En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Después de 47 años feligrés de San Agustín se convierte en ciudadana estadounidense

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

BRIDGEPORT.- Rosse Mary Colón, nativa de Oruro, del Departamento deYambelada, Bolivia; vino desde su país natal hacia Bridgeport hace 47 años y después de peregrinar en varias organizaciones para que le ayuden a tramitar la ciudadanía, finalmente la oficina de Caridades Católicas de la Diócesis de Bridgeport a través de la Oficina de Servicios Legales de Inmigración, le ayudó con todo trámite para que el pasado 17 de septiembre, día reconocido como el Día de la Ciudadanía”, optara por la Ciudadanía.

Doña Rosse Mary, madre de tres hijos, todos nacidos en los Estados Unidos y esposa de don Luis Colón, llegó a Bridgeport después de que su padre le envío hasta el país como un “regalo de viaje”, ella tenía la intención de profesar como religiosa y estuvo decidida a seguir todos los paso para convertirse en monja; pero su destino al pisar Bridgeport fue conocer a Luis Colón, un puertorriqueño de Arecibo, enamorarse a primera vista y casarse.

Matrimonio que le obligó a permanecer en el país desde hace 47 años, tiempo en el que nunca más ha regresado a Bolivia ni tampoco ha salido a ningún otro país, debido a que doña Rosse Mary dice es porque quería criar a sus hijos en forma personal y eso no le dio tiempo a planear viajes fuera del país.

“Fui a Puerto Rico a conocer y visitar a los suegros y a la familia de mi esposo, pero al morir mis padres en la década de los 80 prácticamente ya no encontraba las razones suficientes para ir a Bolivia, así que decidí no volver”, cuenta doña Rosse Mary, quien afirma que decidió hacerse ciudadana de los Estados Unidos porque “aquí se va a quedar para siempre y por tanto, es el paso apropiado que debe dar”.

¿Se hizo ciudadana de los Estados Unidos para tener su pasaporte azul o para votar?, con ingenuidad y una profunda sencillez, doña Rosse Mary responde: “No está en mis planes tramitar el pasaporte de los Estados Unidos. ¿Votar?, ¡Eso sí, porque yo quiero que los Estados Unidos siga siendo un gran país y por eso hay que votar para elegir autoridades adecuadas”.

A esta respuesta, Alex Arévalo, de Caridades Católicas, reafirma que doña Rosse Mary, es Residente Legal desde 1975, nunca fue su prioridad preparar sus papeles para tramitar la Ciudadanía, de hecho que hasta su Tarjeta de Residencia estuvo expirada, pero como es una paciente de diálisis su deber como consejero legal era decirle que debía tramitar su ciudadanía para que pudiera contar con los beneficios que da el país a sus ciudadanos.

Doña Rosse Mary, es devota de Nuestra Señora del Socavón, imagen venerada en Bolivia y también de Nuestra Señora de Guadalupe, por eso que cuando decidió buscar la forma para tramitar la ciudadanía estadounidense bajo la ley de naturalización, se encomendó a su advocación y dijo: “¡Virgencita!, si es que yo debo de ser de este país (EEUU) abre todos los caminos y guía mis pasos para que así sea. ¡Y de pronto!, en menos de lo que creí el Sr. Alex Arévalo, de la oficina de Inmigración de Caridades Católicas de Bridgeport me dijo: Ya está en buen camino su trámite, pronto tendrá noticias”.

Y así fue, un día menos pensado le llegó la tarjeta y un papel que le informaba que debía ir a jurar la bandera y recibir sus documentos de la Ciudadanía en Bridgeport, fecha pautada para el 17 de septiembre, día en que el Municipio de Bridgeport decidió unirse a las 85 ciudades del país, que en honor a los inmigrantes, permite que sus residentes juramenten lealtad al país y reciban su ciudadanía dentro de la ley de naturalización, dentro de sus propios municipios.

Ese día de juramentación fue memorable para doña Rosse Mary, no solo por convertirse en ciudadana de los Estados Unidos, sino porque fue la única boliviana que tomó el juramento. “Todos me aplaudieron, todos me felicitaban. Ser la única boliviana en medio de tanta gente me sentí orgullosa de ser de ahí”, dijo, tierra en donde solo vive su hermano mayor con su familia.

Doña Rosse Mary no tiene planes grandes para su futuro, solo desea seguir yendo a misa a la iglesia de Saint Charles, aun cuando extraña mucho la Catedral de San Agustín, lugar al que acudía cada semana para la eucaristía.

También agradece a su hijo Jorge, que es mecánico automotriz profesional, porque atiende en forma personal a su esposo y a ella en el cuidado de salud y en las compras de la casa. “Mi hijo es el mejor muchacho del mundo. Gracias a él mi marido y yo acudimos a las citas médicas. Porque ahora que ya somos grandes los achaques de salud están a la orden del día”, indicó.

A propósito de la juramentación de doña Rosse Mary como ciudadana estadounidense bajo el programa: “Ciudades por la ciudadanía”, el alcalde Joe Ganim, repuso: “Esta es una iniciativa nacional destinada a aumentar la ciudadanía entre los residentes permanentes elegibles. Bridgeport es una ciudad fundada por inmigrantes y continúa presumiendo de una población de rica diversidad cultural. Estamos orgullosos de unirnos a otros municipios como miembros de la red de Ciudades por la Ciudadanía, y orgullosos de apoyar a los miembros de nuestra comunidad de inmigrantes en su camino hacia la ciudadanía”.

 Más de 8.8 millones de residentes permanentes legales (LPR) son elegibles para naturalizarse en los Estados Unidos. Cities for Citizenship ha ayudado a romper las barreras para aquellos que podrían no solicitar la ciudadanía. En los últimos años, se lanzó la subvención “America is Home” para apoyar los esfuerzos de naturalización nuevos y emergentes a fin de aumentar las tasas de naturalización entre la comunidad inmigrante.

EN NUMEROS DE PERSONAS:

1.788,778 asistieron a programas relacionados con la ciudadanía

48.283 iniciaron el proceso de ciudadanía y solicitaron la ciudadanía

42.463 recibieron información financiera (exención, asesoramiento con micro préstamos)

30.079 asistidos con servicios de empoderamiento financiero

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top