En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

3 Etapas en la vida matrimonial, por Waldemar Gracia

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Hablar del matrimonio es un poco complejo ya que cada persona habla de el de la manera en que lo está experimentando en su propia vida, aunque las personas que se dedican a investigar de manera científica y experimental concuerdan en que un buen matrimonio se basa en la confianza y la comunicación dos palabras se pueden decir mágicas tratándose de la convivencia de dos personas completamente distintas en todos los aspectos como valores, religión, educación, carácter, etc. Que cohabitan en un mismo espacio por mutuo consentimiento al estar en la fase de enamoramiento que es cuando todo se pasa por alto. Los matrimonios que superan la fase primera antes dicha es el matrimonio que puede tener expectativas de llegar a ser sólido y esto solo se logra cuando hay amor que es el vínculo que es capaz de soportar todo lo humanamente posible sin que tengan que ver otros factores externos como los hijos, intereses económicos, sociales, familiares, culturales, etc.

La convivencia entre dos personas con tantas características distintas, en muchas ocasiones es causa de problemas psicológicos que terminan en fatalidades, es por eso que debemos abordar este tema con mucha dedicación y esmero ya que en la actualidad la juventud no le da la importancia que requiere por este motivo hay tantos divorcios y unión libre porque se arriesgan a la convivencia con la mentalidad de probar y dicen: “si no funciona lo dejo o me divorcio” sin pensar en los hijos que al final son las víctimas inocentes ante esta inconciencia colectiva.

Por lo tanto, analizaremos las distintas fases del matrimonio:

1.- EL ENAMORAMIENTO:

Es la atracción entre dos personas tiene que ver con las feromonas que es una substancia segregada por el cerebro que hace que una persona no cualquiera te atraiga físicamente y es la encargada de que no veas ningún defecto en la otra persona, es una etapa en que todo es perfecto en el ser escogido es cuando su voz, su cabello, su perfume, ect, te gustan es el momento como dice Peris Horney en su comentario el “Yo idealizo”, es la fase maravillosa en que no peleamos, siempre estamos sonrientes, no damos importancia a nada y es la etapa en que muchas personas descubren la pasión que va ligada al enamoramiento, es una línea muy delgada que muchos rompen o traspasan sin saber que esto la mayoría de las veces termina prontamente con el enamoramiento por llevar la pasión a limites no permitidos en esta etapa que las relaciones terminan pronto no dan tiempo a que el amor verdadero sea descubierto y se precipitan al fracaso como familia, matrimonio o pareja. Hay que tener cuidado con la atracción física y el enamoramiento en esta fase la mayoría de las personas se confunden porque son muy parecidas los síntomas son casi los mismos por eso hay que darse el tiempo para tratarse, hablando, conociendo sus gustos, sus ideales, su manera de tratarte, su familia en fin si son afines en algo. Cuando antes de hacer esto empezamos con el enamoramiento o atracción física y lo ligamos con el sexo o pasión casi siempre resulta en un desastre la mayoría de los jóvenes terminan con embarazos no deseados, enfermedades venéreas o simplemente odiando a la otra persona.

2.- EL AMOR:

La segunda etapa es el amor, esto ocurre cuando se transciende la primera etapa; como dice la protagonista del libro “amarse con los ojos abiertos” escrito por Silvia Salinas y Jorge Bucay “el amor se construye entre dos y si uno juega en contra de todo se destruye”.

Después de pasar la primera fase ya antes descrita que científicamente tarda entre tres años aproximadamente entramos a la época del amor verdadero cuando ya conocemos a la otra persona y lo que hace bueno o malo lo aceptamos o perdonamos porque la amamos nos duele lo que le pase, nos sacrificamos muchas veces por su bienestar y tratamos de hacer fácil su vida, en el libro de todos los libros dice el señor: “El amor es sufrido es benigno, no tiene envidia, no es jactancioso, no se envanece, no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor, no es injusto, todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta y nunca deja de ser. Es por esta pequeña palabra mágica que muchos no saben describir que existen relaciones de parejas que llegan a veinte, treinta o cincuenta años de convivencia y aunque sabemos que tienen sus problemas con la comunicación, el respeto y la confianza logran solucionar las diferencias que surgen en el día a día.

Aunque debemos decir que muchas parejas cuando pasan la primera etapa y siguen juntos no es por amor hay que aprender a distinguir a veces algunos dicen que se sacrifican en vivir juntos por sus hijos cuando tienen hijos recién casados o ya estaba en camino cuando se casaron otros por conveniencia económica, social, cultural, etc. Aun en esta etapa del matrimonio hay ciertas cosas que pueden matar el amor porque aunque exista en las dos partes los afanes de la vida o el descuido de alguno de los dos algunas veces terminan con la relación, una de estas causas pueden ser el adulterio que es una falta de respeto y compromiso hacia la pareja otra puede ser el abandono e indiferencia, cuando por peores cuestiones de trabajo o alguna actividad extra, no se ven menos se comunican es el momento en que la relación entra en el proceso del desamor.

Por lo antes expuesto debemos decir que una relación de pareja hay que cuidarla con dedicación poniéndole cada día algo nuevo para que crezca de manera natural y eso depende de cada individuo.

3.- LA MADUREZ:

La tercera y última etapa es la madurez o costumbre, en esta parte de la relación en una reja es muy pocos existe el enamoramiento y la pasión, en la mayoría existe el amor y la costumbre, aunque en algunos nada más es la costumbre de estar juntos, porque ya se encuentran solos de nueva cuenta y por agradecimiento mutuo siguen juntos, ya que vivieron e hicieron una vida de treinta a cincuenta años en pareja, trabajando mutuamente para lograr lo mismo y sacar adelante un hogar con hijos con valores, exitosos y agradecidos reconociendo que tuvieron buenos padres y esto no es nada fácil ya que todos vemos mayormente lo malo pero las cosas buenas nos cuesta reconocerlas, en fin se puede decir que el convivir durante tanto tiempo dos personas tan distintas en todos los aspectos es muy difícil y esto solo se puede lograr con la comunicación constante y el respeto mutuo.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top