En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

LXIV Legislatura, parte de la cuarta república: Muñoz Ledo

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Por: Luis Manuel DE LA TEJA

El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, aseveró que este sábado “se consuma la transición democrática iniciada hace 30 años por una ciudadanía emergente, sus organizaciones y la oposición política al antiguo régimen”; “esta es la hora cero de la nueva República” y afirmó: “somos depositarios de los más profundos anhelos del pueblo mexicano, no lo defraudemos, por lo que encomió a sus correligionarios de Morena a guardar mesura y compostura en el pleno con la siguiente moción de orden :“hemos trascendido una época electoral, estamos en la hora de la reconstrucción nacional, no de una democracia colérica”.

En representación del Presidente Enrique Peña Nieto, la entrega formal del Informe la realizó el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida al presidente del Congreso de la Unión y de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo.

 

POSICIONAMIENTOS DEL PRIMER ANÁLISIS DEL SECTO Y ÚLTIMO INFORME DE GOBIERNO

Mario Delgado, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados sentenció  que los partidos políticos que han gobernado deben ser cínicos al indicar que han servido al país, cuando entregan un país en ruinas. La saliente administración pública federal hereda “un país en ruinas” cuyo balance del gobierno anterior lo hicieron los ciudadanos el 1 de julio al votar por López Obrador, quien dijo es el presidente más votado de la historia.

Una vez que rindieron protesta, los senadores eligieron como presidente de la Mesa Directiva al morenista Martí Batres . Los vicepresidentes serán Mónica Fernández, Jorge Carlos Ramírez Marín y Rafael Moreno Valle, y las secretarías estarán ocupadas por Guadalupe Vázquez, Verónica Delgadillo, Nancy de la Sierra y Juan Zepeda.La planilla fue aprobada por 120 votos, por siete que recibieron otras opciones.

En la Cámara de Diputados, la conformación de la Mesa Directiva quedó aprobada por 496 votos a favor y tres en contra.Con ello, el morenista Porfirio Muñoz Ledo fue elegido como presidente para el primer año de la 64 Legislatura, y en las vicepresidencias quedaron Dolores Padierna (Morena), Marco Antonio Adame (PAN) y Dulce María Sauri (PRI).

BALANCE DEL DESEMPEÑO DE LA LEGISLATURA SALIENTE

Para lograr la Transformación que el país requiere del legado del EPN que hereda un país en ruinas, la presente legislatura deberá hacer un ejercicio autocrítico. La saliente LXIII Legislatura, reprodujo muchos problemas que el Reporte Legislativo de Integralia ha detectado desde su primera evaluación, en 2011: un elevado activismo legislativo que se traduce en un número creciente de iniciativas de ley, la mayoría de las cuales no se dictamina; un uso extenso de la tribuna para fijar posiciones políticas mediante exhortos y puntos de acuerdo; un deficiente funcionamiento del sistema de comisiones; así como opacidad en el manejo recursos humanos y financieros.

 

Entre 1988 y 2018 el número de iniciativas presentadas creció de 315 a 6,186 en el caso de Diputados. En el Senado la cifra pasó de 36 en la Legislatura LVII (1997-2000) a 1,953 ahora. Esta explosión es reflejo de la creencia de que presentar muchas iniciativas es sinónimo de productividad. Falso.

Acaso el mayor problema del Congreso mexicano es el deficiente sistema de comisiones, el corazón donde se realiza el trabajo técnico de análisis y dictaminación de propuestas de ley. El Congreso tiene 187 comisiones, entre ordinarias, especiales y bicamerales. Se trata de un número excesivo que coloca al Senado mexicano como la segunda Cámara alta con más comisiones en el mundo, y a la de Diputados como la tercera Cámara baja con más comisiones. La burocratización del sistema de comisiones es resultado del clientelismo legislativo: dar cargos y estructuras burocráticas a legisladores para su promoción política personal con cargo al erario y a la eficiencia del trabajo legislativo.

 

La multiplicación de las comisiones entorpece el trabajo legislativo, duplica funciones y con frecuencia genera lentitud en el proceso de dictaminación, porque una iniciativa es enviada para su estudio a varias comisiones cuya materia se traslapa.

 

El presupuesto aprobado del Congreso (ambas cámaras más la Auditoría Superior de la Federación) ha aumentado –en términos reales– de 9,231 millones de pesos, en 2000, a 15,575 millones, en 2018. En la Legislatura que concluye el presupuesto se mantuvo constante, incluso tuvo un ligero descenso en términos reales. No obstante, se observa un sobreejercicio en los últimos años. Por ejemplo, en 2017 el gasto fue 2.7 por ciento más de lo aprobado.

 

Una asignatura pendiente es reducir los montos de asignaciones a grupos parlamentarios, recursos que funcionan en ocasiones como “caja chica” de los coordinadores parlamentarios. Aunque su monto disminuyó en términos reales a lo largo de esta Legislatura, sigue siendo muy elevado: en 2017 fue poco más de 2 mil millones de pesos en ambas cámaras. En la práctica es una suerte de financiamiento adicional de los partidos políticos.

 

 

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top