En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Banco de Alimentos distribuye comida cada semana en tiempo de verano

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

STAMFORD. El Banco de Alimentos del condado de Fairfield debió buscar nuevos voluntarios para ayudar a recoger, organizar y distribuir la comida que diariamente se almacena en la bodega principal de 461 Gleenwood Avenue a ser entregado a 89 organizaciones comunitarias sin fines de lucro, que ven aumentar sus porciones de entrega debido a que los niños del área comen dos veces extras durante el día en época vacacional.

Según Catherine Lombardo, directora ejecutiva del Banco de Alimentos, a este centro de acopio llegan día con día nuevos voluntarios que realizan, junto a los trabajadores de planta, las tareas de recibir, clasificar, organizar y entregar comida; tal como si fuera un supermercado local un surtido de vegetales, productos de abarrotes, frutas, flores, carnes y una cantidad extra de pan, pasta y cereales; y para el caso de las comunidades hispanas, arroz y frijoles.

Catherine Lombardo, directora ejecutiva del Banco de Alimentos (Food Bank), pide a la ciudadanía colaborar con la organización para poder seguir repartiendo alimentos durante el tiempo de verano, época donde los niños comen el doble que lo que hacen durante la escuela.

Con respecto a la comunidad hispana que recibe bolsas de comida dentro del condado que inicia en Greenwich, circula en Stamford, sigue a Norwalk, va a Bridgeport y pueblos aledaños; el Banco NO tiene una relación directa pero sí tiene el registro de iglesias y centros comunitarios que tienen fieles y miembros de origen hispano a quienes distribuyen alimento por tercera manos.

“Nosotros no entregamos comida a individuos, entregamos a organizaciones que se encargan luego de distribuir a sus miembros”, enfatizó Lombardo.

El Banco de Alimentos está pidiendo a la ciudadanía que colabore económicamente para seguir proveyendo comida a las familias que residen Stamford, Greenwich, Stamford, Wilton, Norwalk, Darien y New Canaan; quienes consumen más porque los niños comen dos veces extras durante las vacaciones.

El Banco de Alimentos es una de las principales organizaciones que se preocupa por aliviar el hambre de las vecinos del área del Bajo Fairfield, proporcionando alimentos a cualquier agencia sin fines de lucro, ubicadas en Darien, Greenwich, New Canaan, Norwalk, Stamford y Wilton; que presten servicios a personas de bajos ingresos a través de comidas colectivas o bolsas de comestibles. Estas agencias incluyen comedores populares, refugios para desamparados, despensas de alimentos, guarderías infantiles, programas para después de la escuela, centros para personas mayores y programas de rehabilitación.

El Banco de Alimentos colecta, clasifica, almacena y distribuye alimentos donados por fabricantes nacionales, comerciantes locales, unidades de alimentos estatales y locales e individuos. Además, The Food Bank compra ocasionalmente carne y aves de corral a granel a muy bajo costo para la redistribución a las agencias miembros. Almacena la comida en su bodega ubicada en Glenbrook Road en Stamford y la distribuye a sus agencias miembros que alimentan a los miembros de la comunidad. Sus socios “compran” en la bodega de The Food Bank de lunes a viernes y pagan una tarifa de mantenimiento compartido de 19 centavos por libra.

Las agencias miembros del Food Bank incluyen Salvation Army en Stamford y Norwalk, Pacific House en Stamford; Open Door Shelter en Norwalk; New Covenant Center en Stamford; Servicios para familias judías en Stamford; Person to Person en Darien y Norwalk; Fundación Domus en Stamford; Inspirica en Stamford; Faith Tabernacle Pantry en Stamford; Neighbor to Neighbor de Greenwich; y Abilis en Stamford y Greenwich, por mencionar solo algunos.

Durante el año fiscal, The Food Bank distribuyó más de 1.2 millones de libras de alimentos a sus agencias y programas miembros con un ahorro de más de  2.1 millones de dólares sobre el costo mayorista de los alimentos. Estas agencias informaron que sirvieron más de 5 millones de comidas a más de 200.000 personas (no duplicadas solo dentro de cada agencia) durante este período.

Se estima que en el condado de Fairfield, una familia de cuatro (dos adultos y dos niños) necesita un salario anual de aproximadamente 71.000 dólares para evitar ser “inseguro en alimentos”, es decir, carecer de acceso confiable a una cantidad suficiente de alimentos asequibles y nutritivos.

A menudo, los trabajadores pobres ganan solo el salario mínimo de Connecticut, que en 2018 será de 10.10 dólares por hora. Con el salario mínimo de 2018, ambos adultos tendrían que trabajar 10 horas al día, 7 días a la semana durante todo el año, solo para ganar 70.700. Por ende, esta familia no puede llegar a fin de mes a pesar de que ambos adultos trabajan 10 horas al día. Ante este dilema, muchos deben elegir entre comer nutritivamente o pagar la renta. Por lo tanto, se ven obligados a obtener alimentos a través de despensas de alimentos, comedores de beneficencia y albergues que son agencias miembros del Banco de Alimentos del Condado de Lower Fairfield.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top