En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

“Casi se cae del avión en Lima. La salva el piloto”, por La Tia Julia

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Tía Julia: Cuando sucedió el accidente pensé donde reclamar porque parece que mi suegra Benigna tiene un nervio pillao.Como ella es medio vieja y viaja mucho, en medio de ese traqueteo de las salidas y bajadas en aeropuertos, lo que pensamos en nuestro reciente viaje fue salir pronto del embrollo y conformarnos con las vicisitudes de esta existencia que a veces nos mira con ojos de tristeza de vaca infinita.

Lo que pasa tía es que cada año y para celebrar la conmemoración del Mes Morado del Señor de los Milagros en Lima, acompaño a mi suegra a participar en las novenas, misas, procesiones de cofradías, y otros eventos dedicados a este milagroso Santo.

De esta manera, con el alma alborozada por la fe y el deseo de vivir esta multitudinaria experiencia; compramos unos boletos clase turista barata de la línea Latam cuyo nombre todavía no entiendo mucho, pero parece ser un monopolio; y nos fuimos con Benigna que es mi suegra hacia el cono sur.

Como a mi suegra no le gusta el viaje directo, prefirió (oh Dios!), un vuelo que iba desde Nueva York a Miami y de Miami a Lima, es decir con una escala.Lo primero que me sacudió el cerebro fue comprobar que la gente de esta línea son más duros que una pata cruda y que la merienda que sirvieron para el vuelo de tres horas fue una burla.

 Nos tuvimos que conformar con un chocolate marca gato, unos pretzels enanos que daban más risa que el discurso del comediante Trump en las Naciones Unidas; y de los que le envió una muestra para que usted y los editores se rían cuando vean este anti prodigio.Lo que debo reconocer querida Tía es que como a mi suegra se le hace difícil caminar ya que la pierna se le va pal’ lado, le pusieron una silla de ruedas guiada por un ayudante que ayudo mucho en estas cosas y me evito a mí un viaje trabajoso.

La cosa fue que después de la “merienda” y llegando a Miami que es un aeropuerto monstruosamente grande con más salidas que un estadio; la cosa se nos complicó porque debido a la idea de mi suegra de hacer escala tuvimos que movernos desde el terminal J al Z (ahora no me acuerdo muy bien de letras ni números) y entonces la que necesitaba la silla de ruedas era yo, aunque en la mitad del camino nos subieron a un carrito que manejaba un muchacho cubano que era de la Habana donde no comen puerco sino que pueco. Gente muy simpática que están en todos lados y son muy amables.

Finalmente nos montamos en un avión más grande y cómodo que viajaba a Lima y se notó pa’ seguida la diferencia entre un avión profesional y la guagua área en que nos montaron en Nueva York.Como al despegar ya caían las sombras de la noche, y después de ascender a los 36,000 pies, nos sirvieron una cena muy decente y como las aeromozas y aeromozos eran argentinos, el servicio fue muy distinto y gentil, viste. A Benigna le gusta ir al baño y viera usted como la ayudaron.

Las películas eran algo antiguas y aprovechamos de ver “El derecho a nacer parado,” “Tarzan en la isla del sobrino de King Kong,” y un interesante documental pornográfico acerca de la vida sexual de las hormigas.

Tía, y ahora viene el problema.Llegando al aeropuerto Jorge Chávez que como usted sabrá está en la provincia del Callao, pero que sirve a Lima; por la ventanilla observamos (oh Dios) que no había lo que nosotros llamamos “manga” y que es el conector desde el avión hasta la entrada.Lo que vi me dio escalofríos por que trajeron una de esas escalinatas que se usaban en los años 70, y mi pregunta fue como bajo a mi suegra.

Un muchacho muy atento vino a explicarnos el rollo y pregunta si Benigna podría hacer un esfuerzo y bajar los 23 escalones que como usted sabrá en El Callao siempre están húmedos por la cercanía al Océano Pacifico que no es tan Pacifico.

Con el deseo de bajarnos ya porque nos esperaban los familiares de mi suegra, tratamos de bajar, pero en el primer escalón de la bendita escalera mi suegra casi se nos va y si no es por el capitán de la nave que había salido a despedirnos, mi suegra habría bajado por el tobogán con peldaños.

