En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

¡Escuchemos Sabios Consejos! , por Waldemar Gracia

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Estamos en el comienzo de las fiestas Navideñas y todo nuestro enfoque se ha ido a aprovechar las compras del Viernes Negro. Lo que se va a poner Negro es cuando te lleguen los “viles” de las tarjetas de crédito. Piensa por un momento que las cosas que traen alegría y felicidad por lo general no cuestan nada. ¡Son Gratis! ¡Medita en estos pensamientos; tú no sabes si un cambio en tu actitud puede ser el mejor regalo de todos!

 ALGUNOS CONSEJOS CON SABIDURIA:

1.- Nunca le lleves la contra a tu familia, si piensas diferente cállatelo y no se los hagas saber.

2.- Nunca confíes mucho en alguien. Te podría traicionar y entonces conocería tus puntos débiles.

3.- Miente lo menos posible, así evitaras meterte en tantos problemas.

4.- Aquel que te hostigue con tanta saña… destrúyelo.

5.- Nunca esperes nada de nadie, así evitaras muchas decepciones.

6.- No te enamores de una persona que no merezca tu amor.

7.- Saca provecho de toda situación, busca la forma en la que puedas beneficiarte de algo.

8.- No caigas en las patrañas de la iglesia, te ahorrara mucho dinero.

9.- La amistad es lo único valioso que tienes, no la destruyas por una estupidez.

10.- Siempre que te propongas algo, se el mejor en ello y cierra la boca de los incrédulos.

11.- La familia puede ser un arma de dos filos, nunca les cuentes tus secretos.

12.- Lo único que sobra en la vida es el tiempo, si hay algo por lo que valga la pena esperar, no dudes en hacerlo-

13.- Si hay algo que te moleste de una persona, hácelo saber.

14.- Nunca te quedes con la duda, siempre busca las respuestas.

15.- Nunca dudes en hacer lo que sea para conseguir lo que quieres.

Algunos de mis lectores me envían cuentos e historia que en muchas ocasiones me hacen reír, otras dan ganas de llorar. Hay algunas que no se pueden publicar. De todas ellas, y a petición de Don Carlos, Doña Josefa y Don Evaristo hoy les comparto algunos de estos cuentos que la gente cuenta.  

 PRIMER CUENTO:

 LOS SIETE EGOS

En la hora más silente de la noche, mientras estaba yo acostado y dormitando, mis siete egos se sentaron en rueda a conversar en susurros, en estos términos:

Primer Ego: -He vivido aquí, en este loco, todos estos años, y no he hecho otra cosa que renovar sus penas de día y reavivar su tristeza de noche. No puedo soportar más mi destino, y me rebelo.

Segundo Ego: -Hermano, es mejor tu destino que el mío, pues me ha tocado ser el ego alegre de este loco. Río cuando está alegre y canto sus horas de dicha, y con pies alados danzo sus más alegres pensamientos. Soy yo quien se rebela contra tan fatigante existencia.

Tercer Ego: – ¿Y de mi qué decís, el ego aguijoneado por el amor, la tea llameante de salvaje pasión y fantásticos deseos? Es el ego enfermo de amor el que debe rebelarse contra este loco.

Cuarto Ego: -El más miserable de todos vosotros soy yo, pues sólo me tocó en suerte el odio y las ansias destructivas. Yo, el ego tormentoso, el que nació en las negras cuevas del infierno, soy el que tiene más derecho a protestar por servir a este loco.

Quinto Ego: -No; yo soy, el ego pensante, el ego de la imaginación, el que sufre hambre y sed, el condenado a vagar sin descanso en busca de lo desconocido y de lo increado… soy yo, y no vosotros, quien tiene más derecho a rebelarse.

Sexto Ego: -Y yo, el ego que trabaja, el agobiado trabajador que con pacientes manos y ansiosa mirada va modelando los días en imágenes y va dando a los elementos sin forma contornos nuevos y eternos… Soy yo, el solitario, el que más motivos tiene para rebelarse contra este inquieto loco.

Séptimo Ego: – ¡Qué extraño que todos os rebeléis contra este hombre por tener a cada uno de vosotros una misión prescrita de antemano! ¡Ah! ¡Cómo quisiera ser uno de vosotros, un ego con un propósito y un destino marcado! Pero no; no tengo un propósito fijo: soy el ego que no hace nada; el que se sienta en el mudo y vacío espacio que no es espacio y en el tiempo que no es tiempo, mientras vosotros os afanáis recreándoos en la vida. Decidme, vecinos, ¿quién debe rebelarse: vosotros o yo?

Al terminar de hablar el Séptimo Ego, los otros seis lo miraron con lástima, pero no dijeron nada más; y al hacerse la noche más profunda, uno tras otro se fueron a dormir, llenos de una nueva y feliz resignación.

Sólo el Séptimo Ego permaneció despierto, mirando y enfocando su mirada hacia la Nada, que está detrás de todas las cosas.

 SEGUNDO CUENTO:

 Había una vez, en la lejana ciudad de Nunca Jamás, un rey que gobernaba a sus súbditos con tanto poder como sabiduría. Y le temían por su poder, y lo amaban por su sabiduría.
Había también un el corazón de esa ciudad un pozo de agua fresca y cristalina, del que bebían todos los habitantes; incluso el rey y sus cortesanos, pues era el único pozo de la ciudad.

Una noche, cuando todo estaba en calma, una bruja entró en la ciudad y vertió siete gotas de un misterioso líquido en el pozo, al tiempo que decía:

-Desde este momento, quien beba de esta agua se volverá loco.
A la mañana siguiente, todos los habitantes del reino, excepto el rey y su gran asistente, bebieron del pozo y enloquecieron, tal como había predicho la bruja.
Y aquel día, en las callejuelas y en el mercado, la gente no hacía sino cuchichear:
-El rey está loco. Nuestro rey y su gran chambelán perdieron la razón. No podemos permitir que nos gobierne un rey loco; debemos destronarlo.

Aquella noche, el rey ordenó que llenaran con agua del pozo una gran copa de oro. Y cuando se la llevaron, el soberano ávidamente bebió y pasó la copa a su gran chambelán, para que también bebiera.

Y hubo un gran regocijo en la lejana ciudad de Nunca Jamás, porque el rey y el gran asistente habían recobrado la razón.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top