En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Llega el relevo al sindicato policial

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Por Paul Bass

NW HAVEN INDEPENDENT.- El líder del sindicato de la policía de New Haven, se une al éxodo de policías en los suburbios y le entrega las riendas a un agente veterano de 12 años. El líder, Craig Miller, se retira de la fuerza el sábado, después de 20 años como oficial y en el segundo año de su segundo mandato como presidente del Local Elm City de la Policía de New Haven, que tiene más de 325 miembros.

La junta ejecutiva del sindicato, ha votado 5-1 para el actual número dos, Florencio Cotto, ocupe el resto del mandato de Miller el cual expira en mayo.

Los dos formaron parte de un equipo que alejó al sindicato local de un sindicato estatal criticado en 2014, y luego en 2015, marcó el comienzo de una nueva era de liderazgo después de más de tres décadas de Cavalieres (Lou Sr. y Lou Jr.) dirigiendo el sindicato.

Miller comienza un nuevo empleo el lunes, como patrullero en North Branford. Se retira en un momento en que las inquietudes sobre el futuro del contrato policial, un tema de arbitraje desde noviembre, han llevado a más de 55 agentes a retirarse o a renunciar en los últimos 13 meses y, a menudo, aceptar puestos de trabajo con mejores salarios, en actividades suburbanas con menos estrés. El contrato policial expiró hace tres años.

“Fue una decisión difícil”, dijo Miller sobre su retiro.

Señaló que los departamentos suburbanos están pagando rutinariamente a los oficiales principiantes $ 10,000 o $ 20,000 más que el salario inicial de $ 44,000 de New Haven, llegando a alcanzar entre $ 80,000 y $ 90,000 en comparación con el límite de patrulla de $ 68,000 de New Haven. Mientras tanto, en medio de los problemas presupuestarios de New Haven, la ciudad busca continuas concesiones de salud, incluido el aumento de las contribuciones para cubrir a los familiares de los jubilados.

Como resultado, los agentes más jóvenes “están usando New Haven como campo de entrenamiento”, observó Miller durante una comparecencia con Cotto en el programa “Dateline New Haven” de WNH FM. “Es muy desalentador para todos los miembros”.

A diferencia de sus predecesores, Miller se mantuvo fuera del centro de atención como presidente del sindicato. Se abstuvo de hacer comentarios llamativos, a menudo refiriendo preguntas al abogado local. Promovió las inquietudes de la membresía— desde los reembolsos de salud hasta la condición de deterioro de los vehículos, sin liderar las protestas contra el jefe, ni atacarlo públicamente. Testificó en la Junta de Concejales contra una nueva junta de revisión civil propuesta, argumentando que viola el contrato del sindicato.

“Lamento verle ir. North Branford ha ganado no solo un gran nuevo oficial policial, sino también un gran ser humano “, dijo el jefe policial Anthony Campbell al hablar sobre Miller el jueves.

“Respeté de dónde venía el traerme las inquietudes del cuerpo. Creo que él respetaba lo que estaba tratando de hacer, creando más transparencia y responsabilidad para el departamento. Ambos estuvimos de acuerdo en que esas dos cosas eran importantes para el departamento “, dijo Campbell.

En la última semana de Miller en el sindicato, la junta ejecutiva emitió un comunicado público, que criticaba a la ciudad por el acuerdo de liquidación de   $102,000 “en dinero secreto” de la Junta de Educación, con un funcionario de escuelas que se marchaba y el acuerdo “frívolo” de $ 35,000 del Comité de Solución de Litigios, con un adolescente arrestado, mientras luchaba contra el sindicato de la policía por un arbitraje obligatorio.

“La administración de Harp preferiría gastar miles de dólares en honorarios de abogados, que resolver nuestro contrato”, dijo el sindicato.

“Los agentes de policía de todos los rangos y años de servicio, están huyendo en masa de New Haven “, declaró el comunicado.

