En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

“Mi vida es ahora caótica y no es que trabaje en la Casa Blanca”, por La Tia Julia

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Tía se le saluda con respeto y mucha consideración.

Deseo a nombre de mis amigos y amigas, desearle un Buen Día del Pavo o lo que usted coma porque las tradiciones cambian y tano es asi que en un Restaurant-Pizzería que se llama “Fillo de Corleone Putanesco” localizado en la calle Franklin en Hartford; preparan la ya famosa “Pizza Turchia Tutti” que sin ser el pavo tradicional, le da sabol de Acción de Gracias.

Después de este breve preámbulo quisiera ir de inmediato al tema que me preocupa.Resulta Tía que soy un hombre más transparente que un ojo de vidrio y no me las callo na, como otros que guardan silencio y después se quejan de las heridas en el piso del estómago producidas por sentimientos reprimidos.

Por lo anterior he de contarle que le he sido infiel a mi esposa y todavía no se había dado cuenta, hasta que con mi novia Clorinda, “la mujer de las nalgas lindas,” hemos seguido al pie de la letra los consejos de las muchachas Orgasmo que tienen en su periódico esa columna tan educativa que a uno le ayuda a limpiarse de tapujos y temores.

Nuestra relación llevaba ya siete meses comenzando un día en que hablábamos de nuestros matrimonios.Florinda se quejaba de que su esposo es más aburrido que una puerta, monótono en lo del acto, y que con el tiempo (todos estamos en los 40) se ha puesto más flojo que gato de prostíbulo, al extremo que una noche se quedó dormido en el medio del hecho y Clorinda pensó que había fenecido.

Por mi parte, mi esposa todavía tiene energía, pero yo tengo más y hay noches en que llega cansada porque trabaja en una fábrica de zapatos reciclables donde la explotan pagándole 11 pesos la hora.Los dueños son tan duros, apretados, cicateros, mezquinos, roñosos, tacaños, avaros, y miserables que se asemejan a la familia Trump que ahora está chupando gratis utilizando gratis los servicios de transporte gubernamentales que nosotros pagamos con los impuestos que Trump no paga na.

Debido a eso, y una noche en que salimos a comer a un restaurante escondido cerca de un parque en Newington donde el lema es “Del parque al restaurante y del restaurante al parque,” nos imbuimos, embebimos, y saturamos profundamente en la pasión y nos hicimos trizas y fragmentos cósmicos en un motel llamado “Polvo Eres y Despiertas Cansado” situado en el Berlin Turnpike que administran unos muchachos de Bombay que no creen en la importancia de usar papel de toilette.

Desde allí comenzamos nuestros encuentros al comienzo con cierta prudencia; pero en la medida en que nos fuimos conociendo y soltando, leíamos las posturas que recomiendan las muchachas en sus artículos, y nos hemos convertidos en adictos a la relación sexual.

Como soy tan transparente y quiero ser claro con usted, le diré que usando una de las nuevas posturas llamadas el “alicate de carne,” Florinda se emocionó tanto que me ha rasguñado con ahínco y una intensidad extrema las dos nalgas.

Yo sentí el dolor, pero como soy macho no dije nada ya que anteriormente le había hecho lo mismo y ella no se había quejado.Ya para la segunda tanda de la puñalada de carne, los rasguños alcanzaron mis espaldas y sentí el aguijon de pasión en el omoplato derecho.Es verdad que en una oportunidad yo le había dejado dos marcas en su cuello y para disimular tuvo que usar pañuelos de colores dos semanas en el verano cuando afortunadamente estaba lloviendo.

Tía, y aquí viene el problema.A mí me agrada dormir en la calato ya que sufro de calor y mis ex amantes me llamaban “guatero diabólico.”Desde que tuve el accidente con Florinda, comencé a usar un pijama, cuestión que no dejo de extrañar a mi esposa. Yo usaba como excusa el frio reinante, pero ella no creía.Una noche de octubre me desperté sobresaltado por un manotazo en las nalgas y mientras recibía bofetadas, mi mujer me gritaba “degenerado,” “sucio,” “ramero,” “traidor,” “rufián,” “depravado,” “ruin” y “bribón.”

A pesar de que estaba medio dormido me di cuenta del problema.Entre dormido me había despejado del short y esa fue mi desgracia.“Desde aquel día,” como cantaba Rafael, se mudó con su mai y se llevó a mis dos nenas.Por texto he tratado de explicarle que sufro de un tipo de alergia que se manifiesta con rasguños que inconscientemente me hago yo mismo debido a sentimientos de culpa cuando le escondía la caja de dientes a mi abuelita, pero ella no me cree.

