En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Me siento mal de los nervios, por Waldemar Gracia

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

¡Ay Dios mío, ya no puedo aguantar mas! ¡Déjenme quieta,…yo no puedo funcionar bajo tanta presión! “Me estoy enfermando de los Nervios”,” Ay de mí, me estoy volviendo loca”. Así exclamaba doña Luz mientras hablaba con su consejero. El stress es una forma de tensión emocional que es necesaria para el funcionamiento saludable de todos nosotros. El stress saludable es comparable a la tensión que hay que aplicar a las cuerdas de una guitarra con el propósito de afinarla y hacerla sonar una melodía bien entonada.

Pero si las cuerdas son apretadas demasiado éstas pueden sonar muy mal y tal vez romperse. He titulado este artículo Stress, Ansiedad y Depresión por que estar bajo stress es como encontrarse entre la espada y la pared, lo que comúnmente le llamamos estar en tres y dos.

Ya hemos dicho que el stress puede ser saludable, pero hoy quiero hablarles de cómo éste puede hacernos mucho daño tal y como ha afectado a doña Luz. El stress en extremo puede producir: Ansiedad, Culpa y/o Depresión.

Ansiedad : El stress es la fuente principal de las reacciones violentas. Las personas que sufren de ataques de ansiedad con frecuencia pierden el control emocional de sus vidas. La ansiedad conduce a la persona a un estado de agitación interna que puede producir un ataque al corazón.

Doña Luz está molesta con el psiquiatra de la clínica por que éste no le quiere “recetar” sus pastillas para “los nervios”. Doña Luz toma como 15 pastillas diferentes para distintas cosas. Se queja de que no puede dormir. “Yo tan sólo me tomo 7 tazas de café al día, y una antes de acostarme”. Se come las uñas y ve todas las novelas. Ella no se acuesta hasta que su esposo llega a la casa a la media noche, ella le calienta o le cocina algo freso y él se acuesta. “Entonces yo me acuesto por que sé que llegó bien a la casa,…pero no puedo dormir”.       

Culpa : El stress puede llevarnos a situaciones como las anteriormente descritas, hacernos perder el control y llegar a herir emocionalmente a nuestros seres queridos y más aún, herirnos a nosotros mismos. La culpa producida por el stress es progresiva, persistente y le puede llevar directo a la depresión o lo que es peor a una perdida de contacto con la realidad.

Doña Luz vive unos intensos sentimientos de culpa. Debido a su relación con su esposo alcohólico ella reconoce que no ha sido la clase de madre que ella siempre quiso ser. Doña Luz relató como un día echó de la casa a su hijo menor por que éste le “faltó” el respeto a su pobre Julio. Ese día Julio vino borracho y le tiró la ropa en la calle a Carlitos, y éste lo insultó y lo empujó. Inmediatamente, Doña Luz salió en defensa de su esposo alcohólico y le grito a su hijo: “vete de aquí desgracia’o,…no ves que tu padre no sabe lo que hace.

Depresión :  El stress es reprimido por mucho tiempo termina por debilitar nuestras defensas psicológicas. Al agotamiento emocional se le llama Depresión. Una mujer luego de soportar por nueve largos meses a una criatura en su vientre, al dar a luz se goza mucho. Pero no tarda en enfrentar la realidad de su agotamiento emocional debido a las tensiones producidas por su embarazo. Por eso muchas mujeres (mas de las que en realidad se reportan) terminan con lo que se ha llamado Depresión de Post-Partum, Depresión luego del parto.

La depresión de doña Luz se debe a los casi 30 años que lleva viviendo con Julio, un alcohólico empedernido, que no solo se la pasa bebiendo sino también abusa y maltrata a doña Luz y a sus hijos. Doña Luz, como “buena madre y esposa”, ha soportado todo el stress y la tensión emocional de esta situación. Ella ha preferido “aguantar” por el hecho de criar a sus hijos con un padre. Todavía al día de hoy doña Luz cree que Julio va a cambiar. Ella le dice a su consejero “yo se que en el fondo el es bueno y va a cambiar”.  Su consejero le contesta: “¡Claro doña Luz que el va a cambiar,…se va a poner mucho peor,…y eso si que es un cambio”. Doña Luz es incapaz debido a sus sentimientos de culpa, su agotamiento emocional y su evidente depresión el poder comprender que esta atrapada en un ciclo, en un remolino del que jamás podrá salir. Sólo en su desajustada mente esta la creencia de que todo se va a poner bien.

No es fácil recuperarse de los efectos dañinos del stress. Hay ayuda y tratamiento disponible. Pero no muchas personas se curan de este mal. Un proceso de psicoterapia puede ayudar a una persona a comprender de que sí se puede cambiar si uno quiere, que el cambio es posible y que hay alternativa para una vida mejor. Pero el problema con el stress y sus efectos negativos es que nos acostumbramos a ellos, encontramos un “confort zone” en nuestra vida miserable y de ahí no hay quien nos saque. Mi abuela decía que: el que por su gusto muere…hasta la muerte le sabe a gloria”.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top