En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

La ciudad fue advertida antes de incendio fatal

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Por Thomas Breen

Las autoridades de la ciudad comenzaron a recibir noticia de que 150 West St. era una casa de huéspedes no autorizada, desde dos años antes de que un incendio matara a dos inquilinos, revelan documentos recientemente publicados.

Y resulta que solo tres meses antes del mortal incendio, un inspector de bomberos de la ciudad y un inspector del código de vivienda de la ciudad, visitaron el edificio y descubrieron que carecía de detectores de humo que funcionaran.

Esos detalles se incluyen en múltiples informes de inspección suministrados por la oficina del jefe de bomberos al New Haven Independent, en respuesta a una solicitud amparada por la Ley de Libertad de Información de Connecticut.

Los bomberos y la policía responden al incendio del 5 de mayo.

 

Los informes revelan que las autoridades de la ciudad sabían que la casa de huéspedes de Hill, estaba sin licencia desde mucho antes de lo que los funcionarios lo admitieran por primera vez, a raíz de un incendio el 5 de mayo que mató a dos inquilinos, desplazó a 14 inquilinos e hirió a cuatro bomberos.

“Debido a que la investigación aún está en curso e involucra a la oficina del fiscal del estado”, dijo el jefe de bomberos John Alston al Independent el martes por la tarde, “No queremos comentar sobre los elementos de esa investigación”. “Estamos realizando todas las investigaciones necesarias relativas a 150 West St.”

Los registros que LCI (Livable City Initiative) compartió con The Independent en mayo mostraron que el propietario anterior del edificio había faltado a múltiples citas de inspección con la ciudad; y que un inquilino había presentado una queja en enero por no tener calefacción. Esos registros no ofrecían ninguna indicación de que se supiera previamente que había problemas con detectores de humo ni que hubiese allí de una casa de huéspedes ilegales.

Los registros del jefe de bomberos recientemente publicados, cuentan una historia diferente sobre el involucramiento de la ciudad con esa propiedad.

Esos registros muestran que la oficina del jefe de bomberos y LCI recibieron por primera vez quejas sobre el uso de la propiedad como una casa de huéspedes ilegal que se remontan al menos a marzo de 2017.

Muestran que la oficina del jefe de bomberos y en el LCI, sabían que la propiedad todavía se estaba utilizando como alojamiento ilegal hasta febrero de 2019.

Además, que un inspector de incendios y un inspector de códigos de vivienda, visitaron la propiedad el 11 de febrero de 2019 y descubrieron que no había detectores de humo que funcionaran.

Después de esa visita, según el informe de la inspectora de incendios Shakira Samuel, el propietario del edificio prometió el 12 de febrero, instalar detectores de humo que funcionaran.

El  informe de una investigación posterior al incendio, escrito el 5 de mayo, revela que tres meses después, el edificio carecía en gran medida de los detectores de humo en buen estado.

Esto confirma lo que múltiples inquilinos de 150 West, incluidos Rontae Hunter, Hasson Hallet, Dershaya Hargrove y Onix Ortiz, le dijeron a The Independent en las horas y días posteriores al incendio: que no escucharon sonar detectores de humo.

Pero es posible que hubiese algunos detectores de humo funcionando en el edificio en el momento del incendio, dijo el jefe de bomberos de la ciudad, Bobby Doyle.

Los datos publicados hasta la fecha, tanto por el departamento de bomberos como por LCI, no incluyen ningún registro de acciones de seguimiento en respuesta a las violaciones del código reportadas.

Doyle dijo que la responsabilidad de dar seguimiento al asunto de las alarmas de humo y las infracciones de la casa de huéspedes sin licencia, tiende a dividirse entre el Departamento de Bomberos y LCI.

El subdirector de LCI, Rafael Ramos, dijo que nunca había visto ningún informe del inspector de incendios sobre faltantes detectores de humo.

