En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Luka Modric más grande que los grandes

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Tuvo que pasar más de 10 años para que se pudiera escoger un jugador diferente al argentino Lionel Messi, y al portugués Cristiano Ronaldo, como el mejor jugador del mundo.

Esta vez el hombre que, con su magia, liderazgo, polenta y jerarquía, le quitó el trono a los más grandes del planeta; su nombre es Luka Modric, quien nació en la ciudad adriatica de Zadar, en la aquel entonces Yugoslavia. Modric, fue elegido como “El Mejor Jugador del Año de la UEFA y ganador como: “El Mejor de la FIFA 2018” o “The Best of FIFA 2018”. Un premio más que merecido para un hombre que con humildad y un excelente trabajo futbolístico, se lo supo ganar.

Muchos lo califican como el jugador más inteligente del mundo; otros como el cerebro del Real Madrid y, además, los mismos croatas, aseguran que es el mejor jugador de toda la historia de su adorado país balcánico.

Y, lo más importante de este premio es que se le reconoce su entrega y jerarquía, en la consecución de la tercera Liga de Campeones del Real Madrid, y la cuarta en los últimos cinco años; además, el lujoso y decoroso segundo lugar en el Mundial de la FIFA Rusia 2018, con su selección.

Esto es solo el preámbulo de la historia de un jugador que, desde su infancia, y ante la escasez de todo lo necesario para jugar al fútbol, tuvo el coraje y la valentía de vencer la adversidad, con su pasión por el futbol y el sueño de ser uno de los mejores jugadores del mundo.

A sus 16 años, ya hacia parte del mundo del futbol, y jugo por primera vez con el H.S.K. Zrinjski Mostar, equipo de Bosnia-Herzegovina, el día 3 de agosto del 2003.

Pese a tener una figura delgada y poco visible para el aficionado, su talento y su magia con el balón, lo hacían visible ante extraños y amigos. Fino con sus pases, y matemático en su entrega. Tiene la mirada de un águila y la precisión de un francotirador; cada pase que sale de sus botines es un gol sin atenuantes. De sus acertados pases muchos han conseguido la gloria, y aunque poco se lo reconocen, este premio le acredita toda esa labor como genio y figura en la zona medular.

Su imagen y semejanza a la del holandés Johan Cruyff, le dan el aval de ser un hombre con la sapiencia e inteligencia del que sabe con el balón. Se le reconoce también como: “El Cruyff de los Balcanes”. Es un jugador que sabe cuándo hacer la pausa, y cuando acelerar el ritmo del partido. Se le acredita su visión y ubicación de sus compañeros de equipo en el terreno de juego. En lo individual y en lo colectivo, no hay como él. Sabe cuándo hacer su jugada personal, y además aportarle cuando en lo colectivo se requiere.

Su futbol nació defendiendo los colores del Dinamo Zagreb. Allí, todos los balones pasaban por los pies del croata, y desde sus botines salían las mejores acciones de gol para su equipo. No había balón que Modric no tocara, pasara o pisaba. Su aporte lo llevo a que los mejores equipos del futbol inglés se interesaran en sus cualidades como volante central o mediocampista ofensivo.

En el 2008, el Tottenham Hotspur Football Club, aprueba la contratación de “Lukita”, y paga por su transacción unos 16.5 millones de libras, que era el equivalente a unos 20 millones de euros. Con ellos vive un romance por más de cuatro años, en donde lo apoyaban en momento de crisis por varias lesiones que lo alejaban de la línea titular. En ese entonces el técnico Harry Redknapp, le dio todo su apoyo, y siempre esperaba su pronta recuperación para darle el mando de la zona media.

En el 2012, estalla la gran noticia, y través de las redes sociales se da el fichaje de Modric, al Real Madrid, por la suma de 30 millones de euros.

Desde ese entonces hasta ahora, lo único que ha pasado en su vida es la cosecha de triunfos, títulos y honores. No solo con los albos sino con su selección.

La nota triste de este premio otorgado al “Tímido y Callado Modric”, es la apatía con que su ex-compañero de equipo Cristiano Ronaldo, lo ha tomado, pero la verdad, en mi opinión muy personal, este premio se le ha otorgado al mejor jugador del mundo, por su arduo trabajo, por su entrega, por su sacrificio y sobre todo por su humildad y amor por la camiseta que viste, ya sea con el Real Madrid o la misma Selección de Croacia. Este premio se lo dieron por ser un jugador completo, dentro y fuera de la cancha, por su inteligencia y magia con el balón. Este es Luka Modric, el más grande entre los grandes, y punto.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top