En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Connecticut ocupa segundo lugar en población puertorriqueña después del huracán María

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

WATERBURY. A 17 meses de que pasó el desastre del huracán María, el legislador puertorriqueño por Waterbury, Geraldo Reyes, en una entrevista en el noticiero En Vivo con Maricarmen, transmitido por 103.5FM La Voz Radio, afirmó que en la mayor parte de los 78 municipios de Puerto Rico, un día si hay agua y al otro día no; además que los 600.000 mil dólares que dio la legislatura del Estado a las familias puertorriqueñas que se movieron a Connecticut, la mayoría del dinero fue invertido en el pago por concepto de renta de vivienda.

Los rezagos del huracán aún siguen latentes, por ejemplo, en los municipios puertorriqueños de: Aunta, Ayuya y Utuado, 17 meses del huracán María tiene un día agua otro día y “no importa si tienes una bonita casa pero si no tienes agua no sirve de nada”, dijo Reyes.

El Centro de Investigaciones Hunter determinó que después del huracán María, Puerto Rico perdió 470.335 habitantes, quienes se mudaron a Florida y Connecticut como primer y segundo destino. De esa población, la mayoría se fue a Hartford seguida de Waterbury.

Según las muestras estadísticas Reyes asevera que se vinieron a los Estados Unidos después del huracán María, 250.000 puertorriqueños y curiosamente el primer lugar al que llegaron fue a Florida y el segundo lugar en donde hay asentamientos boricuas es el Estado de Connecticut.

Acorde con el legislador la sencilla razón es porque la educación en este Estado es de mejor calidad y aunque admitió que a los puertorriqueños no les gusta el frío, sin embargo, venir a Connecticut la garantía de una mejor educación y una mejor calidad de vida si la tienen.

Entre las ciudades con mayor número de puertorriqueños según Reyes se encuentran: Hartford, Waterbury, Bridgeport, New Haven, y Stamford; quienes han tenido que lidiar con el racismo de muchos anglos que –a pesar de tener educación- no reconocen que ellos (puertorriqueños) son ciudadanos estadounidenses.

“Venir de Puerto Rico a Estados Unidos es como venir de Kansas City. Da lo mismo, pero a muchos les cuesta aceptar que somos ciudadanos estadounidenses”, repuso.

El Distrito de Waterbury al que representa Reyes, el 40 por ciento de la población es puertorriqueña y para darles una mejor atención el Municipio abrió el Centro de Bienvenida y Alivio puertorriqueño, oficina a la que llegaron a trabajar la Cruz Roja, FEMA, personal bilingüe.

En Connecticut, inmediatamente sucedido el huracán el ex gobernador envió a la Guardia Estatal por tres ocasiones para poder ayudar a los damnificados con agua, medicina y vituallas y en menos de un mes y medio realizaron tres viajes. “Reconozco que la gente del Estado fue muy generosa y oportuna y ayudaron muchísimo”, sostuvo Reyes.

Luego, la Legislatura dio un total de 600.000 dólares, de los cuales, Waterbury recibió 100 mil dólares y con ese monto se ayudó a 125 familias. “Ese presupuesto sirvió para pagar el bono de la renta del primer mes, muebles, ropa para niños, etc., dinero que fue manejado por la Coalición Hispana.

El mayor reto que debió enfrentar la comunidad puertorriqueña de Waterbury a juicio del legislador fue la falta de vivienda. Apenas 18 familias pudieron acceder al plan de viviendas de Autoridad de Vivienda y la lista de espera sigue en mil personas.

Junto a estas familias hay un total de 300 estudiantes nuevos inscritos en el Sistema de Escuelas Públicas de Waterbury; cifra que ocupa el segundo lugar a distancia de Hartford que tiene 500 alumnos puertorriqueños después del huracán.

COSTOSO HURACAN

El estimado de daños en Puerto Rico y las Islas Vírgenes es de 90 mil millones de dólares, con un rango de confianza del 90 por ciento lo que convierte a María en el tercer huracán más costoso en la historia de Estados Unidos, después de Katrina (2005) y Harvey (2017).

“María es, por mucho, el huracán más destructivo que ha golpeado a Puerto Rico en los tiempos modernos, ya que el huracán más costoso registrado en la isla fue Georges en 1998, que en dólares de 2017 solo causó alrededor de 5 mil millones de dólares en daños”, indica el reporte elaborado por los meteorólogos Richard J. Pasch, Andrew B. Penny y Robbie Berg.

El 80 por ciento de los postes fueron derribados, por lo que resultó en la pérdida de energía para prácticamente todos los 3.4 millones de residentes de la isla e igualmente prácticamente todo el servicio de telefonía celular se perdió y los suministros de agua municipales fueron eliminados.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top