En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Sacerdote mexicano renuncia a iglesia de Connecticut por comportamiento inadecuado con niños

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

BRIDGEPORT. El mismo día en que el Obispo Frank Caggiano anunció su Misa de reparación y la restauración de la oración al Arcangel San Miguel, la diócesis publicó una carta suspendiendo las facultades sacerdotales al padre Frank Gómez para iniciar una investigación en torno a un comportamiento inapropiado sobre las políticas en relación a los niños y la parroquia, aunque el religioso no tocó sexualmente a los niños pero si les envió mensajes de texto y regalos que molestó a sus padres.

Caggiano pidió a Gómez que se sometiera a un tratamiento en Canadá pero el sacerdote renunció después de que se supiera que enviaba mensajes de texto a menores de edad, “durante un período de tiempo significativo” y ofreció regalos a menores sin el consentimiento de sus padres.

Gómez también tuvo un contacto físico con menores que no era de naturaleza sexual, pero que hizo que tanto los menores como los adultos se sintieran incómodos, dice en una carta que publicó la Diócesis de Bridgeport firmada por el Obispo Caggiani.

Si bien el comportamiento de Gómez no era ilegal ni inmoral, era una grave violación de los límites con los menores y una violación del código de conducta de la diócesis, reza en la misiva que envió el Obispo a sus diocesanos.

Nada parecía perturbar la carrera religiosa del P. Frank Gómez, nacido en Puebla, México, ordenado sacerdote en Bridgeport y párroco de la iglesia Saint Charles Borromeo, cuando en febrero de este año fue posesionado como “Decano” de las iglesias, el puesto más alto de la diócesis después del obispo.

Gómez ingresó al Centro Saint John Vianney en Pensilvania a fines de julio, y un mes más tarde, el personal le recomendó que continuara el tratamiento en el Instituto Southdown en Toronto. Sin embargo, Gómez se negó y decidió abandonar el sacerdocio, y consecuentemente el obispo lo ha declarado impedido de ejercer el Sagrado Orden del Sacerdocio.

El actual escándalo de abuso sexual comenzó con la diócesis de Nueva York anunciando en junio que existían acusaciones creíbles de que el ex cardenal Theodore McCarrick, cuya depredación homosexual había sido un secreto a voces en los círculos de la iglesia durante décadas, abusó sexualmente de un adolescente mientras era sacerdote en Nueva York.

A medida que siguieron las acusaciones contra McCarrick, el gran jurado de Pensilvania publicó un informe a mediados de agosto que detallaba décadas de acusaciones de abuso sexual clerical y su encubrimiento en seis diócesis.

Eso provocó llamamientos generalizados para que el Cardenal Donald Wuerl, mencionado más de 200 veces en el informe, renunciara, así como llamamientos para investigar el papel de los obispos en encubrir el abuso sexual en la Iglesia. Y el testimonio del arzobispo Carlos Vigano afirmó que el Papa Francisco y varios cardenales, obispos y sacerdotes sabían sobre McCarrick, pero lo colocaron en puestos de influencia.

El obispo de la Diócesis de Bridgeport Frank Caggiano,  ordenó a todos sus sacerdotes y feligreses que recen la oración al San Miguel Arcángel después de cada Misa en respuesta a la crisis de abuso sexual que azota a la Iglesia Católica, solicitud efectiva desde el 15 de septiembre en la fiesta de Nuestra Señora de los Dolores.

El sacerdote nativo de México Frank Gómez, párroco de la iglesia católica Saint Charles de Borromeo,  renunció en medio de acusaciones de que violó las políticas de la iglesia sobre el contacto con niños, aunque las autoridades diocesanas insisten en que no es acusado de conducta sexual inapropiada.

La Diócesis de Bridgeport anunció semanas atrás que el Rev. Frank Gómez de la Iglesia St. Charles Borromeo en Bridgeport optó por renunciar en lugar de someterse a “tratamiento y evaluación” en una instalación en Canadá.

Funcionarios de la Diócesis dicen que Gómez envió mensajes de texto a niños sin el conocimiento de sus padres, les ofreció regalos y estableció un contacto físico que no era sexual, pero que hizo que la gente se sintiera incómoda.

El obispo Frank Caggiano dijo que Gómez fue acusado de “graves violaciones de los límites” pero nada “ilegal o inmoral”. Gómez fue previamente puesto de baja.

: El P. Frank Gómez, nativo de Puebla-México, fue posesionado en febrero de este año como el nuevo “Decano” de las doce parroquias de Bridgeport. El sacerdote, además asumió el papel de Maestro de Ceremonias de la Catedral y era uno de prelados con mayor rango dentro de la Diócesis de Bridgeport.

En la posesión del nuevo Decano, que era hacerse cargo de las doce iglesias católicas de Bridgeport, se realizó en una Misa celebrada en cuatro idiomas (inglés, español, criollo y portugués), ante una iglesia completamente llena y con la asistencia del Grupo de Jóvenes de Saint Charles, particular importante puesto que el sacerdote mexicano ha sido pionero en la aglutinación de jóvenes dentro de su iglesia.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top