En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

“Mi futura nuera es una animalista y me preocupa”, por La Tia Julia

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Tía,  No agrego su nombre en el saludo ya que mi hijo que es animalista me dijo que debía ahorrar palabras en los textos, e-milios, cartas, e incluso cuando hablo.Lo que va sucediendo es que este muchacho a pesar de nuestros consejos de que no se envolviera con muchachas extrañas; conoció en el colegio a una estudiante de filosofía que no nos cayó bien desde el momento en que vino a almorzar conmigo, mi hijo menor Eugenio y mi esposo Gelo.

Ya Bebo nos había dicho que al igual que el “presidente” Evh no era una mujer común y corriente ya que tenía sus cosas, pero que de ser buena, era buena (hummmmm). Por allí comenzamos a preocuparnos con mi esposo ya que el nombre Ev no nos parecía cristiano.“Bueno eso es parte de su filosofía de ahorrar palabras. Su nombre es Eva Rosalía Martinica Morales Ortiz, pero de acuerdo a su filosofía lo simplifico a Evh porque es minimalista,” me respondió Bebito.

Mi esposo enseguida le preguntó entonces porque la “h” al final del nombre Ev.“No, es que como la “h” es muda en castellano y no pega ni cuenta, está ahorrando sonidos,” respondió mi hijito.

El problema es que esta tipa usa ese nombre en los bancos, se cambió legalmente su nombre a Evh lo que le ha traído problemas en los aeropuertos porque no sé cómo se las arregló para usa ese nombre ridículo cuando viaja a su tierra.

Esta nena usa un corte de pelo animalista o minimalista ya que no la entiendo y parece calva.Desde que la conozco la veo con los mismos pantalones vaqueros y una blusita que según me confió mi hijito, los lava en agua de lluvia que almacena en el patio de su residencia.Ahora Bebo quiere que le llamemos solamente “Be” para ahorrar letras y a mí me dice “Ma” y a mi esposo “G” (por Gelo).A mi hijo menor lo bautizó como “Eu,” y al perrito que apodamos Kakumen, le llama solamente “K” y nos produce risa cuando le llama, ven acá K-K.

Lo peor de Evh es que llegó a nuestro hogar y en el sagrado nido donde flota nuestra existencia, comenzó a opinar de todo.Yo había servido una ensalada de aguacates para comenzar y preparé un pernil de lechón vegetariano con arroz con gandules.Pero para que usted vea lo que son los animalistas, la tipa sacó de un bolso/mochila una cuchara para tomar la sopa y papel reciclado para limpiarse la bocaza.Después me dijo que para ahorrar materiales, se debiera alertar a cada invitado para que traiga su propia cuchara, papel toilette y servilletas de papel reciclado.

“¿Para qué tantos platos Ma? con uno es bastante,” me recomendó sin que yo le preguntara nada de nada. “¿Pero habría que lavarlos de un modo constante?” le dije y mire usted lo que me respondió esta cabezona.“Ma, sirva todo en un mismo plato ya que al final todo se revuelve en el estómago y mancornados en el intestino viajan hacia el recto transformados en excretas,” me dijo.

Después nos recomendó no utilizar sillas porque hace mal para la circulación de la sangre y por eso sentarnos más bien en el suelo.También nos dijo que en culturas antiguas como la India, la gente sabia sirve las comidas en una alfombra, localizada en el centro.

Como Bebo es muy servicial y me ayuda siempre a lavar los platos, le pregunté si pensaba seguir de novio con esa coqui pela y él me dijo que estaba listos para casarse, pero que con Evh se contraerán el sagrado vínculo en un monte, llevaran a un amigo que toca el corno francés hecho de madera, y servirán frutas y vegetales ya que la tipa es también vegana.

“¿Y la luna de miel?” pregunté dudando de lo que escuchaban mis oídos.

“Cuando se vayan todos nos quedaremos en la montaña,” me respondió Bebito carne de mi carne y sangre de mi sangre. Ya enojada le dije si Evh era una loca conlicencia y Beb se enojó y me dijo que no lo respetábamos.Como le había visto con los mismos vaqueros y una parca a la que si le lanzaba un gato este resbalaría; le sugerí que se pusiera una bata y lavara la ropa ya que olía a sobaco de yegua.Menos mal que me hizo caso, pero Evh nos criticó porque gastábamos agua y derramábamos detergentes venenosos al medio ambiente.“Que se vaya p’al carai,” dijo mi esposo enfogonao.