Tía, yo estoy agradecida de los servicios de la línea aérea, aunque no tanto con las meriendas de Nueva York a Miami, pero mi suegra quedo parece con un nervio pillao.Por favor díganos si tenemos un caso para el abogado.

Por favor oriénteme que mi suegra está muy adolorida y tendrá que ir en una silla (que empujo yo uffff) a la procesión del Señor de los Milagros.Ojala ocurra un milagro.

Se le quiere mucho demasiado,

Yetuiska


Respuesta

Yetuiska, en confianza te llámate Yetu; y se ve a tres millas que eres una buena nuera acompañando a tu suegra Benigna a estos viajes inspirados por la fe en el Señor de los Milagros, Santo muy conocido en Connecticut.Lamento lo del accidente y te diré que eso de las escaleras para bajar de un avión grande o chico es un peligro mucho demasiado y tu suegra tienederecho a una compensación por los exámenes médicos y malestares que está sufriendo.

Para ir por partes como decía un carnicero, es incomprensible e injusto que el poderoso consorcio Latam no saque chavos de las millonadas que hace diariamente para tener las famosas mangas que comunican la entrada y salida de los aviones con las salidas o entradas.

Para que tú sepas la compañía Latam Airlines Group S.A. es una fusión de una línea aérea brasileña Tam (como el tam-tam de las congas) con la anteriormente conocida Lan Chile.Este arreglo comercial con olor a monopolio se hizo en Chile el 13 de agosto del 2010 y después de muchos ajetreos legales de los que son expertos este señor Pinera y sus socios; se consolida este imperio aéreo que cuenta ahora con 315 aviones de pasajeros, 137 destinos en 24 países, siendo así el consorcio aéreo más grande de Latinoamérica.

Es una vergüenza que con los chavos que hacen, no proporcionen bajadas del avión que sean seguras a través de los conectores y no a través de peligrosas escalas usualmente húmedas debido a la cercanía del aeropuerto al mar.

Por otra parte ya había escuchado hablar de las ridículas raciones y meriendas de dieta que sirven en los vuelos entre Nueva York y Miami.Aunque es cierto que ofrecen vuelos baratos y convenientes, les recomiendo a los pasajeros que sufran de diabetes o que tengan buen apetito que lleven en sus bolsillos emparedados de lechón para saciar el hambre y la ansiedad.Por otra parte el servicio de aeromozas y aeromozos es másbien triste ya que al parecer no le pagan bien a los empleados.

Me parece que el problema del accidente es también responsabilidad del aeropuerto Jorge Chávez de donde salen y llegan 22 millones de pasajeros al año y que está en una crisis de expansión ya que está quedando chico para tanta demanda.Este aeropuerto tiene un crecimiento del 13% y es una de las conexiones principales con los países asiáticos (más chavos).Es cierto que están construyendo o construirán otra pista para facilitar las salidas y aterrizajes de aviones gigantescos, que habrá una nueva torre de control, pero no dan abasto con tanto vuelo.

Yo me alegro y nos alegramos por el crecimiento del aeropuerto Chávez, pero deben ponerse las pilas y pensar en la comodidad de los pasajeros ya que un aeropuerto no es una parada de buses y si quieren acomodar a los aviones gigantes Boeing 747 y 777, además de la futura aparición del Airbus A340, tienen que proveer mangas de conexión y enviar las escalas de los años 60, a aeropuertos más chicos.

Estos consorcios no están pensando en la comodidad de personas como tu suegra o pasajeros con problemas físicos sino que en cobrar.Latam y el aeropuerto deben tener cuidado y sinceramente espero que Benigna no tenga un problema grave en la esparda.

Mija, consulta con abogados por las molestias y veamos lo que sigue pasando.También es una buena idea que les paguen más a los muchachos y muchachas que transportan a los discapacitados o adultos mayores en las sillas de ruedas que tienen que estar rogando por propinas que se merecen, pero que como en los casos de los empleados de los DD, debieran pagar esta gente que esta forrada de billetes.

Se les quiere mucho, La Tía Julia

Comentarios a los consejos de la Tía Julia de la semana pasada.

Yo creo que con lo del texteo, ya están asesinando el idioma inglés y español además de la confusión de las dos lenguas.Terminaremos regresando a los jeroglíficos egipcios o de sumeria.Beatriz de Norwalk.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top