En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Proyecto de ciudades por Matt Pilon y Gregory Seay | Hartford Business Journal J

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Solución: las organizaciones sin fines de lucro más grandes de Hartford contribuyen más


CTMIRROR.- Según el Instituto Lincoln Institute of Land Policy, hay menos de una docena de ciudades de los Estados Unidos que reciben más de $ 1 millón al año, en pagos voluntarios de organizaciones sin fines de lucro, como hospitales y universidades y que están exentas del pago de impuestos a la propiedad.

Con aproximadamente $ 34 millones en el año fiscal 2018, Boston recibe la mayor cantidad en los llamados “pagos en lugar de impuestos” de parte de sus organizaciones sin fines de lucro, y algunas de las cantidades más grandes provienen de las universidades Harvard y Boston University.

New Haven también ocupa un lugar destacado en la lista, ya que recibió más de $ 100 millones de Yale desde 1991.

Esos pagos PILOT, una parte de los cuales están dedicados a los servicios de bomberos de la ciudad, han variado en tamaño a lo largo de los años, pero según datos de la ciudad, superaron los $ 14 millones en 2018.

Sin dudas de que Yale es la universidad más prestigiosa de Connecticut y una de las más ricas de la nación, con un presupuesto de aproximadamente $29 mil millones.

Se han realizado esfuerzos para convencer a universidades e instituciones médicas de Hartford, para que paguen algo de dinero, pero se han resistido. Hartford no tiene pagos voluntarios PILOT registrados.

Irónicamente, ha sido el sector privado el que proporcionó algo que puede ser considerado como pagos voluntarios. En 2017, Aetna, Travelers y The Hartford, empresas gigantes de seguros con fines de lucro, que se cotizan en la bolsa de valores y que ya están entre los contribuyentes más grandes de la ciudad, se comprometieron a donar $ 50 millones a la ciudad durante un período de cinco años, para ayudarla a resolver sus problemas financieros.

El alcalde Luke Bronin, dijo que ha intentado hacer algo con organizaciones sin fines de lucro.

 “Creo que nuestras principales instituciones tienen una gran participación en la fortaleza de la ciudad y he presionado mucho para que nuestros hospitales y otras grandes organizaciones sin fines de lucro, paguen el PILOT voluntario. Continuaré en esa línea”, dijo Bronin.

De acuerdo con los datos de la ciudad, los bienes exentos que son propiedad de Hartford Hospital, St. Francis Hospital and Medical Center, University of Hartford y Trinity College exceden más de mil millones en valor tasado. i se unen esos valores con los de impuestos, Hartford dispondría de decenas de millones de dólares en ingresos anuales adicionales, dinero que podría usarse para reducir los impuestos a la propiedad o reinvertir en la ciudad.

Como elemento comparativo, la gran lista de impuestos de Hartford, que incluye bienes raíces, bienes personales y vehículos motorizados, es de solo $ 4 mil millones; una cantidad ligeramente mayor de propiedad está exenta de impuestos. 

Algo que complica el asunto es que el estado ya está cobrando impuestos a los hospitales por su lado, por una suma de cientos de millones de dólares anuales en los últimos años.
Además, si bien algunas universidades y hospitales tienen fondos donados, todos combinados, representan menos del 10 por ciento de la dotación de Yale.

En entrevistas recientes, las instituciones exentas de impuestos más grandes de Hartford (algunas de las cuales son propietarias de ciertas propiedades gravables o parcialmente gravables en Hartford) alegan que realmente no pueden prometer ningún ingreso significativo al presupuesto operativo de la ciudad. Además, todas señalaron los importantes impactos económicos que la ciudad obtiene por su su presencia, así como los programas de beneficencia que patrocinan.

John Carson, asesor especial del presidente de la Universidad de Hartford, Greg Woodward, dijo que la política del gobierno de no cobrar impuestos a las organizaciones sin fines de lucro, tiene más de un siglo y no tiene sentido forzar ahora a pagar a esas instituciones.

A medida que disminuirá en la próxima década la cantidad de estudiantes universitarios, la situación solo puede empeorar, ya que las instituciones de educación superior luchan por encontrar formas de compensar las pérdidas proyectadas en los ingresos, dijo.

