En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Cinco pistas permitieron arresto de violador en serie

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Teniente Renee Domínguez, Detective Leonardo Soto y la Sargento Mary Helland.

Por Paul Bass

Un violador en serie estaba atacando prostitutas en el extremo oeste de New Haven. Los policías no alcanzaban a obtener ninguna pista sobre él. Hasta que una de sus presuntas víctimas encendió su nuevo teléfono, y vio aparecer la cara de su atacante en sus fotos de Google Cloud.

Fue la primera pista en el caso para los investigadores con la Unidad de Víctimas Especiales (SVU) de la policía de New Haven.

Se podría llamar un golpe de suerte. Pero había mucho más que suerte.

Mediante trabajo metódico, los investigadores captaron cinco “pistas” más. Como resultado, ahora han acumulado cinco casos separados de agresión sexual contra el sospechoso.

La policía ya lo ha detuvo. Creen que también pueden surgir más casos.

 El sospechoso, Navardo Lockhart de New Haven, de 26 años, está en la cárcel con una fianza combinada de $650,000. Se ha declarado no culpable en uno de los casos.

Si no fuera por el meticuloso trabajo de los investigadores involucrados y la ayuda de sus aliados, “este tipo habría continuado su reinado de terror”, dijo el jefe de policía Anthony Campbell.

Los investigadores de la SVU hacen algunos de los trabajos más estresantes en el departamento de policía. Con frecuencia se enfrentan cara a cara con personas envueltas en abuso infantil, violaciones, muertes infantiles y violencia doméstica, dijo Mary Helland, sargento jefe de la unidad.

Este caso involucra a algunas de las víctimas más vulnerables en New Haven, trabajadoras sexuales quienes a menudo son reacias a acudir a la policía cuando son atacadas, observó la teniente Renee Domínguez.

Domínguez, Helland y el detective de la SVU, Leonardo Soto, describieron en una entrevista cómo se desenvolvió este caso en los últimos ocho meses. Dejaron en claro el arduo trabajo de base requerido para ayudar a que ocurran las “rachas de buena suerte”. Como las fotos de Google Cloud.

Pista 1

 “Este es el tipo” La SVU había estado buscando desde abril pasado a un asaltante sexual en serie. El veterano detective de homicidios y casos guardados Mike Wuchek (quien se ha retirado desde entonces) había transmitido información que había comenzado a escuchar de mujeres sobre un hombre que les atacaba alrededor de Edgewood Park.

El detective Soto y otros detectives de la SVU se comunicaron con trabajadoras sexuales y las instaron a que llamasen a la policía si eran atacadas.

El 12 de abril, el sargento Helland suministró a los funcionarios de distrito en Edgewood y Westville, informes y la descripción general de un violador en serie que ataca a trabajadores sexuales por la noche en Edgewood Park.

Uno ocurrió el 24 de mayo. El detective Joshua Kyle entrevistó a la víctima.

Según un informe que escribió Kyle sobre la entrevista, la víctima le dijo que estaba caminando por la intersección de Edgewood y el Boulevard, cuando un extraño se acercó y “corrió detrás de ella gritando ‘señora, señora ‘“ mientras ella trataba de alejarse rápidamente. Él le preguntó “si quería algo de beber y le dijo que tenía brandy E&J y Coke en su vaso”.

La víctima se negó; el agresor entonces “la agarró por el cuello y la arrastró a Edgewood Park”, escribió Kyle. “Sacó una pistola y dijo que no dijera nada ‘o te mataré’ y le ordenó que apagara el teléfono. Ella dijo que él la llevó a un banco detrás de la parada del autobús”.

“El hombre la empujó sobre un banco y la hizo inclinarse, momento en el que le bajó a ella sus pantalones. Luego puso su pene en su vagina y comenzó a tener relaciones sexuales con ella. Dejó un ‘condón de color claro … en el suelo junto al banco’” , escribió Kyle. Él individuo huyó cuando ella llamó a la policía. La policía pudo localizar el condón.