“No había alarmas de humo”

Los tres primeros informes sobre 150 West St., todos archivados en el sistema interno de gestión de registros FIREHOUSE del Departamento de Bomberos, fueron escritos por Samuel. El primero se remonta al 23 de marzo de 2017.

El siguiente informe de Samuel se hizo casi dos años después, el 7 de febrero de 2019.

El último informe de Samuel sobre 150 West fue escrito cuatro días después, luego que ella y el inspector del Código de Vivienda de LCI Rick Mazzadra, recorrieron juntos la ilegal casa de huéspedes el 11 de febrero.

“Seguimiento de una queja sobre una casa de huéspedes”, escribió Samuel. “Me reuní con Rick, de LCI, y entramos. Faltaban las alarmas de humo en el segundo y tercer piso. No había alarmas en el 1er piso. Rick informó que el propietario no tenía licencia para alojamiento y que solo exigirían que la gente abandonara el lugar, si vivían más de 4 personas en cada piso”.

A las 4:33 de esa tarde, Samuel escribió: “el dueño llamó y dijo que estaba reemplazando y agregando alarmas de humo a la casa”.

Ese fue el último informe que la oficina del jefe de bomberos envió al Independent en respuesta a una solicitud de todos los informes del departamento con respecto a 150 West St. Doyle confirmó que Samuel sí envió un aviso al propietario, luego de su inspección del 11 de febrero.

Inquilino Onix Ortiz

Onix Ortiz, un ex inquilino de 150 West, que saltó con su esposa desde una ventana para escapar de las llamas, dijo al Independent en mayo pasado, que recordaba que Mazzadra, de LCI, regresó a la casa en marzo e instaló dos detectores de humo en la cocina.

Algo de lo encontrado después del incendio

La oficina del jefe de bomberos, también proporcionó al Independent un informe escrito el 5 de mayo, día del letal incendio, por el investigador de bomberos de la ciudad Jerry Rynich.

Ese informe, escrito después de que Rynich y el jefe de bomberos Bobby Doyle, entrevistaron a los inquilinos y recorrieron y fotografiaron el sótano y los tres pisos del edificio incendiado, no identificó una razón definitiva para el incendio.

Rynich encontró siete placas de detectores de humo vacías que colgaban de varios techos de habitaciones, pero sin detectores de humo adentro; dos detectores de humo que no tenían baterías o que no funcionaban; y cuatro detectores de humo que, a pesar de haber sido pintados antes del incendio, parecían haber funcionado. Sin embargo, ningún inquilino informó haber escuchado el detector de humo durante el incendio.

En el sótano, Rynich escribió: “Se encontró una placa detectora de humo montada sobre las vigas del lado norte”

En el pasillo principal del primer piso, se encontró una placa de montaje para un detector de humo, pero el mismo faltaba”.

Sobre la habitación de atrás, ubicada en el lado oeste del primer piso, escribió: “Se encontró un solo detector de humo dentro de la habitación, a lo largo de la pared sobre el tocador. También se descubrió que pasado la fecha de vencimiento del detector.

Más adelante describió el informe, en la cocina del primer piso se encontró un detector de humo en la pared interior del lado sur.

En el dormitorio central del primer piso, se encontró otra placa de montaje sin detector de humo.

En la sala de estar del primer piso, que se había convertido en un apartamento, se encontraron dos placas de montaje, pero sin detectores de humo.

Había un detector de humo, que aparentemente funcionaba, en el pasillo interior del lado sur del primer piso.

Durante la inspección, se encontró otro detector de humo, potencialmente operativo. en el segundo piso en el pasillo trasero.

Más arriba, en el tercer piso, se encontró en el pasillo, a lo largo del exterior de la pared del baño, “un artículo consistente con un detector de humo dañado por el fuego”.

En la habitación del medio del tercer piso, había una placa de montaje con “el cableado carbonizado”.

Y, en la habitación del frente en el tercer piso, se encontró “un detector de humo que había sido muy dañado por el fuego y también se encontró humo en el techo”.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top