En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Advierten que ciudades costeras de Connecticut podrían quedar bajo el agua

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

NEW HAVEN.- La gente no lo cree, pero puede ocurrir. Y últimamente, el cambio climático, el deshielo de los glaciares, y la siempre latente amenaza de huracanes en el área pudieran ocasionar catastróficos daños en las ciudades y los pueblos costeros de Connecticut.

Cada año, nuevos estudios proyectan los efectos de un posible crecimiento del nivel del mar y los impactos que esto pudiera traer para las comunidades que colindan con las aguas del Océano Atlántico. Una combinación entre el aumento del nivel del mar y el paso de un poderoso huracán de categoría 3, por el estado de Connecticut, pudiera traer daños y consecuencias catastróficas para la región.

Esto ha puesto a pensar a algunos líderes políticos de ciertas municipalidades costeras a nivel estatal, ya que el espectro de lo que pueda ocurrir sigue latente. Los fenómenos climatológicos, en muchas ocasiones son impredecibles, ¡y cuando llegan…llegan!

BRANFORD CREA FONDO DE $1 MILLON DE DOLARES, PARA TRATAR DE CONTRARRESTAR UN IMPACTO DE SEMEJANTE NATURALEZA

La semana pasada –y pensando en el devenir de un posible huracán de esa magnitud-, la ciudad de Branford, se inventó una nueva herramienta: Un fondo de $ 1 millón de dólares para invertir, hacer crecer y para ayudar financieramente futuros esfuerzos al respecto.

El llamado “Coastal Resiliency Fund” o Fondo de Resistencia Costera de $ 1 millón de dólares se ha creado para que siga creciendo a través de los años a base de los intereses que generará esa gran suma de dinero, mientras por otro lado, la municipalidad seguirá haciéndole contribuciones adicionales, según lo reportaron miembros del “Representative Town Meeting”, quienes recientemente aprobaron la medida unánimemente.

A nivel estatal, se espera que otros pueblos y ciudades del área costera de Connecticut y mas allá sigan el ejemplo de Branford, tomando medidas análogas para de esta forma enfrentar los cambios climáticos que se han estado presentando en los últimos tiempos.

La compañía digital “FloodlQ.com” está proveyendo por estos días un mapa en el Internet que muestra como comunidades ubicadas entre Greenwich y Stonington, Connecticut, se enfrentan a un gran riesgo de inundaciones y de quedar bajo el agua, si grandes oleajes y una tormenta gigantesca se presenta en estos próximos anos.

Usando datos de fuentes tales como los ofrecidos por  “National Oceanic and Atmosphere Administation(NOAA), los de “United States Geological Survey(USGS)” y los de el “National Wheather Service( NWS)”, el mapa detalla completamente los astronómicos impactos que se generarían con una catástrofe de esa magnitud en el valor de los bienes raíces, el número de propiedades residenciales y comerciales que estarían en riesgo, como también, el numero de facilidades comunitarias que serian afectadas.

Entre las comunidades que están identificadas como “de riesgo” se encuentran las municipalidades costeras de  Bridgeport, East Haven, Groton, Guilford, New Haven, Mystic, New London, Southporth, Stamford, Greenwich, Stonington, West Haven y Westport. Otras localidades situadas a lo largo de ríos que reciben el impacto de olas marinas, como North Haven y Shelton, también fueron identificadas como “de riesgo”.

Otras comunidades idénticas como Middletown y Hartford, fueron señaladas de tener un “riesgo mínimo”, pero se les ha advertido que “si la marea empeora y el nivel del mar sigue subiendo” la amenaza se multiplica.

“FloodlQ” fue desarrollada por First Street Foundation, una compañía sin ánimo de lucro que “cuantifica y comunica acerca de los ya crecientes riesgos asociados con el aumento en el nivel del mar.”

Connecticut no ha vuelto a ser azotado por un huracán o una tormenta tropical desde el paso de “Irene” y “Sandy” en el 2011 y el 2012, cuando ambos fenómenos climatológicos fustigaron su zona costera.

Prestándole una mayor atención y urgencia a lo que se relaciona con lo vulnerable que son las zonas costeras de Connecticut, en noviembre pasado el “National Climate Assessment” o el Gravamen Nacional del Clima, dejo saber entre otras cosas, detalles de cómo cada día una más intensa precipitación lluviosa y el aumento en el nivel del mar están amenazando la parte noroccidental de la nación.

La Administración Nacional Oceánica y de Atmosfera (National Oceanic and Atmosphere Administration) dio a conocer un reporte en donde da cuenta que Boston, Atlantic City, y Sandy Hook en Nueva Jersey, son tres ciudades un número de días más altos de inundaciones en el área tri-estatal. Connecticut se encuentra en medio de esas ciudades. Para lugares tales como la zona de Long Wharf, en New Haven- edificada en un suelo que antes era un centro portuario-,  sería catastrófico.

Las predicciones de la Administración Nacional Oceánica y de Atmosfera indican que cuando termine su año meteorológico  el próximo mes de abril, los altos oleajes que generan las inundaciones serán 60% más altos que los ocurridos 20 años atrás, y serán el doble de los que se presentaron 30 años atrás.

Guilford, que también presenta problemas de esta naturaleza, ya ha estado empleando fondos para elevar el nivel de sus caminos y carreteras costeras, y también se ha convertido en otro de los líderes en el planeamiento de la resistencia costera.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top