En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

“Mi gata, mi perro y mi esposo están deprimidos”, por La Tia Julia

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Querida Titi, Resido en la actualidad en el hermoso pueblo de East Hartford que a no toda la gente le gusta, pero es que aquí en Connecticut todos están disconformes por esto de la política y a mí eso me deprime y frustra mucho demasiado como dice William.Vea usted esto de los tolles que propone el señor Lamont. Es ahora un lio de madre porque los republicanos y riquitos no los quieren, aunque Lamont no les ha subido los impuestos a las mansiones con sete baños y con eso debieran estar contentos y más calladitos que un taco de goma.Lo de la marihuana ha sido otro rollo y así, toda la gente está disconforme.

Le escribo porque ahora está el asunto del cambio de clima y la primavera está más húmeda que nariz de gato con el flu.Vivo en Connecticut desde 1982 y jamás había visto tanta, pero tanta lluvia.Añoro titi esos días de mayo en que el cara e’ gallo mostraba su rostro a las seis de la mañana e inundaba nuestras ciudades con sus rayos cálidos como un pernil al horno. Durante el día, el Dios sol se elevaba hasta el medio del cielo y no había nubes fastidiando el parto. Se uelian las flores y una brisa casi tropical agitaba la punta de los árbol p’alla y p’aca.Por la noche una podía ver el cielo estrellado y cuando había luna llena nos poníamos románticos con el noviecito.

Tía, todo esto ha desaparecido y en otros estados de los Estados Unidos como el de Oklahoma, las gentes están con el agua hasta el cuello, se han perdido las siembras y peligran los diques. Ay Bendito.

En mi caso, yo soy una mujer que lucho mucho e incluso nado en contra de la corriente. He notado Titi con mucha preocupación, que mi gata Vichita ha cambiado de personalidad y como no puede salir al jardín debido a la lluvia, se lo pasa adormilada en la ventana mirando sin esperanzas el futuro. Mi perro Donald, anda callado y con la cola entre las piernecitas.Este chihuahua mancornado con pitbull se ve desconsolado y emite sonidos extraños como si le dolieran los intestinos, lanza gases tóxicos y está ladrando más.

Finalmente mi esposo ya me tiene un lado hinchado porque anda con un humor de los mil demonios murmurando las palabras “rayos y centellas, me voy pal’ carajo,” o “maldición que me chava esto de los paraguas. Necesito ver el sol y jugar pelota con el equipo Los Viejolos de Hoy y de Siempre.”

Esta atmosfera que hay en mi hogar se ha vuelto intoxicante debido a la falta de la luz solar y la cantaleta de los hermanos evangélicos que aseguran que se viene el fin del mundo y que el presidente Trump es el enviado de Dios para traer el apocalipse.Entre ellos, mi gata, mi perro, mi esposo y las visitas dominicales de los Testigos; me tienen los nervios de punta, no puedo dormir, y pienso en estas profecías del señor Nostradamus que según mi comai, anunciaba que nos chavábamos como para este tiempo.

Le he dicho a Tino, mi esposo, que estos cambios son pasajeros y que va a llegar la luz, pero fíjese usted que esta semana que termina habían anunciado que la temperatura subiría a los 90 y ahora está lloviendo y las nubes jodonas aparecen por el Norte o el Este y nos privan de la primavera. Lo que temo Tía es que vaya a nevar o que venga ahora la sequía que a mí no me gusta porque los pastos se ponen más amarillos que pamper de baby ja-ja-ja.

Una amiga que va al Instituto me dice que le dijeron que la falta de sol pone a la gente de mal genio, las parejas pelean y discuten, todos andan con la cara más larga que un día lunes y que en fin, a nadie le gustan estos cambios.Por favor tía, dígame usted si es cierto que los cambios que se esperan son grandes y si es verdad que viene un diluvio y que hay que construir un arca o bien vivir en el sótano por esto de los remolinos de viento llamados tornados.

Lo que usted me diga se lo agradezco porque las malas palabras de mi esposo me ofenden y al perro chihuahua lo quiero dar en adopción.Con la gata no sé qué hacer.

Saludos a los muchachos y muchachas de la Voz a las que no he tenido el gusto de conocer.Me saluda también por favor a la señora Norma, a Don King y a los que trabajan en la radio que se escucha muy bien.

