En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

El alcalde Bronin y concejales pelean contra grupos poderosos

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Yo no sé si habrá una segunda intención detrás de este precedente pocas veces difundido por los medios de comunicación (creo que tengo el síndrome de Eugenio Caro que plantea: “en política no todo lo que se ve es cierto”) pero aun sea así lo vemos y catalogamos como un paso importante para el progreso de la ciudad y la de todos los que vivimos en ella. La noticia es que a finales del mes de noviembre 2018 tuvimos acceso a los archivos de la ciudad y nos topamos con la sorpresa de que líderes de la ciudad están tratando nuevamente de persuadir a un Juez de que les permita desarrollar en los alrededores del Estadio Dunkin Donuts un proyecto urbanístico y comercial tal como estaba planeado desde la concepción misma del Estadio. Todo esto a pesar de una demanda que no permite ninguna construcción en esas parcelas.

Abogados de la ciudad presentaron una moción en la que piden a la corte levantar un embargo hecho por la constructora Centerplan Co. para que la ciudad pueda seguir con los planes de desarrollo de esa parte de la ciudad en los alrededores del Estadio. Informes dan cuenta de que la ciudad tiene el visto bueno para un nuevo proyecto en ese sitio que incluye 800 apartamentos y 60,000 pies cuadrados para negocios, pero la ciudad no puede proceder hasta que el embargo sea levantado. Documentos muestran que uno de los acápites de la moción dice: “Dada la relación de fricción entre los demandantes y la ciudad está claro que estas partes nunca van a cooperar para el inicio del proyecto”. Escribieron las abogadas Leslie King y Murtha Cullina abogadas de la ciudad.

En septiembre de este año la ciudad presentó una moción de juicio sumario buscando poner al descubierto la larga disputa sobre el control de los terrenos, pero el Juez Thomas Moukawsher negó la petición indicando que la ciudad de Hartford no podía terminar el arrendamiento de los terrenos con Centerplan a menos que esta no cometiera alguna falta. Debemos recordar que Centerplan Co. ganó la oferta original para la construcción de los espacios de oficina y los apartamentos, pero fue despedida de todo el proyecto después de fallar con dos fechas para finalizar los trabajos de construcción del Estadio de Béisbol que fue finalizado por otra firma constructora y abierto el año pasado. Después de este impase Centerplan demandó a la ciudad por alegada arbitrariedad en el contrato. Cabe recordar que la administración de Pedro Segarra junto a la ciudad, que ahora es un compromiso de Bronin, tiene una deuda de 71 millones que se hizo para iniciar este proyecto. La ciudad está esperanzada en la construcción de este proyecto de viviendas para así recabar impuestos y apostar al desarrollo de Hartford. Las abogadas de la ciudad dicen: “Centerplan no tiene nada que perder si la ciudad recupera el control sobre los terrenos ya que la demanda continuaría en los tribunales. Sus derechos están protegidos. Si estos continúan con el embargo a los terrenos y retrasando el proyecto no conseguirán ninguna reconciliación con la ciudad ni contribuir en la solución del problema”.

Visto claramente el problema entre las partes no cabe duda que Centerplan Co. fue negligente e incapaz en la construcción del Estadio y que está recurriendo a estrategias legales que no conducirán a la solución del problema. Lo que hacen es retrasar el progreso de la empobrecida ciudad que necesita ingresos fiscales para salir de la dependencia estatal. Como dato importante debo mencionar que Centerplan demanda a la ciudad por 90 millones en daños y perjuicios. Ciertamente Centerplan Co, no tiene calidad moral para demandar a la ciudad porque falló dos veces en la construcción del Estadio, todo lo contrario, demandar a la ciudad es un absurdo e irracional pensar que van a ganar en los tribunales esos 90 millones que al final lo pagaremos todos nosotros. El alcalde Luke Bronin ha manifestado que se siente confiado que la ciudad prevalecerá en el caso pero que no quiere esperar hasta que el caso en los tribunales concluya para avanzar con el proyecto que a todas luces se vislumbra que tomará mucho tiempo. Si yo fuera el alcalde llamaría a una movilización frente a las oficinas de Centerplan Co. en repudio a la actitud odiosa e irresponsable de estos. Eso es mucho pedir, pero estoy siendo solidario con el alcalde Bronin y por algún punto tengo que expresarlo. Cuente con este servidor alcalde en esta lucha perversa en contra de los ciudadanos de Hartford. ¿Por qué catálogo de perversidad las demandas de Centerplan Co? porque como dijo el gran escritor, historiador, filósofo y abogado Frances, Voltaire: “El ultimo grado de perversidad es hacer servir las leyes para las injusticias”. 

 

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top