Yo me enojé también y me fui a relajarme a nuestro cuarto.Al rato llegó mi esposo con trompa y con los planos de una casa “minimalista” que Bebo y Evh piensan construir.La casa tía es más fea que un truck por debajo y tiene un área de cocina y comedor más chica que lo que me queda del SSI, un dormitorio donde cuelgan hamacas, un baño al que hay que entrar de lado donde lo que hay es un recipiente, y otro cuarto tamaño closet.

Tía no he podido recuperarme de estas noticias y ya me enteré que los padres de Evh no quieren saber de ella.¿Debiera Bebito alejarse de esta vegana animalista/minimalista y loquista?

Tía, se le quiere mucho con demasiado.

Ma


Respuesta

 ¡Ay “ma” estás bregando con un problema difícil semejante a intentar comprender las obras pictóricas de Kasimir Malevich.”

Hablando en cristiano como dices refiriéndote a la lengua española, la idea del minimalismo (no confundir con “animalismo” cuya experiencia más clara está en la actualidad en la Casa Blanca en Washington D.C.); la esencia de este movimiento artístico, arquitectónico y modo de vida, es “reducir todo a lo esencial,” y despojar a la humanidad y al arte de los elementos sobrantes.

(Esta es la idea de Trump y los riquitos que desean que lo que queda de la clase media y los pobres comiencen a seguir las doctrinas de Kung Fu que caminaba sin zapatos, no se cambiaba de ropa y se alimentaba de raíces.)

En lo que al arte se refiere se dice que el movimiento comienza en los Estados Unidos en la era de los años 60,’ después de la segunda guerra mundial y constituye una reacción en contra de la onda realista y el arte Pop que exageraba los componentes en el arte.

“Lo que buscamos es reducir al máximo la actividad del artista con el objeto de ahorrar pinceles, lienzos y pintura y aumentar la actividad perceptual del espectador para hacerlo despertar intelectualmente,” dice John “Pipo” González, un artista del patio que lo que hace es tirar brochazos y después quiere que lo aplaudan.

En el plano personal el minimalismo se asemeja al ascético, característico de los monjes y ermitaños que buscaban la simplicidad de la pobreza como reacción al boato.El ascético (no confundir con el estítico o patético) reduce sus pertenencias como lo hizo San Francisco de Assisi que en Italia y cansado de fiestas, burdeles, prostitutas y cortesanas, se vistió con una vestimenta con una capucha y caminaba a pie descubierto.De acuerdo a esta idea, y siguiendo las enseñanzas de Cristo y profetas como Confucio; todo se reducía a lo mínimo.

Ahora bien, Evh tu nuera y que Dios perdone, lleva estas creencias de frugalidad al extremo, y con tu hijito “Bebito,” se están acogiendo a la tendencia del Tiny House Movement que está haciendo escante en el mundo.Con la doctrina minimalista en oposición a las mansiones como la del gobernador Lamont que cuenta con ocho baños y medio; las casas minimalista son chiquitas, cuentan con una cocina/comedor minúsculos, tiene muy pocos closets (UNO), un dormitorio pequeño donde cabe nada más que una cama, una sala escritorio a la que hay que entrar de lado y donde el sol no entra por lo chica, y en vez de piscina, en verano se mojan con una manguera.

Estas casas se han puesto de moda e incluye casas pequeñas para perros usualmente tamaño chihuahuas.

Otro término que utilizas es que tu futura nuera es “vegana,” personas que evitan las carnes, huevos y todo alimento de origen animal.Ellos privilegian los vegetales, el grano y vegetales, aunque este tipo de comidas es más cara que los impuestos a los gatos que se piensan implementar en Connecticut.

Ma, te deseo suerte y no estoy segura que podrás visitar a Bebito y Evh porque me han contado que los minimalistas reciben a sus visitas en el mini jardín del mini patio y se sientan en el suelo.

Mija, así están las cosas.

Tía Jul

 

Comentarios a los Consejos de la Tía

Yo soy trasvertí y me encanta la ropa interior y exterior de las féminas.Cuando chiquito usaba la ropa de mis hermanas y estas se enojaban entre ellas sin saber que yo tenía los pantis puestos.Gracias.Turbi de New Haven.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top