Mirna Delgado

East Hartford


Respuesta

Mirna, gracias por tu consulta ya que lo del cambio de clima es un tema más delicado que las elecciones presidenciales del próximo año 2020 y hay que tomarlo muy en serio, aunque el de la Casa Muy Blanca no lo crea por esto de su ignorancia y la prepotencia.

Hay personas por aquí por el Green de New Haven que dicen que esto del exceso de lluvias, vientos huracanados, truenos, centellas y relámpagos no es algo nuevo. Sucedió en la región de la Nueva Inglaterra en 1816 cuando no hubo ni primavera ni verano.Como en aquellos tiempos las familias dependían del cultivo de hortalizas, trigo, maíz y cebadas; este fenómeno climático tuvo graves efectos en la sociedad produciéndose hambrunas, carestía y sufrimiento.Incluso se reportó la caída de granizo y nieves en el mes Agosto, lo que habría perjudicado más aun la agricultura y el ritmo de las siembras y cultivos.

Lo importante para recordar querida sobrina, es que los cambios del clima que causaron sequias de madre en Europa, produjeron problemas en el agro en países como Irlanda y Polonia, para mencionar solamente algunos.También habrían afectado al imperio incásico y al Azteca, híjole.

Ahora en el 2019 y como bien lo espepitas, los cambios se han hecho más notorios y hay una constante de variaciones climáticas que el doctor Bertrand Burke ha destacado en un artículo que pica como hormiga brava. Según este profesor al que apodaban de un modo injusto “funeral,” en el año 1983 se notaron en la Nueva Inglaterra variaciones drásticas en el clima tales como un verano donde la temperatura ascendió y se mantuvo por varias semanas a 90 grados Fahrenheit, registrándose el record de uno de los veranos más calientes de los últimos 150 años.

Sin ir más lejos y como decía un vago, el total de precipitaciones fluviales en Connecticut ha llegado en lo que va de corrido este año, a 24.43 pulgadas en circunstancias que el promedio de uno normal ha sido de 17.32 pulgadas.El pasado mes de abril se registraron 19 días consecutivos de lluvia con 2 pulgadas de agua por sobre lo normal.

Mirna, nadie puede negar que hay cambios que apoyan la idea de miles de científicos que están advirtiendo que si los países del planeta no cesan de enviar humos tóxicos a la atmosfera habrá cambios irreversibles que afectarían el futuro de las próximas generaciones.

El aumento del calor en la Tierra, está produciendo ahora mismo el deshielo acelerado de las moles de hielo en los polos de la región ártica y antártica y este incremento en el calor se debe a la emisión del gas metano producto de la actividad productiva humana.Cada día, millones de automóviles liberan gases que ascienden a la atmosfera donde quedan atrapados produciendo el efecto “invernadero.”Connecticut es ahora mismo uno de los Estados con el peor aire y una de las zonas más afectadas es el área de Greater Hartford.

Mirna, el planeta se está recalentando produciendo inviernos más largos, un aumento de las lluvias y primaveras cálidas y semi tropicales como la que estamos experimentando.Por otro lado y como decía un sastre que era un primo lejano porque vivía en Hawái; nadie puede negar el aumento de los tornados en las regiones del medio Oeste de los Estados Unidos y que ahora están acercándose peligrosamente a la Nueva Inglaterra.

La disminución de luz solar plena y tonificante y como bien dices, afecta también el ánimo de las personas cuando comienza el otoño o a comienzos del verano y se denomina un Desorden Afectivo de Cambio de Estación (En inglés SAD) que se caracteriza por problemas de insomnio, variaciones en el apetito, agitación y ansiedad. Lo que pasa Mirna es que la luz radiante aumenta la hormona Serotin en el cerebro mejorando el ánimo, mientras que la ausencia de luz produce el Melatonin que influye en el sueño.Por este motivo muchos días sin la luz solar a la que estamos acostumbrados en mayo, crea los síntomas de tus animalitos y de tu esposo, en ese mismo orden.

Bueno mija, te dejo con esto para que se lo expliques a Tino, tu esposo.Algunos dicen que es importante tener las luces prendidas o adquirir por unos dólares más unas cajas solares que simulan el calor del sol.Te metes en la cajita y según las instrucciones con letra chiquita, permaneces un tiempo.

A un nivel más familiar, las lluvias y días fríos afectan la realización de paradas o desfiles lo que es una lástima.Esperemos que el tiempo varíe y mejore este domingo.

Tia Julia

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top