Otro ataque tuvo lugar en el sótano de un complejo de apartamentos en el 66 de Norton St., donde el atacante supuestamente violó a una trabajadora sexual a punta de pistola y se robó su teléfono celular. La víctima denunció ese atentado a la policía. Y fue al hospital, donde se recolectó una crucial muestra de DNA.

El 6 de septiembre, la mujer llamó a Soto. Tenía un nuevo teléfono, informó. Sincronizó el teléfono nuevo con su teléfono antiguo, que todavía estaba conectado a su cuenta de Google Cloud. Allí vio una cara inquietantemente familiar en algunas de las fotos tomadas desde el ataque.

“Este es el tipo”, le dijo a Soto, “el que me violó”.

La SVU finalmente tuvo algo con que trabajar.

Edgewood Avenue / puente de Edgewood Park.

Pista: 2

De vuelta en 1 Union Ave., los investigadores se pusieron a trabajar. Prepararon y obtuvieron una orden de registro para los record telefónicos del período en el que el sospechoso estaba usando el teléfono celular de la víctima.

Luego se verificaron los informes que involucraban a esa persona. El nombre y la foto de Lockhart aparecieron en uno de esos informes, y su foto coincidía con las fotos del teléfono de la víctima.

Y de una de las fotos que Lockhart había cargado en el teléfono de la víctima, la policía tenía algo que le identificaba: un tatuaje en el brazo del sospechoso.

Pistas 3 y 4:

Los detectives buscaron hacia atrás en otros informes de agresiones sexuales a punta de pistola durante la noche. Se encontraron con dos, del 24 de mayo y del 27 de mayo.

Salieron a buscar a las víctimas. También contactaron con activistas comunitarios asociados con la Red de Trabajadores Sexuales y Aliados (SWAN), con quienes la policía había desarrollado una relación de trabajo positiva.

El detective Kyle se encontró con la víctima del asalto del 24 de mayo. Ella miró una serie de fotos e identificó a Lockhart como su atacante, de acuerdo con la declaración jurada de la orden de detención posterior.

Ahora los policías fueron a buscar a Lockhart.

Cuatro días después de la búsqueda, el 15 de septiembre, el agente policial de Dwight / Edgewood, Daniel Tilley respondió a una llamada médica. Mientras estaba allí, Tilley notó a un hombre que encajaba con la descripción de Lockhart, incluido el tatuaje en su mano.

Le preguntó a Lockhart su nombre.

“Peter”, respondió Lockhart.

“¿Te llamas Lockhart?” Tilley presionó.

“Sí”, respondió Lockhart.

La policía ahora tenía a Lockhart bajo custodia. Pero todavía tenían mucho trabajo por hacer.

Pista 5:

Entre los principales retos pendientes se encuentran las pruebas de DNA.

Lockhart no tenía condenas previas en su registro.

Gracias a la cooperación de las víctimas en los dos casos, la policía tenía muestras del DNA del atacante, incluso del condón encontrado en Edgewood Park.

¡Bingo!: el DNA de Lockhart no solo coincidió con el DNA recolectado como evidencia en estos dos ataques, sino que coincidió con el encontrado en otros cuatro casos, uno de 2017 y dos de 2016.

La SVU concluyó ahora en que tenía cinco casos sólidos. Los investigadores fueron a trabajar en las solicitudes de orden de arresto. Ahora tienen tres órdenes más firmadas.

“La decisión del sargento Helland y sus detectives, de consultar con nuestros socios, apoyar a las víctimas y reunirse con los agentes policiales, fue realmente increíble “, declaró el Jefe de Policía Adjunto, Herb Johnson.

“Me alegro de que se tomaran esto en serio”, dijo Beatrice Codianni de SWAN, prometiendo continuar enviando información sobre los ataques a la policía y presionándoles para que realicen una investigación.

Mientras tanto, el equipo de SVU aún espera encontrar más pistas en los tres casos pendientes en los cuales la policía cree vinculan a Lockhart, según el teniente Domínguez.

Entonces, si el estado obtiene una condena, el DNA de Lockhart puede ingresarse en una base de datos nacional. Los persistentes investigadores de víctimas especiales de New Haven intentan ver si encuentran más.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top