En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Estrenarán obra “La Chica del Parque” en Stamford CT, protagonizada por Juan Manuel Sanabria

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

“La Chica del Parque” es una obra escrita por Eduardo Viladés y dirigida por Raúl Rivera

Por S.A. Cigány

“Es una obra con muchos matices emocionales. Mis personajes, porque interpreto cuatro de ellos, se mueven entre emociones que llegarán al público”. Esto fue lo que me contestó Genesis Tavárez, actriz dominicana quien protagoniza la obra teatral “La Chica del Parque” que estará siendo estrenada este próximo sábado 29 de septiembre en The Palace Theater, (61 Atlantic St, Stamford, CT 06901 (203) 325-4466)- Precio de entrada $20 – www.palacestamford.org – en doble función de 3PM y 8PM), a mi pregunta sobre la impresión que esta obra teatral dejaría en el público.

Juan Manuel Sanabria, primer actor de Connecticut, nativo de Argentina, es quien interpretará la contraparte protagonista de esta historia de personajes en un estado de búsqueda y encuentro emocional profundo.

“El final los va a impactar. No quiero revelar mucho”, dijo Genesis con una risilla de quien se sabe inmersa en euforia artística. Aquello que dijo me puso a pensar mucho de mi propia experiencia, aun cuando algo limitada en comparación con quienes hacen una vida y entregan la misma al arte hermoso de hacer teatro; que el teatro es un arte mágico donde la audiencia tiene la oportunidad de perderse en un momento real, en vivo, en algo más que la monotonía de una vida predecible.

El teatro, verán ustedes, es todo menos predecible.

Para empezar, tenemos ensayos y muchos de ellos. Tenemos libretos potentes, directores con pasión por transmitir lo que el libreto les comunica a ellos y lo que ellos traducen al público.

El hacer teatro es un trabajo arduo e intenso porque las emociones se tejen y entretejen entre actores que buscan espacios varios para ensayar. Son meses donde cada actor torea sus trabajos cotidianos, sus horarios demandantes, sus responsabilidades mundanas y salen cansados de esa vida tan común para adentrarse en algún sótano de un amigo, en las diminutas salas de sus propios departamentos, en un garaje que alguien les prestó para ensayar por un par de días o hasta horas nada más.

Llegan, bajan su pesado equipaje, arman el espacio y se concentran, cada uno a su manera. Unos se alejan y buscan soledad. Otros buscan música. Otros charlan divertidos con el director, con el asistente de director, o con los voluntarios ayudantes quienes están ahí para tirar letra, para asistir con el escenario improvisado, para brindar el tan importante café, para ayudar a recoger el reguero que conlleva construir cada escena y cada acto. Todas estas figuras participantes dentro de la danza maravillosa de llevar letra a acto, manuscrito a teatro, ven de primera mano la pasión, sacrificio y entrega que requiere llevar una obra de teatro al público.

“El arte no tiene precio” dijo Juan Manuel Sanabria, o Juanma como le dicen quienes lo conocen bien. Tiene razón y mucha. Este proceso de meses y hasta años a veces, no tiene precio porque cuesta demasiado tiempo, dedicación, sudor, pasión, paciencia como para poder monetizar en burdo dólar lo que realmente se ha dejado sobre cada espacio utilizado.

Y todo por el momento de entrega total sobre un escenario.

Todo por pararse frente a esas luces que ciegan y no dejan ver al monstruo de mil cabezas y corazones que se sienta detrás de ellas, expectante, ansioso, esperanzado, juzgón y atento a cualquier error. Oh, porque eso es el público, eso eres tú y eso soy yo cuando vamos a ver una obra teatral. Somos un monstruo que podemos devorarnos a cada actor, o rugir en fiero aplauso para comunicarles que son magníficos artistas de alma valiente.

El estado de Connecticut se mueve y produce gracias en gran parte a la mano de obra latinoamericana. Somos fuertes en trabajo y en ética, muy poderosos en cultura y esto debemos demostrarlo con lo que Génesis Tavárez describió como “apoyo”.

Apoyo. La palabra lo dice todo y existen personas claves que representan bien esa palabra como lo es Pilar Peláez, propulsora de este proyecto y muchos otros proyectos/eventos culturales dentro de nuestra ciudad de Stamford y ciudades hermanas. Es ella y personas como ella, piezas claves en traer múltiples opciones culturales para nosotros escoger y disfrutar.

Ese apoyo y esa entrega la debemos darla todos. Por eso los invito a que lleguemos a decir, haciendo acto de presencia este sábado 29 de septiembre en The Palace Theater, que los latinoamericanos somos un poder cultural en esta ciudad y que apoyaremos a brazo partido, a silencio atento, a aplauso merecido, a hermandad latinoamericana, cada proyecto cultural que Pilar y otros arduos activistas culturales de nuestra ciudad puedan ofrecer.

Al fin y al cabo, amigos lectores, si no estamos para hacer presencia… ¿realmente estamos?
https://www.facebook.com/882435103/videos/10160097326605104/?t=3

 

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top