambio climático son igualeslos que defendían la idea de que la tierra era plana.”

El presidente Trump que se ha caracterizado por su ignorancia real o por conveniencia ha expresado de un modo irresponsable que “el concepto del calentamiento global climático fue creado por y para los chinos con objetivo de hacer la industria de Estados Unidos no competitiva.”

Sin embargo el candidato republicano a la presidencia John McCaine ha dicho que la actividad económica que ha traído libertad y oportunidades a miles de millones de personas, también ha incrementado el volumen de dióxido de carbono de la atmosfera terrestre.”

A pesar de que las encuestas reflejan que más de la mitad del país opina que se debería tomar medidas para reducir el uso y abuso de combustibles fósiles; la compañías de energía y electricidad han declarado una guerra frontal en contra de las posibilidades del uso de luz solar como una alternativa a las fuentes de energía nucleares y de combustibles derivados del petróleo.

 Además, Donald Trump y su partido, decidieron que Estados Unidos se retirara del Grupo de Paris integrado por países industriados decididos a trabajar seriamente para evitar el colapso climático global.

Todo esto pasa por una reforma global del sistema capitalista, una necesidad de cambio de valores, una reforma de la conducta humana que se impregne del interés por el prójimo, y de la educación de gobernantes atados a compromisos con cabilderos de la industria tradicional de la energía.

Lo que sucede con el aumento del gas ozono a nivel local en Hartford, New Haven y Bridgeport, podría transformarse en un efecto permanente si no hay un cambio de autoridades gubernamentales.Los votantes deben exigir a los candidatos a puestos públicos de cualquier nivel, una respuesta a estas inquietudes.Por algo se empieza.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top