En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Victoria para Hartford, jurado rechaza demanda de 90 millones presentada por CenterPlan

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Luke bronin se anota un triunfo


HARTFORD.- Probablemente usted no va a escuchar nuevamente el nombre de esta compañía constructora que llega a la capital del estado en el 2015 para hacer realidad el proyecto de construir un estadio de béisbol que sería la sede del equipo de los Goat Yard.Los dueños de este equipo son los hermanos Solomon que tenían su sede operaciones en un estadio en New Britain.

Por 36 meses, el proyecto solamente trajo malas noticias a una ciudad que en el 2015 estaba aquejada por agudos problemas financieros.

Afortunadamente, Luque Bronin asumió el puesto de alcalde en enero del 2016 y con esta posición, hereda los graves problemas del sistema educacional, una ciudad al borde de la bancarrota, delincuencia y el inconcluso Estadio Dunkin’ Donuts situado en la entrada al Norte de Hartford y parte importante del centro de la ciudad.

Una de las primeras medidas que toma el alcalde Bronin cuya profesión es abogado, fue la de encarar a los contratistas y compañía constructora que no había cumplido los plazos estipulados en el contrato original, procediendo a despedirla por incumplimiento de obras y el constante aumento del presupuesto inicial.

Leslie King de la práctica de abogados Murtha, Cullina que tuvo la responsabilidad de representar a la ciudad en la demanda de 90 millones de dólares que CenterPlan exigía por haber recibido la noticia de cese de sus trabajos inconcluso; manifestó durante el proceso civil que comenzó el 5 de junio presidido por el Juez Thomas Moukawsher que la demanda de la compañía era injusta y lo decidido por el alcalde era absolutamente racional y legal.

Los testimonios durante este proceso con un Jurado, se enfocaron en los primeros cinco meses del 2016, periodo en el que la compañía que demandaba a Hartford se encontraba bajo presión por no cumplir con los plazos de conclusión del estadio.La empresa y actuando como había sido una constante en su desempeño, exigía a la ciudad el pago de más dinero para concluir los así llamados “gastos imprevistos.”

El alcalde Bronin otorga un nuevo plazo de entrega del proyecto fijado originalmente para el mes de marzo, pero que se extendió al mes de mayo del 2017, en circunstancias de que el primer juego tendría lugar el 31 de ese mes.El alcalde había comprometido además la suma de 5.5 millones para que el proyecto finalmente se completara.

Las constantes alteraciones del plan original iban significando más dinero por sobre el costo original y estos cambios se inician tan temprano como en el verano del 2015.La abogada Leslie King dio como ejemplo la necesidad de instalar 100 tomas de corriente que se hicieron necesarios cuando CenterPlan cambia los diseños de los cielos rasos. Y, como fue una constante en la acción de la compañía; solicitaba a la ciudad el pago por sus errores.

En las negociaciones entre la ciudad de Hartford y CenterPlan, la compañía a menudo exigía que “se diera luz verde a sus solicitudes de más plazos y dinero para las obra, porque si no, no concluirían los trabajos.”

Se informó en Corte que tan pronto el alcalde Luke Bronin despidió a Center Plan Construction el seis de junio del 2016, la compañía aseguradora del proyecto llamada Arch Insurance, contrata a la compañía Whiting-Turner para lidiar con 1,700 trabajos que necesitan ser completados.

Finalmente, y después de que un jurado llega a un veredicto con respecto a esta engorrosa disputa que distrajo esfuerzos a las autoridades para lidiar con otros problemas; este martes 2 de julio los integrantes decidieron que la ciudad de Hartford no tendría que pagar los 90 millones exigidos por los ejecutivos de la compañía CenterPlan Construcción, que había sido seleccionada en el 2015 bajo el gobierno del alcalde Pedro Segarra para llevar a cabo el proyecto que termina en un gran fracaso.

Conocida la decisión del jurado acerca de esta demanda, el alcalde Bronindijo en un comunicado de prensa que la decisión vindica a la ciudad capital en su lucha por proteger legalmente a quienes pagan los impuestos de tener que asumir nuevos costos para completar la construcción del estadio.

Agrega el alcalde Bronin que cuando asumió su puesto, el proyecto estaba tan atrasado y sobrepasando el presupuesto original que en vez de pedirles a los ciudadanos que pagan impuestos pagar por los errores y fallas de la compañía CenterPlan Construction; determino decir basta y hacer a la compañía responsable.

“Esta es una gran victoria para Hartford y estamos deseosos deavanzar con el desarrollo urbano de los terrenos aledaños al estadio,” dijo el alcalde que está postulando a la reelección.

De acuerdo al proyecto original, alrededor del estadio se habilitaran espacios para restaurantes, tiendas, aparcamientos y proyectos habitacionales.

“Nos alegramos de que el alcalde Bronin haya puesto un ALTO a estas compañías que llegan a nuestra ciudad y tratan de embaucarnos.Ahora hay juegos de béisbol en este estadio con capacidad para seis mil personas y en el futuro tiendas y restaurantes para los espectadores que llegan de toda el área de Greater Hartford,” dijo Robert Park que apoyó la idea del parque Dunkin’ Donuts desde sus comienzos, pero que percibió la forma desorganizada, ineficiente y casi fraudulenta de operar que muestra CenterPlan.

“Lo bueno es que ya no sabremos más de estas compañías,” comento Pascual Soto, asiduo asistente a los juegos añadiendo que espera que lo del estacionamiento se expedite.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top