En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

El hombre que tiene todos sus números telefónicos

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Por Paul Bass

NEW HAVEN.- Si usted tiene hijos en una escuela pública de New Haven, probablemente recibirá muchas llamadas de Daniel Díaz.

La voz de Díaz es la que se escucha, informando a las familias sobre los días de nieve y otras cancelaciones escolares, además de otras noticias de educación pública de última hora.

Al menos los niños, a menudo se sienten felices cuando él llama.

“Buenas tardes, padres de las escuelas públicas de New Haven”, dijo Díaz al teléfono uno de estos días de la semana pasada, desde su oficina en Meadow Street. Por esa vía, estaba informando sobre un taller que fue cancelado debido a que coincidía con un próximo día feriado.

Díaz llegó con sus padres a New Haven desde Puerto Rico cuando tenía 13 años. Aunque su especialización es en economía y mercadeo, inicialmente trabajó para empresas de servicios públicos, pero su interés siempre fue de poder trabajar para el distrito escolar. Al cumplir sus 40 años, hizo lo necesario para eso, y ahora es el enlace del distrito con los padres de familia. (También cofundó la organización comunitaria ARTE INc., en reconocimiento de lo cual, el mes pasado recibió un premio de la Junta para la Acción Progresiva).

Ese trabajo de enviar mensajes grabados del sistema escolar, Díaz lo ha estado haciendo durante 14 años. Sin mayores ceremonias, Díaz los graba en un teléfono fijo en su escritorio. El “estudio de grabación”,  es una habitación abierta compartida con sus compañeros de trabajo.

Por supuesto, no dispone de equipos sofisticados ni insonorización. No practica ni piensa mucho en cual será el resultado de su grabado mensaje, y no ha recibido educación particular para entrenar su voz.

Pero despierta inmediato interés cuando se escuchan los mensajes. Tiene una voz profunda, con acento puertorriqueño. Es que Díaz  habla despacio y deliberadamente, con estudiadas y dramáticas pausas. “Esto sale del corazón”, dijo.

“A veces la gente dice “ Nos divierte mucho tu acento “, dijo. “ A mí me gustan esas reacciones, eso está bien. Y si los niños se están divirtiendo, eso quiere decir que hemos hecho el trabajo”.

Su particular tono de voz permite que la gente fuera del trabajo  también lo reconozca. “No puedo cometer un delito y hablar, porque todo el mundo reconoce mi voz”, dijo.

“He estado en lugares, como en Stop and Shop, y en el momento en que hablo, alguna gente dice:” ¡Tú eres el hombre que dice el mensaje! “”

Después que Díaz graba la llamada, el audio es cargado en su computadora, desde donde es enviado a una base que contiene los datos de decenas de miles de padres de familia. Sus registros muestran que una llamada reciente fue recibida por el 89 por ciento de ellos.

“Cualquier vendedor telefónico vería esos porcentajes como una bendición, porque la mayoría de apenas esperan un 10 por ciento. Tenemos una audiencia cautiva del 89 por ciento. Eso no es nada despreciable”, dijo. Pero alcanzar un 89 por ciento de recepción, no significa que todas esas personas estén escuchando los mensajes automatizados. Muchos de los mensajes se reciben justo a las 6 p.m., cuando las familias  están poniendo la cena sobre la mesa.

“Supongo que algunas familias a veces se molestan porque reciben muchas llamadas todo el tiempo”, dijo. “Por eso, siempre digo a los padres de familia:” Si no les gusta, no los escuchen, pero tengan presente que la próxima llamada podría ser la que realmente necesitan”. Entre esas  llamadas que los padres no querrían perder, se cuentas las emergencias, incluidos los cierres de escuelas.

“La llamada telefónica más complicada es cuando tienes una emergencia resultado de alguna actividad policial en el área”, dijo. “En esos casos, te pones en el preocupante lugar de los padres. Así que ahora están recibiendo una llamada, pero no hay nada que los padres puedan hacer … solo quedarse escuchando y confiar en mi voz, cuando les digo que los niños están bien”.

Díaz  no ha tenido que informar sobre situaciones de emergencia que involucraba que algunos niños no estuvieran bien, dijo. “Gracias a Dios”, expresó al tiempo que, de acuerdo a la vieja costumbre, “tocando madera”.

Las llamadas telefónicas que hace Díaz, también son esenciales cuando hay un día de nevada, por supuesto.

“Cuando va a nevar al día siguiente, empiezo a recibir llamadas de niños que conozco:” ¿Vamos a tener escuela mañana? “. Pero él no les dice nada.

“Aunque pudiera saberlo, no les puedo decir. Según las reglas, tienen que esperar mi mensaje. Y entre quienes esperan el día de nieve y otros mensajes de Daniel Díaz este año, no estarán incluidos sus propios hijos. En efecto, Díaz dijo que él y su cónyuge decidieron no tener hijos biológicos. Él ya tiene suficientes hijos. “Tengo 22,000 niños”, dijo, “y los amo a todos”.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top