En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Sistema de educación pública se prepara para lidiar con un presupuesto de 429 millones

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HARTFORD.- A solamente unas cuatro semanas para que finalice el año escolar, la superintendente de escuelas Leslie Torres Rodríguez, ha anunciado un nuevo modelo de presupuesto que reemplazaría al pasado que “no era justo ni eficiente.” En este nuevo sistema, se haría lo mejor que se pueda con un presupuesto de 429 millones de dólares que añadiría 36 nuevas posiciones de trabajo y contaría con un aumento de un 1% comparado con este año escolar que finaliza.

Este presupuesto que fue aprobado por la unanimidad de los integrantes de la Junta de Educación que preside Julio Flores, tiene que ser aprobado antes de que entre en vigencia, por el Concilio Municipal, Sin embargo, no se espera un rechazo porque se está trabajando casi con la misma cantidad de dinero y ya ha sido tradicional una cierta conformidad con el problema casi endémico de la ausencia de recursos suficientes para una población escolar proveniente de familias con bajos ingresos económicos.

“Estamos vistiendo un santo para vestir a otro,” dijo María Figueroa, madre de una hija que asiste a la Academia y escuela magneto de Ciencias Médicas y Deportivas al enterarse que ya no habrá una bibliotecaria pero que si habrá una en la escuela elemental Thirman Milner después de que este establecimiento educacional no había contado con este importante recurso por un año.

Tampoco tendrá servicios de bibliotecario la Academia Expedicionaria Moylan que tendrá un consejero y más maestros. Esta decisión se produjo cuando la Academia logra un aumento de su matrícula de un 23%.

El tema de que algunas escuelas no cuenten con bibliotecarios o bibliotecarias produjo la reacción de la activista  de la comunidad y voluntaria Hyacinth Yennis que considera que el sistema escolar de Hartford “en vez de avanzar retrocede y que los estudiantes no cuenten con los recursos de la biblioteca donde están los computadores y acceso a tecnología es inconcebible.”

Lo que sucede es que con la nueva fórmula para determinar el presupuesto para el año escolar 2019-2020, la fórmula de distribución de dinero se está rigiendo por el sistema Next Generation Accountability System que asigna a cada escuela y distritos una cifra basada en los resultados en las pruebas estandarizadas, el grado de ausentismo escolar, el porcentaje de graduados y en el caso de escuelas superiores, la capacidad de que sus estudiantes lean en un contexto académico.

Lamentablemente, Hartford dentro de este sistema, tiene uno de los puntajes más bajos entre los distritos escolares de Connecticut superando solamente a los de Norwich y New Britain. 

Por otra parte, la matrícula de estudiantes en Hartford ha disminuido de 19,767 en este año escolar después de años en mantener una cantidad de 20,000.  Cuatro años atrás, según indican las estadísticas, el sistema contaba con 22,000 estudiantes.

El sistema sufre varios problemas que se han arrastrado por años y que no ha sido posible resolver. Un 25% de los estudiantes tienen graves problemas de asistencia a la escuela, una quinta parte del estudiantado están aprendiendo el inglés, y más del 75% cualifican para desayunos o almuerzos gratis o con rebaja.  El distrito escolar es uno de los más pobres de Connecticut.

Esta situación se ha visto agravada por problemas que van más allá de lo que sucede en la ciudad debido a la llegada a Hartford de familias damnificadas por el huracán María, la crisis habitacional que crea inestabilidad de residencia en familias que residían en edificios insalubres y ya clausurados, la violencia debido al tráfico de drogas, y los graves problemas de indisciplina que no son mencionados en las estadísticas.

Recientemente la presidenta de la Federación de Maestros de Hartford había denunciado el hecho de que se ha notificado a los educadores que “no refieran” casos de indisciplina a la oficina del director a el asistente al director.  De acuerdo a maestros y observadores hay estudiantes que requieren servicios emocionales urgentes o su referido a otras escuelas especializadas ya que por su comportamiento errático, afectan gravemente la posibilidad de que otros estudiantes aprendan.

La denuncia de Andrea Johnson no fue bien recibida por padres que comenzaron a gritar en contra de los educadores a quienes acusaron de “ignorantes de la cultura étnica de Hartford y que no sabían instruir.”

En este caos que trataba de calmar el presidente de la Junta de Educación, la federación de maestros ha deplorado el hecho de que la superintendente no haya solicitado respeto hacia la dirigente dela unión sindical.

Para lidiar con el déficit ya endémico del presupuesto escolar, se eliminaron tres posiciones en la oficina central y se redujeron el programa atlético en las escuelas elementales. Estas eliminaciones de personal estarían permitiendo un ahorro de doce millones de dólares.

“En los últimos cinco años, se habría mitigado 117 millones en costos, y eliminado 388 posiciones de trabajo probablemente causadas por una disminución del alumnado en el distrito escolar.  También el sistema está en el primer año dentro de un plan de tres para consolidar y volver a configurar escuelas, plan  que incluye el cierre de una docena de edificios escolares, cuestión que ha creado protestas por parte de padres acostumbrados al antiguo sistema de “escuelas en mi vecindario.”

Debido a la movilidad de familias, algunos establecimientos escolares están funcionando con un mínimo de estudiantes que no justifican mantener a la escuela abierta.

Dentro de la nueva fórmula, el sistema adjudica más dinero a las escuelas más necesitadas, especialmente a las que tienen ausencias crónicas de estudiantes u otros pupilos que aun aprenden el idioma ingles con énfasis en lo académico.

También se anunció que con la participación de la agencia The Village, se establecerá en CADA escuela un Centro de Recursos de la Familia con un foco en los padres con dificultades para lidiar con niños o jóvenes renuentes a asistir a la escuela.        

Finalmente, y en una reciente nota editorial aparecido este pasado jueves en el periódico Hartford Courant suscrito por la superintendente en el nuevo presupuesto se agregan 6.5 maestros para apoyar a estudiantes que estén aprendiendo el inglés, se va a expandir el modelo de “Escuelas de la Comunidad” a otras cuatro escuelas que funcionan en vecindarios proveyéndoles servicios de apoyo adicionales, y se anunció además la creación de Centros de Éxito Para estudiantes en las escuelas superiores Bulkeley, Weaver, y Hartford High para que los jóvenes que no están rindiendo resultados académicos a cabalidad, regresen a la ruta de su graduación.

La superintendente también dijo que se contratara a once trabajadores sociales adicionales, además de 6.5 consejeros extras, y nueve especialistas en conducta.

Este será el escenario en el que se desenvolverá el nuevo año escolar 2019-2020 y solamente queda por esperar la aprobación de la asamblea municipal.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top