En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

“Mi esposo no quiere que vacunen a mi Pichito”, por La Tia Julia

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Querida Tía Julia, espero que me la hayan tratado y atendido bien para el Día de las Madres, aunque corre el rumor por acá por New London que usted como decimos en mi país; se quedó “para vestir santos” o es jamona, que es la forma que usan unos tipos de la mirada turbia que me miran cuando voy a la marketa a comprar frijoles negros.Lo que pasa es que soy curvilínea y eso me trae problemas.

El otro rumor acerca de usted que he escuchado en un CTown de Hartford, es que comenzaría un programa radial lo que me ha alegrado mucho, aunque mi sueño es verla en televisión para alumbrarnos e iluminarnos en este mundo donde abunda la ignorancia que muestran las autoridades en Washington.Lo último que circula en el barrio es que el presidente Trump habría confundido en un discurso el September 11 con el 7/11.Por favor dígame que esto no es cierto porque si es así, hasta yo me postularía para vice presidenta si es que la candidata es esta muchacha inteligente y puertorriqueña llamada Alexandria Ocacio.

Le escribo por esto de las vacunas. Mi esposo desde que lo conocí se hace llamar evangélico fundamentalista y dice que no quiere que a Pichito lo vacunen para prevenir las paperas que en mi país le llaman “care’ chancho” que según dicen los sabidos es muy contagiosa y le puede achicar los testículos y eso otro a los muchachitos.Espero que usted me entienda.

Según Manuel en ninguna parte de la Biblia se vacunaba la gente y solamente les cobraban impuestos como quiere hacer el señor Lamont en las carreteras, pero queno toca a los riquitos y sus blanquitos amigos de Greenwich.Yo le he respondido que por esa razón la gente en el tiempo de Cristo fallecían de lepra, diarreas, o se volvían locos.No había esto maravilloso como la llamada penicilina que hace que la gente viva y no se muera a los siete años.

Esto me está preocupando porque los directores de escuela se están enojando mucho demasiado ya que un nene que no ha sido vacunado, puede contagiar a otros y eso ha pasado en Nueva York donde unos padres judíos (creo que se llaman ortodoxos), se negaron a que sus hijos recibieran la vacuna para las paperas.Para hacer el cuento corto como decía un señor chiquito al que le apodaban capital homo sapiencito, el caso fue a corte y el juez le dio el favor al sistema escolar.

Otra razón que da mi esposo y que me pone los nervios de punta y más tenso cuerda de arpa, es que según él ya estamos en el fin de los días, con Trump (que sería un ángel evangélico) se cumpliría la profecía de un conflicto grande que según mi esposo es relatado en el Apocalipsis. “Si nos vamos a morir con el próximo diluvio, para que tanta zanganería de remedios ni tratamientos,” dice.Yo le contradigo y el otro día vino a la casa el Pastor para convencerme, pero es que yo no confió en nadie porque cuando yo iba a la cocina, el tipo me miraba la esparda con unos ojos llenos de pasión desenfrenada.Manuel dice que son ideas mías para echármelas.

He hablado con otras vecinas de la calle Main y estamos de acuerdo en que las vacunas salvan vidas, especialmente de niños que no han vivido la vida y no debieran estar expuestos a contagios.Ahora a Manuel le ha dado con la idea de que si fuerzan al niño a vacunarse, él lo sacara de la escuela y que yo y él lo educaremos en la casa.Dicen que pagan $8,000 dólares por hijo/estudiante pero yo apenas tengo el GED y él se salió en noveno grado para aprender la Biblia de memoria.

Tía, me preocupa mucho el futuro de Pichito sin vacunas. En mi caso me pusieron todas las vacunas disponibles y según mi madre que crecio en el campo, una vacuna de penicilina salva a mi tía Lorenza que a los ocho meses sufrió de una bronconeumonía.Según nos contaba, mi pai con mi tío se fueron caminando, caminando hasta el pueblo de Corozal a la única farmacia donde recién había llegado este milagro de la ciencia.Más mojados que traje de buzo, los dos regresaron a casa y una señora que sabía poner inyecciones le puso la penicilina. Por esta razón yo creo en las vacunas y deseo que me vacunen a Pichito para que no deje de respirar en el futuro cercano.

Le prometo que compartiré definitivamente su respuesta con este salmón de Manuel que me tiene ya un lado hinchado.

Saludos fraternales y déjenos saber cuándo aparecerán nuevamente los artículos de Don Limeres.

Bruni.


Respuesta

Querida Bruni que asumo es una simplificación de Brunilda o Brunika.Sé que donde haya seres humanos habrá rumores, chisme, patrañas, hablillas, embrollo y murmuraciones y esto afecta a las personas famosas, aunque yo no creo que mi fama sea tan extendida, pero te agradezco que me informes para prepararme y responder a fabulas y embustes.De esto se queja el presidente, pero en toda maraña hay dosis de verdad de acuerdo a este dicho que reza “cuando el rio suena es porque trae piedras y otras cosas debido a la contaminación ambiental.”

