En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

1.255 niños están registrados como no vacunados en Connecticut

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Las vacunas no son un tema religioso, sino para proteger la salud pública”, senador Bob Duff, líder del Senado

NORWALK. En el noticiero En Vivo con Maricarmen Godoy, transmitido por 103.5FM La Voz Hispana Radio, el senador Bob Duff, sostuvo que el próximo año el Congreso votará por una exención (dispensa) al  proyecto de ley de vacunas propuesto por él, donde formula que todo niño debe ser vacunado por un tema de salud pública, aun cuando sus padres, por asuntos religiosos estén en desacuerdo.

El senador Bob Duff, líder de la mayoría del Senado, se encuentra promoviendo la exención de las vacunas por creencias religiosas, en niños de las escuelas públicas y privadas del Estado.

En el noticiero radial por televisión, el senador Bob Duff, secundado por los jóvenes líderes hispanos: Angie Idrovo Castillo y Michael Hernández, coincidieron que las vacunas NO deben ser tratadas como un motivo religioso sino de seguridad de salud comunitaria.

Duff, afirmó que durante estos últimos meses se ha venido reuniendo con todos los líderes de las diferentes iglesias y religiones del Estado y el cien por ciento de ellos aprueba la exención del proyecto de ley del senador, lo que obligaría a que los niños que no sean vacunados no ingresen a los sistemas de escuelas públicas ni privadas.

Duff, en la entrevista, indicó que los 1.255 padres de familia que NO quieren vacunar a sus hijos en Connecticut, argumentan que antiguamente los niños no tenían ningún tipo de vacuna y vivían normalmente.

A esto, el joven Michael Hernández, que participó en la entrevista y quien ganó un reconocimiento de la Academia de Grabación, conocido como Grammy, indicó que “efectivamente, antes, en la era agrícola nadie se ponía vacunas porque no existían, pero morían por epidemias que no eran posibles controlarlas a falta de vacunas”.

Lo mismo, Angie Idrovo, una joven “Soñadora”, acotó que en este siglo se está viviendo en medio de un medio ambiente totalmente contaminado y que la polución trae enfermedades, por tanto, vacunarse es una manera obvia de protegerse y de proteger a los demás.

Estas afirmaciones del senador Duff, coinciden también con el ultimátum que dio el Gobernador Ned Lamont, cuando señaló que de aprobarse la ley, la que él apoya totalmente, los niños cuyos padres no permitirán las vacunas, deberán buscar la forma en cómo van a estudiar sus hijos porque ellos  no podrán acceder ni a las escuelas públicas ni a las escuelas privadas de Connecticut.

 “Mientras más niños reciban sus vacunas, más seguro será para todos, especialmente aquellos que puedan estar en riesgo de contraer enfermedades graves”, dijo  Lamont en un comunicado.

Renée Coleman-Mitchell, comisionada de salud pública, junto con el gobernador Ned Lamont recomendaron una derogación de la exención religiosa a la ley de las vacunas.

Los legisladores demócratas provocaron controversia la primavera pasada cuando sugirieron que el estado derogue su exención religiosa a las vacunas obligatorias, una disposición de larga data en la ley de Connecticut que permite a los padres abstenerse de inmunizar a sus hijos en edad escolar sobre la base de creencias religiosas.

Los legisladores no llegaron a introducir en la legislación este año, pero se comprometieron a revivir el tema cuando la Asamblea General regrese a la sesión el próximo febrero. Mientras tanto, el gobernador Ned Lamont y Renée Coleman-Mitchell, comisionada de salud pública del estado, han agregado sus voces al debate, pidiendo una reversión de la exención religiosa.

¿Cuándo se agregó la exención religiosa a la ley estatal?

La Asamblea General de Connecticut incluyó la exención religiosa en un proyecto de ley aprobado en 1959 que hizo que las vacunas fueran obligatorias para asistir a la escuela. El estado en ese momento estaba en medio de una epidemia de polio. Los legisladores calificaron la medida como un paso necesario para proteger a los niños. Unos 63.000 niños menores de 5 años no estaban protegidos contra la enfermedad. Otros 24.000 entre las edades de 5 y 9 no fueron completamente inmunizados. La exención se agregó como una “salvaguarda para proteger las creencias religiosas”.

La exención religiosa, junto con la exención médica, ha estado en los libros desde entonces.

¿Cómo funciona?

Las familias pueden completar un formulario o escribir una carta a la enfermera de la escuela o al director de la escuela de su hijo diciendo que se abstienen de la vacunación basada en creencias religiosas. Los padres deben hacer esto antes de que un niño ingrese a jardín de infantes y nuevamente antes del 7 ° grado, cuando se requieren algunas vacunas adicionales.

¿Cuántas personas reclaman la exención religiosa?

En el año escolar 2017-18, los datos más recientes disponibles, suman 1.255 estudiantes en Connecticut reclamaron la exención religiosa.

¿Cuál es el problema?

Con el tiempo, el número de niños que reclaman la exención religiosa ha aumentado constantemente. En el año escolar 2003-04, el primero en que el estado hizo público el número de exenciones religiosas, 316 estudiantes lo reclamaron. Catorce años después, casi cuatro veces más niños se abstuvieron por esos motivos.

En agosto, los funcionarios de salud de Connecticut dijeron que el número de estudiantes que se abstuvieron de recibir la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola aumentó en un 25 por ciento entre 2017-18 y 2018-19, el mayor aumento en un solo año desde que comenzaron a recopilar los datos. El estado aún no ha publicado las cifras generales para 2018-19.

Los legisladores también han señalado el brote de sarampión nacional de este año como una razón para presionar por la derogación de la exención.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top