En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Escuela de Fair Haven renueva educación bilingüe

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Por Christopher Peak

NEW HAVEN INDEPENDENT.- Cuando el director Heriberto Cordero llegó a la escuela Fair Haven hace cuatro años, las aulas todavía tenían pizarras. Las computadoras eran “anticuadas”. ¿Y lo peor de todo”? Las estanterías de las aulas apenas tenían libros en español para que los estudiantes bilingües trabajaran en sus habilidades de lectura.

“La alfabetización es la alfabetización, ya se trate de español, francés o chino”, dijo Cordero recientemente. “Una vez que se alfabetiza a un niño, le puede hacer aprender en cualquier idioma”.

Cordero ahora tiene pilas de papeles en su oficina para cada una de las subvenciones que está gestionando para aportar más recursos a Fair Haven, ayudando a los recién llegados con un inglés limitado a ponerse al día con sus compañeros de clase.

Cada año en la Escuela Fair Haven, la facultad de Cordero hace todo lo posible para ayudar a los no nativos a ponerse al día en sus habilidades de matemáticas y lectura, mientras que también aprenden el idioma inglés durante un período de cinco años.

Pero incluso a medida que los estudiantes avanzan, los recién llegados de países extranjeros que comienzan desde cero, llenan las clases, lo que implica diferencias linguisticas dentro del mismo grado.

Esa tarea interminable, de enseñar el inglés a la perfección, mientras los recién llegados requieren más pupitres, es el desafío diario de Cordero en Grand Avenue dentro de la escuela primaria más grande del distrito.

Mas de la mitad de los 800 y tantos estudiantes en Fair Haven crecen hablando un idioma que no es el inglés.

Desde que llegó, con apoyo estatal adicional, Cordero ha podido instalar tableros inteligentes sobre las pizarras negras, conectar a los estudiantes con su propia tableta o computadora portátil y llenar los estantes con libros en varios idiomas.

También ha realineado la programación de la escuela, para asegurarse de que los maestros trabajen juntos para apoyar a los estudiantes del idioma inglés en todos los grados, a pesar de que su fluidez puede variar enormemente dentro del mismo grado.

Anteriormente, “todos tenían una opinión personal sobre la forma correcta de hacerlo”, cambiando de un año a otro entre el nivel de inglés y español, dijo Cordero. “En cada programa, hay una gran variedad [en las habilidades del idioma inglés de los estudiantes], por lo que técnicamente todo estuvo bien individualmente. Pero cuando lo juntas, no tiene sentido para los niños “.

La escuela tenía tres modelos para los estudiantes que aprenden inglés: un programa bilingüe de transición, en el que los estudiantes comienzan sus clases solo en español, pero gradualmente agregan más inglés durante varios años; un programa para recién llegados, en el que los hablantes de árabe y pashto pasan rápidamente al inglés en un año; y un programa de inglés como segundo idioma, en el cual los tutores brindan apoyo en las clases solo en inglés.

Cordero dijo que su equipo ha utilizado esos datos, para tener una mejor idea sobre cómo estaba funcionando cada programa, en particular a medida que los estudiantes salen del estatus de aprendiz del idioma inglés.

Encontraron que la salida del programa bilingüe de transición era difícil para los estudiantes. “Los apoyos en español fueron excelentes, pero eran muy bajos en inglés”, dijo Cordero.

En general, en toda la ciudad, los estudiantes ELL de New Haven están justo por detrás del promedio estatal en cuanto a la rapidez con la que progresan en sus clases de lectura y matemáticas cada año escolar.

El año pasado, en comparación con otros distritos escolares de Connecticut con grandes poblaciones de ELLS, New Haven apareció en el medio del grupo. Cuando se trata de medir la alfabetización en inglés y las habilidades orales específicamente, sus estudiantes ELL terminaron detrás de Stamford y Danbury, pero por delante de Hartford, Waterbury y New Britain.

Como solución en Fair Haven, Cordero introdujo el Centro de Lingüística Aplicada para ayudar a los maestros a hacer que el lenguaje especializado sea más claro para los estudiantes de inglés. Ese modelo mostró cómo los estudiantes pueden captar palabras académicas desconocidas con demostraciones, imágenes y objetos, y luego reforzar esas definiciones con discusiones de grupos pequeños.

Hacer eso bien es particularmente importante porque los estudiantes del idioma inglés no tienen tiempo extra de instrucción para trabajar en sus habilidades lingüísticas. Necesitan aprender un nuevo idioma al mismo tiempo que preparan sus lecciones de matemáticas y ciencias.

“No debería haber excusa si un niño ha estado con nosotros cinco años, deberíamos haber tenido algún tipo de impacto para que ese niño sea competente o realmente se haya identificado o tenga una necesidad especial”, dijo Cordero. “Deberíamos tener algo; no podemos simplemente ignorarlo. 

Inmersión de idioma dual

En breve, eso podría no ser un gran problema. Fair Haven está movilizando a sus estudiantes de programas bilingües de transición a programas de inmersión en dos idiomas. En esas clases, los estudiantes aprenden todas sus materias, tanto en inglés como en español, asegurándose de que están aprendiendo los conceptos mientras se vuelven bilingües.

“La premisa del modelo bilingüe de transición es eliminar el español y lanzar a los estudiantes al inglés lo más rápido posible, cuanto más rápido mejor”, dijo Cordero. “El lenguaje dual capitaliza el conocimiento del inglés y el español que ya tienen. Es mucho más poderoso saber bien el inglés, pero no olvidar el español “.

Ese modelo se está incrementando año tras año en Fair Haven, y ahora está llegando al segundo grado. A diferencia de algunas inmersiones en dos idiomas que terminan en la escuela intermedia, Fair Haven eventualmente lo extenderá hasta el octavo grado.

A través de una Subvención de Mejoramiento Escolar (School Improvement Grant) del estado, Cordero también está desarrollando una tecnología que les permite a los estudiantes trabajar en matemáticas y alfabetización a su propio ritmo, al tiempo que también compran más libros de texto o juegos en varios idiomas.

Uno de sus profesores también dirige un laboratorio de desarrollo de lenguaje STEAM, que desarrolla habilidades lingüísticas a través de robótica, codificación y otras lecciones de tecnología.

“Los niños aquí nunca han tenido eso. “Me asombra las posibilidades que tenemos para nuestros hijos, muchos de los cuales vienen de un lugar desfavorecido”, dijo Cordero. “Estamos haciendo todo lo posible para que representen una ventaja en el mundo”.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top