En cuanto a mi estado civil te diré que he tenido experiencias pero que debido a que aquí en Connecticut los hombres tienen cierto grado de desquicio mental, emocional o malos hábitos como ese tipo que se sonaba la nariz con el estilo de los panaderos, muy común en los DD, me canse, tengo un novio, pero vivo sola con mi sobrina Pita.

No he programado mi participación en programas radiales porque también allí hay que vender los anuncios que sostengan este esfuerzo y apostolado, además de que el comercio está ya vacunado a los acercamientos de vendedores y de aquí voy al tema que te preocupa.

Te debo contar que existe ahora en este país la tendencia a introducir el asunto religioso, que yo respeto mucho demasiado; a cuestiones de salud y temas civiles y eso no es aceptable.Ya alguna gente se oponía a que sus hijos o familia reciban transfusiones de sangre.Sin embargo a lo que dice tu marido que en la Biblia no se recomienda vacunar, he buscado y rebuscado y se habla de que hace tres mil años en la China, un país donde se llevaron a cabo grandes inventos; se conocía un moho que utilizaron para PREVENIR enfermedades.También se ha descubierto a través de los trabajos de arqueólogos que se ha encontrado en momias y momios, vestigios de mohos preventivos de enfermedades.

Sin embargo antes de continuar, es importante que recordemos que hay diferencias entre la penicilina que es un ANTIBIOTICO y la vacuna que PREVIENE las infecciones por enfermedades tales como la varicela, la parotiditis, difteria, influenza, tos ferina, sarampión, rubeola y la poliomielitis..

El antibiótico se aplica para eliminar EN EL MOMENTO que aparezca una infección tales como supuraciones con pus en la piel o la boca o en otras partes del cuerpo producidas por bacterias.Es allí donde hace su ingreso la penicilina en sus variedades de estreptomicina, amoxicilina, ampicilina, y otras.

La vacuna, quiéranlo o no creer los que se oponen a su uso preventivo; ha logrado evitar las llamadas plagas.Entre los años 1300 y 1700 cuando no había vacunas, murió un 50% de la población de Europa lo cual es mucho demasiado debido a que no hubo vacunas.

La vacuna se prepara con microrganismo muertos o debilitados de una determinada enfermedad (por ejemplo el sarampión) pero estos carecen de la capacidad de producirla.La vacuna pone en estado de alerta a nuestro sistema inmunológico que entonces se prepara para combatir el ataque de la viruela o la poliomielitis u otras enfermedades contagiosas.

Es bueno recordar que los europeos trajeron además de la codicia y la crueldad, enfermedades que no se conocían en el nuevo mundo y prácticamente exterminaron a la población indígena como fue el caso de los Tainos y Aztecas.

Con esto, es bueno recordar que los antibióticos lidian con enfermedades, heridas, supuraciones en el PRESENTE, mientras que la vacuna PREVIENE las enfermedades antes mencionadas.

Actualmente hay padres que no desean que sus hijos sean vacunados porque según ellos DIOS es el que salva; de este modo el niño o niña quedan expuestos a enfermedades peligrosas.La situación en las escuelas es delicada porque un niño no vacunado expuesto a enfermedades como el sarampión o la viruela, en el caso de que se contagie, CONTAGIARA a sus compañeritos y compañeritas de PK y allí está el problema.

En la Biblia se llevaban a cabo curaciones, pero la acción era mayormente preventiva como esta estipulado en el Antiguo Testamento en la sección de Levítico donde se hace una clara definición de un cuerpo “limpio” o “sucio” y se establecen leyes estrictas para proteger a la tribu o comunidad tal como lavarse las manos, separar al enfermo de la comunidad y proveerle oraciones y curaciones.En este sentido se está PREVINIENDO y a modo de ejemplo se prohibía el contacto sexual entre un hombre y una mujer que estuviera menstruando o haya recién dado a luz.

Con todo esto, ustedes son los que deben decidir las vacunas para Pichito.Aunque una tenga fe en Dios y crea en la religión, no se debe ignorar el avance de la ciencia que a través de las vacunas han permitido la protección de adultos y niños.

No olviden vacunarse en octubre para prevenir la influenza en el FUTURO y usen antibióticos recomendados por los médicos para infecciones producidas HOY.

Se les quiere mucho demasiado,

Tía Julia

 

Comentarios a los Consejos de la Tía Julia.

Mensaje de Ángel de New London. Una amiga me emprestó una edición de la Voz donde usted habla de palabras inventadas por nosotros los boricuas.Yo también las he creado pero no las he patentado.Estos son los verbos chumear, flooty, chichisbear, chochamirte y cañonear.Me pueden llamar al 203-840-3219.Gracias

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top