En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Pistolero dispara 10 tiros fuera de escuela

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Por Paul Bass

NEW HAVEN INDEPENDENT.- Kenicha López estaba en el trabajo el lunes cuando vio el texto: alguien había disparado fuera de la escuela donde estudia su hijo.

“Mi corazón se aceleró a 110 millas por minuto”, dijo López.

El texto lo envió el maestro de preescolar de su hijo en la Academia Católica, en los terrenos de la Iglesia St. Aedan en Alden Avenue y Fountain Street en Westville

Otros padres de niños de la escuela parroquial pre-K-8, también recibieron textos, poco después de que volaran las balas. Pero igualmente recibieron mensajes de seguimiento, para decirles que todos estaban encerrados en la escuela. Y que los niños estaban a salvo.

Kenicha López: sorprendido de disparar en un “barrio tranquilo y seguro”.

“Nunca pensarías que algo así podría pasar en un vecindario tan tranquilo como este”, dijo López en la tarde, cuando pasó a recoger a su hijo después de la escuela. Al igual que otros padres, expresó tanta consternación por el incidente, como agradecimiento por lo bien que la escuela manejó la situación.

El tiroteo ocurrió poco antes de las 9 de la mañana. Según la subjefa de policía, Renee Domínguez, esto es lo que sucedió:

Un hombre estaba dejando a un niño en la escuela. El hombre es un “cuidador”, no el padre del niño. Él es miembro de una pandilla, con antecedentes de violencia, y había sido liberado apenas el mes pasado de prisión.

Luego de dejar al niño en la escuela, el hombre caminó hacia su vehículo, y en ese momento, otro hombre le disparó en el estacionamiento. El tirador disparó al menos 10 balas, según la cantidad de casquillos encontrados en el sitio.

El hombre, que era contra quien el tirador disparó, fue alcanzado por “múltiples” balas. Ahora está en el hospital con lesiones que no ponen en peligro la vida. No había niños fuera de la escuela en ese momento.

Siete de las balas alcanzaron el edificio. Una de ellas atravesó una ventana de un aula de prekínder ocupada por pequeños. Ni estudiante, ni nadie más resultó herido.

“El personal de la escuela inmediatamente cerró la escuela”, dijo Domínguez. “Hicieron un trabajo fantástico”, señaló la alta oficial policial.

Más tarde, la policía publicó una descripción del tirador: hombre, de 5-8 a 5-10, aproximadamente 160 libras, vestido con un suéter con capucha y maquillaje debajo de los ojos”.

Andaba en un vehículo:” blanco. posiblemente una camioneta y posiblemente un Dodge nuevo o posible camioneta de trabajo “.

El alcalde electo, Justin Elicker visitó la escuela después del incidente.

La escuela Mauro-Sheridan, ubicada a una cuadra de Fountain Street, también estuvo cerrada durante media hora.

El tirador huyó, pero la policía tiene algunas pistas sobre su identidad, dijo Domínguez. Pidió al público que brinde información para ayudar a “arrestar a este individuo, que no tuvo en cuenta la seguridad de los niños”. Independientemente de lo que motivó la disputa entre ellos, eso puso en peligro a toda la comunidad y a la escuela.

La escuela decidió excluir al cuidador herido de las instalaciones. Domínguez dijo que la policía agregará patrullas alrededor de la escuela durante los horarios de entrada esta semana, aunque no hay indicios de ninguna otra amenaza.

De hecho, un vehículo policial fue visto en el estacionamiento a media tarde.

El jefe policial, Otoniel Reyes, agregó que la policía ya organizó la ayuda de servicio social en la escuela

“Vamos a hacer todo lo necesario, para encontrar a la persona que imprudentemente puso en peligro a los niños”, dijo.

La Arquidiócesis de Hartford, que administra la escuela, emitió una declaración:

“La Academia Católica de New Haven tiene un plan de crisis de manera que inmediatamente comenzó el incidente, determinó el cierre de las instalaciones. Este procedimiento se ensaya periódicamente para preparar a la facultad, el personal y los estudiantes sobre situaciones de emergencias. Además, este plan de crisis está registrado en el Departamento de Policía de New Haven. La Arquidiócesis de Hartford se enorgullece de la dirección y el personal de la Academia Católica de New Haven, por haber ejecutado este plan con total precisión y cuidando a los estudiantes. Hay consejeros disponibles para ofrecer apoyo emocional a los estudiantes.

“Deseamos agradecer al Departamento de Policía de New Haven por su rápida respuesta, y al Alcalde electo Justin Elicker, por su visita e interés por nuestra comunidad. También nos gustaría ofrecer nuestra garantía a la comunidad de la Academia Católica de New Haven, de que ni la escuela ni sus estudiantes fueron el objetivo de este violento acto y que la seguridad de los estudiantes, es la máxima prioridad en todas nuestras escuelas “.

Los padres entrevistados, dijeron que el incidente provocado por el tiroteo no cambia la valoración que tienen sobre la escuela.

Kenicha López dijo que lo ocurrido, podría suceder en cualquier lugar. Pero también se estremeció cuando pensó en cómo había dejado a su hijo a las 7:45 a.m., “me angustia solo la idea de que mi niño se encontrara en medio de un fuego cruzado”.

Otra madre, que vino a recoger a sus hijos antes de lo habitual, consideró que tales incidentes podrían ocurrir en cualquier lugar y que no eso no es razón suficiente para sacar a sus hijos de la escuela. Los niños han estado en la Academia durante un año, y ella está feliz con la educación allí, dijo. Ella apreció especialmente cómo la escuela mantuvo a los padres actualizados, informándoles sobre el incidente.

El concejal de Westville, Darryl Brackeen, iba a dejar a su hija en la escuela algo tarde en la Academia Católica, cuando un texto informándole sobre el tiroteo. “Me devolví y la llevé a casa. La escuela hizo un excelente trabajo al notificarnos. Se aseguraron en mantener la seguridad de los niños fuera su prioridad número uno”.

“Es horrible. Lo primero en que pensé fue en Sandy Hook y estos otros incidentes. Claramente este fue un incidente dirigido. No entiendo lo que pasa por la mente de personas como esta “.

“Este incidente fue horrible. Mis pensamientos van hacia la víctima y sus seres queridos; a todos los escolares y sus maestros y familias; y a los vecinos que viven cerca de la escena de esta violencia “, escribió el alcalde de Westville, Adam Marchand. “Agradezco la rápida reacción de los socorristas y por el continuo apoyo que prestaron los profesionales de salud y seguridad pública a los perjudicados por este evento traumático”.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top