Tía, le rogaría que me aconsejara de una manera transparente y sincera.Seguiré sus consejos al pie de la letra y estoy dispuesto a romper con Florinda, dedicarme al hogar, a mis hijas y ser fiel a mi sacrificada esposa y si es necesario hacer un voto de castidad por doce meses.

Gracias de antemano y aproveche bien el Día del Pavo.

Manolo


Respuesta

Manolo,

Tu trasparencia me parece una cualidad positiva, pero que eres un sinvergüenza, desfachatado, tunante y traidor, lo eres.

Lo que sucede Manolo es que muchos infieles como tu, buscan amantes para luchar en contra de la monotonía en que caen los matrimonios, cuestión considerada normal de acuerdo a sexólogos y estudiosos del sistema matrimonial.

Había pensado referirme a la luna de miel, pero como ahora la gente ya no habla face to face o “cara a cara, pecho al frente” sino que texteando o interneteando; este periodo de un viaje o estadía en un hotel los primeros días del matrimonio era una costumbre en Inglaterra en las clases sociales con más chavos y después de unas ceremonias y fiestas de boda llena de boato, grandiosidad extrema, derroche, pompa y ostentación; se acostumbraba a que los novios hicieron un viaje para visitar a familiares que no habían podido asistir al grandioso evento.

Ahora eso ha pasado a la historia ya que las parejas se acuestan y gozan de la intimidad profunda antes del matrimonio y los padres están cansados ya de que sus hijos o hijas se casen y a los siete meses estén separados y en planes de divorcio.

Como en todo, en los primeros meses de intimidad todo es sonrisas, alegría y no hay peleas ni disturbios.Sin embargo en unos estudios llevados a cabo por doctores de la Universidad de Fargo, a cuatrocientasparejas de recién casados, incluidos los LGBT; para un 14% de los hombres y un 10% de las mujeres, la felicidad inicial se había esfumado como el vapor de un cigarrillo artificial a los treinta meses después de la fecha de la boda.

Según revelaron los estudios, los hombres comenzaron a darse el palo a menudo, experimentaron síntomas de depresión y hasta hubo episodios de violencia doméstica.

La buena noticia fue que un 75% de las parejas dijeron que continuaban sintiéndose bien y hasta mejor en la relación matrimonial.

Esto tiene que con tu infidelidad y la de Clorinda que le están colocando cuernos a su esposo y esposa respectivamente, porque la unión conyugal es más compleja que un problema de trigonometría y ni el buen sexo puede reemplazar a la buena comunicación, la solidaridad de la pareja, el respeto y la creatividad.

Personas que han sido exitosas en el matrimonio dicen usar la llamada “conquista permanente,” es decir creen que el amor no es algo milagroso y que las parejas requieren de orientación.El uso del gimnasio, los buenos modales, el respeto hacia la otra persona son la clave de un matrimonio exento de infidelidades.

En tu caso y el de Clorinda tu amante, me parece que han faltado estos ingredientes, el buen humor, la comunicación, evitar caer en la monotonía, buscar formas de tratar nuevas cosas y jablar mucho como decía mi tío Florencio.

Siempre existe la posibilidad de que la esposa perdone y a veces con más facilidad que el hombre.Pero sucede que si la mujer ha sido infiel el hombre, el esposo tiene más problemas para recuperarse ya que sufre mucho más su autoestima y se siente menos hombre.El rencor puede que dure toda la vida y el coraje de que su esposa haya tenido una relación afectiva con otro hombre, le trabaja profundamente en el cráneo y surgen las reacciones llamadas por Cicerón, eminentemente testiculares.

Con esto te advierto que debes ser transparente con tu esposa y que quizás te perdona o no te perdone sino que todo lo contrario.Recuerda siempre que las mujeres no tenemos nada de bobas y que a veces nos hacemos pasar como ingenuas, “pero estas son una de nuestras tretas,” como decía María Félix.

Cuídate y lo siento, pero estas metido en un lio.

Tía Julia

Comentario a los Consejos anteriores de la Tía Julia.

“A mí no me agrada el pavo, sino que los chicharrones de lechón.Es que soy patriota y partidaria de la independencia de Puerto Rico.”Lupita de Stamford.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top