En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Condenan a antigua residente de Connecticut por fraude a seguro de salud

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

STAMFORD. John H. Durham, Fiscal para el Distrito de Connecticut, anunció que Juliet JACOB, de 50 años, de Wake Forest, Carolina del Norte, anteriormente de Bridgeport, fue sentenciada por el Juez de Distrito de los Estados Unidos Víctor A. Bolden en Bridgeport a un año y un día de prisión, seguido de tres años de libertad supervisada, por participar en dos esquemas de fraude de Medicaid.

De acuerdo con documentos judiciales y declaraciones hechas en el tribunal, a partir de enero de 2012, Jacob y Toshirea Jackson operaron dos negocios, Transitional Development And Training (TDAT), y It Takes A Promise (ITAP), ambos ubicados en 360 Fairfield Avenue en Bridgeport, que prestó servicios sociales y de psicoterapia.

La investigación reveló que Jacob y Jackson usaron ITAP y TDAT para facturar a Medicaid por servicios de psicoterapia que nunca se proporcionaron. Como parte de su esquema, Jacob y Jackson usaron los números de proveedores de Medicaid de dos proveedores de atención médica con licencia que no habían prestado ni supervisado ninguno de los servicios de psicoterapia que Jacob y Jackson facturaron a Medicaid.

Jackson y los dos proveedores con licencia eran empleados del Departamento de Salud Mental y Servicios de Adicción de Connecticut (DMHAS). Los dos proveedores no autorizaron a Jacob y Jackson a obtener números de proveedores para ellos en TDAT o ITAP, y no sabían que TDAT o ITAP estaban facturando a Medicaid como si los proveedores hubieran prestado personalmente los servicios de psicoterapia.

La investigación reveló además que, en marzo de 2012, Jackson se acercó a Nikkita Chesney, empleada por un proveedor de atención médica que brindaba tratamiento por abuso de sustancias, incluido un programa de desintoxicación en Bridgeport, y ha pedido de Jackson, comenzó a robar la identificación personal, información de clientes de Medicaid que fueron pacientes de su empleador.

La información de identificación personal incluía el número de identificación de Medicaid de los pacientes, los números de Seguro Social y las fechas de nacimiento. Jacob, Jackson y Chesney utilizaron la información de identidad robada para facturar a Medicaid por los servicios de psicoterapia supuestamente prestados por TDAT e ITAP, cuando los clientes de Medicaid nunca habían recibido dichos servicios de TDAT o ITAP.

Chesney robó la información de identidad de más de 150 clientes de Medicaid y Jacob y Jackson facturaron con éxito a Medicaid por aproximadamente la mitad de esos clientes. Los conspiradores también facturaron fraudulentamente a Medicaid por servicios a otros clientes que nunca se proporcionaron a esos clientes.

El 18 de octubre de 2018, Jacob se declaró culpable de un cargo de fraude a la atención médica derivado de este esquema, y un esquema de fraude de Medicaid separado. En ese esquema separado, Jacob conspiró con Ronnette Brown y Beverly Coker en 2010 y 2011 para defraudar a Medicaid por más de 214.000 dólares al facturar fraudulentamente por servicios de psicoterapia que no se proporcionaron.

El juez Bolden ordenó a Jacob que pagara  2.711.173 en restitución relacionada con los dos esquemas. Jacob, fue liberada con una fianza de 25.000 dólares y debe presentarse en prisión el 20 de septiembre de 2019.

El 13 de diciembre del 2018, Jackson, que era un empleado del Departamento de Servicios de Salud Mental y Adicciones de Connecticut, se declaró culpable de un cargo de fraude en la atención médica. El 30 de mayo de 2019, el juez Bolden la sentenció a 24 meses de prisión y le ordenó pagar una restitución de 2.496,618.

El 23 de octubre de 2018, Chesney se declaró culpable de un cargo de fraude a la atención médica y un cargo de robo de identidad agravado. El 12 de julio de 2019, fue sentenciada a siete meses de prisión y se le ordenó pagar una restitución de 1.369,654.

El 26 de mayo del 2017, un jurado encontró a Brown culpable de 23 cargos de fraude en la atención médica y un cargo de conspiración para cometer fraude en la atención médica. El 19 de abril de 2018, el juez Bolden sentenció a Brown a 48 meses de prisión y le ordenó pagar una restitución de 2.033,962.

El 8 de abril del 2016, Coker se declaró culpable de un cargo de fraude a la atención médica. El 8 de mayo de 2018, fue sentenciada a cinco años de libertad condicional y restitución de  214.555.

Otras tres personas han sido acusadas y condenadas por delitos de fraude a la atención médica separados como resultado de esta investigación, incluidos Maurice Sharpe, quien es el ex esposo de Jacob, y Patricia Lafayette, quien es la madre de Sharpe y la ex suegra de Jacob.

En el 2011, mientras Jacob y Sharpe estaban casados y vivían con Lafayette, Jacob, Lafayette y Sharpe formaron Family First Community Support Services (Family First). Sharpe y Lafayette luego se involucraron en un esquema de fraude en la atención médica con Anne Charlotte Silver, una terapeuta matrimonial y familiar con licencia, en la que Sharpe y Lafayette utilizaron Family First para presentar reclamos fraudulentos a Medicaid para psicoterapia con el número de proveedor de Medicaid de Silver.

El 15 de julio del 2016, Lafayette se declaró culpable de un cargo de fraude a la atención médica. El 27 de abril del 2017, fue sentenciada a 21 meses de prisión y se le ordenó pagar una restitución de  1.661,879.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top