En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

El Dr. Martin Luther King Jr. cincuenta años después

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Este lunes 21 de enero se rinde un homenaje nacional e internacional al Dr. Martin Luther King Jr., un pionero de la lucha pro derechos civiles en los Estados Unidos que permitió notorios avances en la instauración del respeto y la consolidación de los derechos civiles y humanos que favorecieron y favorecen a millones de personas afroamericanas, caribeñas, puertorriqueñas y latinas.

Por este motivo organizaciones de Greater Hartford están anunciando eventos en conmemoración del nacimiento de este apóstol del humanismo y la justicia en una nación en la que actualmente el supremacismo sigue vivo e institucionalizado en los poderes ejecutivos, judiciales y legislativos de la nación.

Este domingo y como es habitual por ya medio siglo, en la mayoría de las iglesias cristinas y congregaciones judías, los clérigos, rabinos y pastores van a dedicar sus sermones a la vida de King que fue asesinado por un supremacista cuando el Reverendo se asomaba al balcón de un motel donde se alojaba con otros líderes, preparándose para ser parte de una demostración de apoyo a trabajadores de Montgomery.

Martin Lutero King Jr. nació en Memphis el 15 de enero de 1929 y era hijo de un Ministro religioso Bautista.Estudio Teología en la Universidad de Boston desde donde se graduó, y en 1950 se hace cargo de una iglesia en Montgomery, Alabama.

Desde ese momento y rigiéndose por los principios de las acciones de protesta sin violencia que había puesto en práctica Gandhi en su lucha en contra del cruel colonialismo Ingles en la India; inicia con otros lideres políticos y religiosos un proceso de acciones para hacer conciencia del craso racismo que imponían los grupos blancos racistas de los estados del Sur.

Vale la pena recordar que estos Estados sureños formaron parte a mediados de 1800, de una Confederación que deseaba separarse de la Unión y que utilizaba la esclavitud de los afroamericanos para las duras labores de la agricultura y del cultivo del algodón. Esta población esclavizada había sido transportada en condiciones infrahumanas en galeones desde África, y la abolición de la esclavitud como sistema social y explotación humana, constituye en esos tiemposuna de las diferencias entre los estados del norte y del sur que desemboca finalmente en una cruenta guerra civil que finalmente ganan los estados del Norte.

Aunque habían perdido la guerra, los supremacistas crean organizaciones secretas para oponerse a la igualdad cívica y política de los negros llevando a cabo en contra de ellos actos de linchamiento y acoso.Una de estas logias clandestinas es el KKK de la que fue parte en la década de los años 30’ el padre de Donald Trump, actual presidente de los Estados Unidos.

Fue así como las actividades de protesta y resistencia pacífica encabezadas por King y líderes religiosos recibieron en muchos casos ataques violentos de los que deseaban mantener la segregación racial que obligaba a las personas negras o de color a sentarse en los asientos posteriores de los medios de transportación publica, vivir en comunidades miserables y aisladas, usar baños y fuentes de agua indicados únicamente para personas negras, y abstenerse en ingresar a restaurantes o cafeterías.

En respuestas a estos actos de agresión racial y discriminación, Luther King Jr. organiza una protesta y boicot en contra del sistema de transportación publica que dura un año, durante la cual con sacrificios, las personas de color no usaron los buses públicos en Montgomery. Finalmente esta lucha se gana, y King fue adquiriendo una mayor visibilidad y se pliega a la aceleración de la lucha por los derechos civiles y humanos en 1959.

La familia de King que integran su esposa Coretta King y sus hijos Yolanda, Martin Luther King III, Bernie King y Dexter Scxott King, sufrieron en muchas oportunidades apedreos de su hogar, mientras crecia el clamor de acabar con la discriminación racial en los sistemas escolares donde había escuelas para niños y jóvenes blancos y otras para negros y de color.

Uno de los hechos más importantes de este movimiento en contra del racismo y el discrimen tuvo su cima en la gran demostración llevada a cabo en la ciudad de Washington al pie del monumento de Abraham Lincoln en 1963 que reunió a 250 mil manifestantes, no solamente de personas de color, sino que de sectores blancos que se oponían al racismo.Allí King habla a la multitud y su discurso “Yo tuve un sueño” se transforma en un himno a la igualdad racial.

En 1964, King recibió el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos en contra de la discriminación racial.La década de los 60’ era un periodo de confusión y caos en los Estados Unidos que se había involucrado en la guerra de Vietnam involucrándose en esa guerra que favorecía a los magnates del acero y a los fabricantes de armas de guerra.

En ese contexto se produce el asesinato del presidente John Kennedy, demócrata y consciente de la discriminación en los Estados Unidos quien fue reemplazado por Lyndon Johnson que convierte en ley las exigencias por un cese del racismo en los Estados del Sur.

Es asi como se aprueba la Ley de los Derechos Civiles que es la base de un sistema de justicia humanizado.Esta pieza jurídica impone el respeto a los derechos laborales, civiles y prohíbe la discriminación por cuestiones de color, clase social, preferencia sexual, o religiosa.

Lamentablemente para los Estados Unidos y la humanidad, King muere assinado de un tiro de rifle en la mañana del 4 de abril de 1968 disparado por un delincuente común de la raza blanca llamado James Eral Ray que arrestado, confiesa ser el hechor del atentado.Como respuesta a este infame acto, se produjo en los Estados Unidos un periodo de violentos episodios de violencia callejera en los que la población negra e hispana salieron a las calles produciéndose incendios y balaceras.

Aun se recuerdan en Hartford el incendio de las viviendas inmundas de la calle Main y actos de protesta.

Es así como ahora en el 2019, las demostraciones iniciadas por las mujeres protestando por las políticas racistas y supremacistas del presidente republicano Donald Trump, han seguido el ejemplo de Martin Luther King.Son demostraciones sin violencia que condenan los intentos de reinstaurar el supremacismo blanco que el presidente impulsa en el área de inmigración, educación, trabajo, vivienda y salud.

“Cuarenta años después de la muerte de King, sectores supremacistas del Congreso en Washington y la Corte Suprema, desean retroceder a la década de los años 50,’ cuestión que no podemos permitir,” dijo Juan Hernández, dirigente sindical puertorriqueño y Ana López, líder de una de las marchas.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top