“La alcaldesa Harp, el jefe Campbell y los miembros de la Junta de Comisionados de Policía, todos comparten con los miembros de la junta ejecutiva de Elm City Local, Inc. la esperanza de que el nuevo contrato de los agentes de policía se resuelva y ratifique pronto”, dijo el portavoz de la alcaldía, Laurence Grotheer. Respondió en una declaración escrita. “Como recordatorio, fue la gran mayoría de los miembros de rango y filas de Elm City Local, Inc. quienes votaron a favor de finalizar las negociaciones con la Ciudad, optando por el proceso de arbitraje vinculante en su lugar.

Cotto dijo que busca “edificar sobre” los esfuerzos de Miller. Dijo que aprendió mucho de Miller, incluida la necesidad de permanecer disponible para los miembros. Al mantener su teléfono celular encendido durante la noche, por ejemplo. Miller dijo que recibiría llamadas a la 1 o 3 de la madrugada. Cuando le preguntaron por qué no lo apagaba para dormir, dijo que necesitaba poder responder de inmediato si un agente tenía un problema con un supervisor de turno o si a un agente le han disparado o le ha disparado a alguien.

El jefe Campbell dijo que cada vez que un agente ha estado involucrado en un tiroteo, él llamaba a Miller rápidamente una vez que había notificado a los jefes asistentes y al abogado del estado.

En la entrevista de radio, Miller dijo de su aspiración en convertirse en policía desde que vio a policías abordar problemas cuando crecía en la calle South Main Street de Waterbury.

Cuando tenía 21 años, trabajó en la línea de montaje de Sikorsky Aircraft y vivía con su familia en un apartamento propiedad de un policía de Waterbury llamado Walter T. WIlliams III. Miller admiró a Williams. “Deberías ser un agente de policía”, le dijo Williams.

Miller, con su contraparte del sindicato de bomberos Frank Ricci cabildeando en el Capitolio estatal.

Williams fue asesinado a tiros en el trabajo. Luego de asistir al funeral de Williams, Miller decidió seguir el consejo de Williams y seguir su sueño de infancia. Aplicó a la fuerza de New Haven y logró un espacio. En una visita posterior al monumento conmemorativo a los agentes caídos, Miller encontró el nombre de Williams y le tomó una foto.

Al cabo de los años, Miller decidió no buscar promociones para detective o sargento. Le gusta ser un policía de patrulla, dijo. “Me gusta estar en la calle. Me gusta estar en la comunidad. Me gusta estar involucrado con la gente “y con” otros agentes policiales “. Es por eso que solicitó convertirse en un policía de patrulla en North Branford, en lugar de buscar otras maneras de pasar su retiro de la fuerza de New Haven, dijo.

A lo largo de los años, dijo Miller, él entendió por qué los policías pueden sentirse abatidos, a veces metafóricamente, a veces literalmente, como el momento en que “un montón de palomas me hicieron caca encima” desde lo alto de un edificio en Winchester y Starr. Dijo que patrullar New Haven durante 20 años “es como pasar 35 años en otro lugar” debido al alto nivel de actividad en las calles, por no hablar de la política.

Pero encontró el trabajo gratificante, dijo. Apreciaba cuando los padres salían de sus hogares para agradecerle por su trabajo. Pasó un tiempo en las escuelas en campañas antidrogas. Se llevaba bien con personas de todos los ámbitos de la vida.

Cotto habló sobre cómo él también soñaba con convertirse en policía mientras crecía, en su caso en Westville. Su inspiración fue su tío, el ahora retirado policía de la ciudad Samuel Cotto. Recordó haber considerado la idea por primera vez cuando su tío lo recogió del preescolar cuando aún estaba en uniforme.

Al igual que Miller, Cotto dijo que le gusta patrullar un turno y no vio ninguna razón para buscar ascenso en el departamento. Se involucró en el trabajo sindical. “En lugar de quejarme de eso”, dijo, “Yo quería cambiarlo”.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top