La llegada del Trinity College al vecindario Frog Hollow de Hartford. 

El representante estatal Jason Rojas (Demócrata de East Hartford), quien además se desempeña como jefe del personal de la presidenta de Trinity College, Joanne Berger-Sweeney, dijo que, al igual que la ciudad. las universidades tienen opciones limitadas para recaudar ingresos.

Si tuviera que realizar un pago PILOT, Trinity probablemente estaría obligada a aumentar la matrícula y las tarifas.

A principios de este año, los legisladores estatales propusieron varias leyes que equivalían a pagos obligatorios PILOT para los hospitales.

Como respuesta a esas propuestas, Hartford HealthCare presentó un testimonio escrito del sistema de salud en contra del pago obligatorio de PILOT
Hartford Hospital proporciona más de $ 126 millones en los llamados beneficios para la comunidad, a través de iniciativas como la Clínica Brownstone, que brinda atención médica y dental para personas con servicios insuficientes o con poca cobertura médica, y Southside Institutions Alliance, una asociación con otras organizaciones locales grandes, sin fines de lucro, que se ocupan en mejorar la calidad de vida en el centro sur de Hartford.

Las nuevas tarifas obligatorias podrían poner en peligro dichos programas, escribió Barry Kriesberg, vicepresidente regional de operaciones del Hospital Hartford.
El presidente de Hartford HealthCare, Jeffrey Flaks, dice que el Hartford Hospital es tanto un generador de recursos para la ciudad y la región.

Señaló la reciente inversión del hospital en un acelerador de tecnología médica en Constitution Plaza, sus progresivas colaboraciones con fabricantes de equipos médicos en sus instalaciones del Centro de Educación, Simulación e Innovación, y una inversión reciente en una empresa emergente con un profesor del MIT. 

En un comunicado, David Bittner, director financiero de Trinity Health de Nueva Inglaterra, que es dueño del Hospital St. Francis, dijo que el sistema de salud regional proporcionó más de $ 171 millones en beneficios comunitarios el año pasado, incluida la asistencia financiera para los pobres.

Los beneficios para la comunidad son parte de la ecuación en el programa PILOT de Boston, que se renovó bajo el mandato del ex alcalde Tom Menino, según Pam Kocher, presidente de la Oficina de Investigación Municipal de Boston.

El programa está dirigido a casi 50 de las instituciones sin fines de lucro más grandes de Boston, incluidas Harvard y MIT. La ciudad determina lo que cada institución pagaría en impuestos a la propiedad si estuvieran en las listas de impuestos, y solicita un pago del 25 por ciento de esa cantidad. La mitad de ese 25 por ciento puede estar consagrada a beneficios comunitarios.

Hartford Business Journal
Pam Kocher, Presidenta de la Oficina de Investigación Municipal de Boston
No todas las instituciones seleccionadas pagan la cantidad total solicitada anualmente, pero el programa aún significa dinero significativo ($ 34 millones en el año fiscal 2018) para Boston. 
Con algunos resultados positivos, un grupo de activistas comunitarios conocido como PILOT Action Group (PAG) ha impulsado a las autoridades de la ciudad en los últimos años, a monitorear mejor el programa y hacerlo más transparente para el público, según la coordinadora del grupo, Enid Eckstein. 
PAG has also sought to publicize institutions that don’t pay the fully requested amounts.

Claro, como esto es voluntario, la pregunta es ¿cuál es la voluntad política de parte de su alcalde y cualquiera que sea la estructura de su ciudad?”, Dijo Eckstein. “Mucho de esto es parte de la organización comunitaria. Y sobre esto hemos creado presión política aquí”.

The Cities Project, una colaboración entre CT Mirror, Connecticut Public Radio, Hearst Connecticut Media, Hartford Courant, Republican American de Hartbury, Hartford Business Journal y Purple States, publicará artículos periódicos sobre los desafíos y las soluciones relacionadas con la revitalización de las ciudades de Connecticut. Envíe sus comentarios o sugerencias a ehamilton@ctmirror.org.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top