En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

52 millones de dólares paga iglesia de Connecticut a niños víctimas de abuso sexual

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

BRIDGEPORT – La Diócesis Católica Romana de Bridgeport pagó 52.5 millones de dólares para resolver reclamos de abuso sexual por parte de sacerdotes desde 1953; junto con esta información, que fue parte de un informe que se publicó el miércoles, la Diócesis reconoció mayores costos.

“Mi corazón se rompe por el daño a las víctimas y la traición de los fieles causados por el pecado de abuso y el fracaso reiterado de la iglesia para actuar de manera decisiva y transparente para proteger a los jóvenes”,. “Deseo expresar mis más sinceras disculpas a los afectados por esta tragedia”, dijo el Obispo Frank Caggiano al publicar el informe.

“Durante demasiado tiempo, el liderazgo en la Diócesis trató a nuestros clientes como enemigos de la iglesia”, dijo Jason Tremont, cuyo bufete de abogados de Bridgeport Tremont, Sheldon, Robinson y Mahoney representó a la mayoría de las personas que recibieron los agravios enumerados en el informe de la Diócesis. “Uno se pregunta si la diócesis habría emitido este informe en ausencia de la investigación del gran jurado de Pensilvania” sobre el abuso sexual de niños por parte de sacerdotes.

“Las acciones actuales del obispo Caggiano son pasos en la dirección correcta, pero hay más por hacer”, dijo Tremont. “Desafortunadamente, este informe no incluye las reclamaciones válidas de las víctimas que ahora tienen más de 48 años”.

Hubo 156 acusaciones desde 1953 en la Diócesis, con un promedio de 337.000 dólares.

Monseñor Frank Caggiano de la Diócesis de Bridgeport, presentó el informe sobre el pago en indemnizaciones a las víctimas de abuso sexual perpetrado a niños que acudían a la iglesia desde la década de los 60.

El informe señala que el 97.7 por ciento (51.5 millones de dólares) de las demandas fueron por reclamos de abuso que ocurrieron antes del 1990, y la mayoría ocurrió en la década de 1970. Hubo un arreglo de un presunto abuso de un niño por un sacerdote que ocurrió después de 2000. El informe indica que se pagaron 46.2 millones por reclamos de abuso contra 12 sacerdotes.

Un sacerdote, el reverendo Raymond Pcolka, fue responsable de 11.9 millones de dólares en acuerdos, según el informe. Fue acusado de abusar de 23 niños en la década de 1970, fue expulsado en 2004 y murió cinco años después.

Según el informe, desde principios de la década de 1990, la Diócesis también pagó 6.5 millones de dólares en honorarios legales por reclamos de abuso.

Caggiano anunció el 3 de octubre pasado que había designado a un juez retirado para investigar los reclamos de que la Diócesis había encubierto el abuso sexual de niños por parte de los sacerdotes durante décadas, y que iba a hacer público el monto de los casos que la diócesis había pagado.

“Ruego que este informe financiero y otras medidas que estamos tomando representen el comienzo de un nuevo capítulo de transparencia y responsabilidad en la Diócesis”, afirma el obispo en una carta que acompaña al informe financiero.

El informe señala que el 92 por ciento de los acuerdos se pagaron a través de la venta de propiedad de la diócesis, seguros y de los acusados en demandas de abuso. Afirma que desde 2014, después de que Caggiano se convirtiera en obispo, se implementaron procedimientos para garantizar que no se utilizaran fondos para los casos de la Apelación Católica Anual.

La Diócesis enumera a 26 sacerdotes en su sitio web que han sido acusados creíblemente de abuso sexual. Desde la década de 1960, según sus propios registros entregados a los tribunales, se ocultaron las acusaciones de abuso contra los sacerdotes y los sacerdotes acusados de abuso fueron trasladados de parroquia a parroquia.

Los registros muestran que el obispo Walter Curtis ocultó el abuso de los sacerdotes en la década de 1970 y su antecesor, el obispo Edward Egan, quien luego se convirtió en el cardenal de Nueva York, continuó la práctica a principios de la década de los noventa.

“Los obispos resuelven los casos sexuales de niños para proteger las carreras y la reputación de los funcionarios de la iglesia que ocultaron el abuso”, dijo David Clohessy, fundador de la Red Nacional de Sobrevivientes de los Abusos de los Sacerdotes. Así que una figura masiva como ésta (en el informe) sugiere que muchos empleados católicos de Bridgeport de alto rango ocultaron crímenes horribles”.

Clohessy continuó: “Esta figura debería animar a los feligreses locales a exigir acciones reales para prevenir y exponer los delitos sexuales del clero y los encubrimientos, y los laicos deberían, a la luz de este escándalo, frenar a grupos a que detengan el abuso y no apoyar a grupos que permiten el abuso”.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top