En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Pagando al motores y vehículos mi registración…

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Soñar no cuesta mucho… es gratis


Braulio Santaelle Figueroa se prepara para dirigirse raudo hacia el Departamento de Motores y Vehículos de la estación de Wethersfield y pagar, maldita sea la madre que los parió; el registro de su modesto vehículo Toyota 1998 bautizado por sus amistades el Don Q.

“Tráemelo en tres meses más ya que escuche un ruidito y telarañas en la transmisión,” le dijo Floro. 

Braulio introdujo en su bolsillo de la camisa los $180 dólares por la multa del atraso y la registración, y siendo exactamente las seis de la mañana, camina hacia la puerta de su sagrada residencia. 

En ese mismo instante y en una coincidencia que el hermano espiritista Kaoana Makachunque Memaka le diría que fue una señal inequívoca e incuestionable de la presencia de la Diosa Changueada que trae buena suerte de acuerdo a los habitantes de Tanzania, se encontró con dos señoritas sonrientes y simpáticas que le saludaron con respeto excusándose por molestarle tan temprano. 

“Sabemos que usted se dirige ahora mismo a la Oficina de Motores y Vehículos donde hay una línea más larga que un pedo de boa, ji-ji-ji, que graciosa soy,” dijo la muchacha que al reír dejó ver unos incisivos y caninos blancos como perlas.

“Lo que venimos a anunciarle con mi compañera Belinda a la que le gustan las guindas, ji-ji-ji, que graciosa somos; es que no se moleste en ir al edificio maloliente y contaminado de Wethersfield ya que el gobernador Lamonti ha creado el sistema de la súper tarjeta Motora X45-1 que funciona como una de banco y que le facilitará sus trámites de pago de registro de carro y renovación de licencias,” dijo Margaret.

“¿Pero cómo caray se utilizan estas maravillas de tarjetas?” preguntó Braulio temiendo los intereses de 23% y los otros enredos con las tarjetas usuales.

“No se preocupe usted Don Braulio, simplemente hoy a cualquier hora del día, pero no en la madrugada ya que lo pueden asaltar, ji-ji-ji; se va a cualquier CVS, WalMart, CTown, marketita, lavandería, o Super Super Stop & Chopee, donde habrá una máquina parecida al banquito ATM. Usted introduce despacitoooo, la tarjeta Motora X45-1, pone su código de entrada que se lo hago llegar ahora mismo, averigua cuanto nos debe, escribe la cantidad adeudada y ya no más dolores de cabezas ni filas interminables que nos hacen pensar en cuál es el significado de la vida en este siglo de confusión,” dijo Llara, que era el nombre de la otra muchachita.

“Perdone que se lo diga, ¿pero no es esto una maniobra de Trump para rebajarnos el SSI?,” preguntó Braulio a quien ya lo había embaucado un tipo que se hizo pasar como funcionario de la compañía de electricidad y les robó $50 con la excusa de rebajarle el pago de la luz eléctrica.”

“No se preocupe Braulio y deje de comerse un cable.  Aquí están nuestras credenciales y si así lo desea vayamos juntos al CTown más cercano donde ya está instalada la maquinita, le dijo Margaret.

Acompañado por las dos mamis, Braulio llego al CTown donde en una esquina cercana a la sección de malangas, papa dulce, ñame y otras raíces, estaba la maquinita.  Guiado por las dos bellas jóvenes, introdujo la tarjeta por el agujero, marcó su clave, metió la tarjeta que tenía un crédito de $200 y ¡voila! como dicen los franceses, su deuda quedó saldada.

Se despidió del dúo de funcionarias con un beso cálido que rozó las mejillas blanquitas y tersas de ellas y se preparó para volver a su casa y contarle a su esposa Simeona el gran prodigio.

 “¡Simeona, ya no tenemos que hacer fila, por fin un alivio, Simeona!” 

Braulio había despertado sentado en una incómoda silla de metal de la oficina de Motores y Vehículos donde la línea se había extendido hasta la esquina y vio a su esposa enfogonada con la cual habían tomado turnos desde las seis de la mañana para pagar la registración y multa, y que le hacía señas preguntándole que carajos pasaba.

Ya completamente despierto, Braulio se dio cuenta de que soñar no cuesta mucho y es gratis.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

LA VOZ HISPANA RADIO - WNHH 103.5 FM

Actualidad

Foro: Cómo crear microempresas y emprender

Bernardo Méndez y Kino Miquirray* Dirigido a jóvenes que han sido capacitados como aprendices en el “Programa Jóvenes Construyendo el Futuro en México”. Han egresado …

Read More →

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top