En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Las virtudes de María, por la Lic. Liliana D. González

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

María, la doncella virgen desposada con José, el carpintero de Nazaret de Galilea, fue la elegida por Dios para llevar en su vientre al Salvador del mundo. Ocho siglos después se cumplió la Palabra del Señor anunciada por el profeta Isaías: «Una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emanuel, que significa Dios con nosotros» (Mateo1:23).

¿Qué halló el Señor en María para encomendarle la misión más digna de la historia? María fue una joven conforme al corazón de Dios. Su grandeza se debe a que mientras vivió mantuvo un espíritu comprometido con su Padre celestial. El amor hacia su Dios lo demostró al cumplir su voluntad y servirle sin reservas ni cuestionamientos. Cuando Dios miró el corazón de María contempló lo que desea ver en cada uno de nosotros: un corazón humilde, sumiso, que reconoce su debilidad, que le ama por entero y que le obedece fielmente.

Lucas, narra en su evangelio que Dios envió al ángel Gabriel a Nazaret, una aldea de Galilea, para encárgale a María la misión de ser la madre del Mesías. «¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres», saludó el ángel a María; ella, turbada, se preguntaba qué podría significar ese saludo. «Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios» (Lucas 1: 28-30).

La gracia es un don gratuito e inmerecido concedido por Dios para salvación. La humanidad fue honrada con el nacimiento de Jesucristo y con su sacrificio en la cruz del Calvario. Cristo vino al mundo a sacar del estado de condenación a todo el que cree y a darle vida eterna.

Prosiguió Gabriel: «Y he aquí, concebirás en tu seno y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Este será grande y será llamado Hijo del Altísimo; y su reino no tendrá fin. Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto, puesto que soy virgen? Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el santo Niño que nacerá será llamado Hijo de Dios. (…). Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia» (Lucas 1: 31-35, 38 LBLA).

María fue bendita porque llevó al verbo de Dios hecho carne en su vientre. Todos los que llevamos a Jesús en el corazón y le damos el lugar de honor en nuestras vidas también somos benditos.

Al meditar en estos pasajes apreciamos la profunda fe de aquella humilde joven que vestida de sujeción dijo sí al llamado de su Señor. Su respuesta fue libre y voluntaria, demuestra obediencia absoluta. Ella pudo haberse negado a cumplir aquel encargo alegando que era virgen y que estaba próxima a casarse, pudo haber dicho que tenía miedo a ser repudiada y apedreada, puesto que, en la ley, Moisés ordenaba apedrear a tales mujeres (Juan 8:5).

¡Qué valor el de María! Decir sí fue aceptar dar a luz en un establo, huir de Herodes, un rey asesino cuyo plan era acabar con la vida del niño Jesús. Fue sentir una espada traspasar su alma al ver cumplirse la profecía de Simeón. Nada la hizo desistir de servir a su Dios. María estuvo a los pies de su Salvador hasta consumar su tarea. El chiquillo que ella parió, amamantó, cuidó y educó, acabó colgado en un madero, desnudo, con una corona de espinas sobre su cabeza, con clavos enterrados en sus manos y pies, fue azotado, escupido, ultrajado en su presencia; molido por nuestros pecados. Mujer virtuosa, María, la madre de nuestro Señor Jesucristo, digna de ser imitada.

______________

Copyright 2017. Si quieres leer más artículos como este sígueme en mis redes: https://lilivivelapalabra.wordpress.com/ https://www.facebook.com/reflexionesvivelapalabra/ https://twitter.com/lili15daymar

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top