En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Claves para el éxito personal – Parte 2

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Como decíamos en la edición anterior, el éxito está al alcance de todos. Pero es importante no asociar el éxito sólo con ganancias financieras y estilos de vida extravagantes. El éxito no consiste en acumular riquezas ni tampoco en tenerlo todo en la vida. El verdadero éxito consiste en la realización de nuestro potencial y el disfrute de los regalos de la vida tales como la familia, las buenas amistades y una vida de fortaleza espiritual y una vida emocionalmente balanceada, entre otras cosas.

Vamos a continuar y a tratar de abundar un poco las restantes 14 de las 21 Claves del Éxito según Jackson Brown. El dice:

Persistencia, persistencia, persistencia:

La vida tiene recompensas para aquellos que no se dan por vencidos con facilidad. Ser persistente significa saber perseverar a pesar de que las circunstancias no sean adversas. Tener paciencia sabiendo que no hay mal que dure cien años.

Disciplínate para ahorrar un poco cada día: (no olvides que de grano en grano llena la gallina el buche).

Hay un dicho que dice que el que guarda siempre tiene. Tenemos que disciplinar nuestros deseos de gratificación inmediata.

Tenemos que aprender a esperar. Si deseamos un auto de último modelo podemos tratar de ahorrar un poco y tal vez lo podremos comprar de contado. No solamente conseguiremos una mejor oferta sino que nos evitaremos una larga deuda en pagos e intereses.

Trata a los demás como desearías que te trataran a ti:

La regla de oro para las buenas relaciones es tratar a todos con el respeto y la dignidad que cada ser humano se merece. Si practicas este principio vas a ver la recompensa.

Comprométete a mejorar constantemente:

No hay nada mejor como seguir aprendiendo. El aprendizaje nos permite mejorarnos como personas. Cuando dejas de aprender o cuando crees que ya no tienes nada que aprender puedes caer fácilmente en la arrogancia.

 Y que la mejoría sea de calidad:

No se trata de aprender cualquier cosa. Se trata de aprender para mejorar. Para mejorar el conocimiento, para mejorar nuestras habilidades, en fin, para mejorar como personas.

Por encima de los bienes materiales, que tu felicidad esté plantada en las relaciones que tienes con los demás:

Jesús dijo que la felicidad no depende de la abundancia de bienes que uno pueda tener. Sino de tener su vida en orden y en saber cuidar de todos los que están a nuestro alrededor.

Se leal:

La lealtad es una de las virtudes más nobles que existen. El que es leal, es buen amigo, buen esposo, buen padre, buen hijo. Es imposible que el hombre o la mujer que es leal vaya a “fallar” a alguien cuando más éste lo necesita.

Se honesto: (no hay cosa oculta que no se llegue a saber)

Aunque difícil para creer, la honestidad tiene su recompensa. No hay nada mejor que uno saberse acostar con la conciencia tranquila. La honestidad nos produce paz y seguridad. El honesto nunca tiene nada que temer.

Toma la iniciativa: (para recorrer 100 millas hay que empezar dando el primer paso)

Todo comienza por el principio. Para llegar al tope de una montaña, al final de una escalera siempre hay que empezar por el principio. No hay atajos en la vida. De niño no se puede saltar a hombre, hay que pasar por todas y cada una de las etapas de la vida. Si sabemos estos sabremos planificar adecuadamente todas nuestras actividades y tendremos el tiempo suficiente para empezar y acabar lo que nos proponemos.

Aprender a reconocer tus errores:

No somos perfectos. Todos cometemos errores. Saberlos reconocer es un arte que pocos dominan. El saber reconocer nuestros errores nos permite desarrollar sensibilidad hacia los demás y poder entender que ellos también se equivocan. ¡Qué bueno cuando nos podemos aceptar tal y como somos!

Asume la responsabilidad de las cosas que te corresponden:

Errar es de humanos. Pero al reconocer nuestros errores estamos aceptando responsabilidad. Cuando aceptamos nuestra responsabilidad, entones hacemos nuestra parte para mejorar las cosas.

Se audaz y valiente: (que al final de la vida no lamentes no haber intentado algo)

No hay nada peor que lamentar el haber querido hacer algo en la vida y al pasar del tiempo resulta que nunca lo hicimos.

Trata bien a las personas que amas:

Al final de tus días solamente tendrás a tu alrededor aquellos seres que siempre te amaron y nunca te rechazaron. A veces gastamos más tiempo con particulares que con nuestra propia familia.

No hagas algo de lo que tu madre no se sintiera orgullosa:

Todos tenemos principios y valores que nos fueron inculcados en nuestra niñez. Esos valores y principios determinan en gran manera nuestro fracaso o nuestro éxito en la vida. Por tanto nunca te olvides de donde saliste y quienes fueron tus padres.

Confiamos en que estos principios o claves para una vida exitosa hayan sido de utilidad. Una vida exitosa requiere mucho esfuerzo y compromiso de nuestra parte. Pero al final, nos sentiremos orgullosos de dejar un legado, dejar huellas profundas para que otros puedan andar en ellas.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top