En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Detente y descansa, por la Lic. Liliana D. González

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

La gente pasa su vida trabajando. El sistema del mundo exige demasiadas responsabilidades y compromisos diarios. Parece que siempre hay algo por hacer. Trabajar sin descanso nos lleva a desgastarnos física y emocionalmente.

Numerosos estudios han demostrado que una persona que trabaja bajo presión aumenta su nivel de rendimiento debido a la adrenalina que genera su cuerpo, sin embargo, llega un momento en el que se derrumba completamente. La sobrecarga de ocupaciones produce estrés, dolor físico y agotamiento mental. Ya lo dijo el sabio Salomón: “¿Qué gana el hombre con todos sus esfuerzos y con tanto preocuparse y afanarse bajo el sol?  Todos sus días están plagados de sufrimientos y tareas frustrantes, y ni siquiera de noche descansa su mente. ¡Y también esto es absurdo!” (Eclesiastés 2:22-23 NVI).

“Me siento culpable cuando descanso”, me dice mi hija cada vez que la animo a reposar de sus actividades académicas. Incluso me llama preocupada si se tomó una hora para ver televisión. Ella tiene la absurda idea de que perderá tiempo y no acabará con sus obligaciones si deja de estudiar por un rato.

Durante una parada de planta en el Complejo Petroquímico José Antonio Anzoátegui, Venezuela, el operador de guardia sufrió una parálisis cerebral que le ocasionó la muerte debido al estrés y la falta de sueño.  

Lo más sabio que podemos hacer es descansar. Dios descansó después de realizar su obra creadora (Génesis 2:3). Jesús dormitó en una balsa durante una tormenta (Marcos 4:38), fatigado del camino se sentó junto a un pozo (Juan 4:6), y al percatarse de que Él y sus discípulos no tenían tiempo ni para comer, fue con ellos a lugar tranquilo para reposar un rato (Marcos 6:31). Si Jesús no se sintió culpable por tomarse un merecido descanso ¿por qué nosotros sí?

Cuando no descansamos el trabajo se torna difícil, lo hacemos de mala gana, nos quejamos porque el tiempo no rinde y terminamos aborreciendo lo que al principio hacíamos con agrado. Eclesiastés 4:6 dice: “Más vale un puño lleno con descanso, que ambos puños llenos con trabajo y aflicción de espíritu”.

Dios quiere que seamos diligentes y buenos trabajadores. De hecho, Jesús expresó: “Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo” (Juan 5:17). Sin embargo, Él también quiere que seamos equilibrados. No es su deseo que trabajemos hasta enfermar. Necesitamos un día, una semana, o unas vacaciones en las que la faena se detenga y solamente reposemos.

¿Cuándo fue la última vez que disfrutaste de una película con tus hijos? ¿Desde cuándo no sales a pasear con tu cónyuge o con un buen amigo? ¿Has visitado a tus padres últimamente? No te pases la vida trabajando hasta el extremo de enfermarte. Mira lo que dicen las Escrituras: “Nada hay mejor para el hombre que comer y beber, y llegar a disfrutar de sus afanes. He visto que también esto proviene de Dios, porque ¿quién puede comer y alegrarse, si no es por Dios?” (Eclesiastés 2:24-25 NVI). Si hoy te sientes agotado, ¡detente y descansa!

ORA LA PALABRA

“Es en vano que os levantéis de madrugada, que os acostéis tarde, que comáis el pan de afanosa labor, pues Él da a su amado aun mientras duerme” (Salmos 127:2 LBLA).

Amado Padre celestial, confieso que me he sobrecargado de trabajo y múltiples ocupaciones que han debilitado mi salud. He dedicado poco tiempo a mi familia y no he disfrutado con ellos de todo el esfuerzo de mi labor. Gracias por abrir mis ojos y mostrarme que incluso cuando duermo tú me provees y me sustentas. En tu nombre Señor vengo a ti para que proveas descanso a mi cuerpo físico y a mi alma atribulada. Yo sé que tu yugo es fácil y ligera tu carga. Amén.

 

____________________

Copyright 2017.

Si quieres leer más artículos como este sígueme en mis redes

https://lilivivelapalabra.wordpress.com

 https://www.facebook.com/reflexionesvivelapalabra

https://twitter.com/lili15daymar

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top