En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Trabajadores de la limpieza de Connecticut autorizan ir a huelga

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

STAMFORD. Más de 1,000 trabajadores de la limpieza de Hartford, Stamford y New Haven votaron por unanimidad en reuniones separadas para autorizar una huelga si no se puede llegar a un acuerdo en las negociaciones entre los contratistas de limpieza y el sindicato de trabajadores 32BJ SEIU. El sindicato de servicios de propiedad más grande de la nación.

32BJ, este otoño ha estado negociando contratos de limpieza comercial en toda la costa este, cubriendo unos 75.000 limpiadores entre Hartford y Washington, D.C.

“Debido a su unidad y determinación, no hay duda de que ganaremos un buen contrato. Es solo una cuestión de cuándo ganamos “, dijo el presidente de 32BJ, Kyle Bragg, quien viajó desde Nueva York para hablar en las reuniones de Hartford y Stamford. “¿Ganamos sin pelear, o ganamos con una pelea? Esa es ahora la elección de los contratistas”, dijo.

Los trabajadores sindicales de Hartford, New Haven y Stamford, decidieron ganar su nuevo contrato de trabajo que debe ser firmando antes del 31 de diciembre y decidieron a través del voto irse a la huelga si es necesario.

 Más de 4.000 trabajadores están cubiertos en Connecticut por dos acuerdos entre 32BJ y grupos de empleadores que representan a docenas de empresas contratistas de limpieza. Un acuerdo cubre 3.000 limpiadores de edificios en el condado de Fairfield y  Hudson Valley, Nueva York; el otro cubre unos 2.400 limpiadores en el resto de Connecticut, con la mayoría de los edificios en los condados de New Haven y Hartford.

En conjunto, los contratos cubren a unos 4.000 trabajadores que limpian más del 80 por ciento de los grandes edificios comerciales en todo el Estado. Las propiedades incluyen oficinas centrales de seguros, centros comerciales, fábricas, universidades y torres de oficinas en el centro.

 Las negociaciones del contrato comenzaron entre Fairfield-Hudson Valley el 31 de octubre y en el contrato de Hartford-New Haven el 13 de noviembre. Con menos de tres semanas antes de que ambos contratos expiren a la medianoche del 31 de diciembre, la autorización de huelga permite que el comité de negociación actúe rápidamente en el caso de que las negociaciones actuales sobre salarios, beneficios y condiciones de trabajo que no puedan resolverse satisfactoriamente.

 “Si votan para aprobar la huelga, avanzaremos con nuestras negociaciones”, dijo Anna Karwowski, una limpiadora en el Centro de Salud de UConn y miembro del comité de negociación, antes de la votación de la huelga en Hartford esta mañana. “Si no llegamos a un acuerdo con nuestros jefes, debemos saber que todos ustedes están listos para salir a la calle y hacer huelga el 1 de enero. ¿Están listos para pelear?”, preguntó.

 Casi 500 conserjes respondieron con un rotundo sí, y en cuestión de minutos votaron por unanimidad para autorizar la convocatoria de una huelga si fuera necesario, una escena repetida en una reunión concurrente en New Haven, y más tarde esa tarde en una reunión de otros 500 conserjes en Stamford.

 “El éxito de nuestra negociación se debe únicamente a su poder, no a mi poder”, dijo Juan Hernández, vicepresidente de 32BJ SEIU y líder del sindicato en Connecticut. “Me siento honrado de servirle y de servir con este comité de negociación en estas negociaciones. Estoy seguro de que juntos tendremos éxito en la mesa o en la calle”.

Después de votar por unanimidad para autorizar una huelga si es necesario, cientos de conserjes en Stamford se juntaron en el lobby del Gobierno Central y exigieron públicamente una resolución a los acuerdos actuales que expiran a la medianoche de este 31 de diciembre.

“Nos reunimos en Stamford para mostrar a los contratistas de limpieza nuestra determinación de ganar un acuerdo justo, ya sea en la mesa de negociaciones o en las calles”, dijo Juan Hernández, vicepresidente de 32BJ SEIU y jefe del sindicato en Connecticut.

“Los hombres y mujeres que limpian cientos de propiedades comerciales en este estado están comprometidos a proporcionar un excelente servicio a sus clientes, pero deben ser compensados y tratados de manera justa. Los contratistas de limpieza con quienes negociamos los trabajos para juntas corporativas y propietarios de edificios que han cosechado millones en ganancias y exenciones de impuestos desde nuestras últimas inversiones hace cuatro años.

Todo lo que pedimos, a cambio, es mantener nuestros beneficios actuales, establecer algunas reglas de trabajo de sentido común y ganar un aumento salarial justo que nos permita seguir avanzando. La riqueza que ayudamos a crear no solo debe concentrarse en la parte superior. Un contrato justo proporciona una estabilidad para los trabajadores y sus familias que ayudan a nuestras comunidades a prosperar y a nuestra economía prospere”, indicó Hernández.

Más de 4.000 conserjes están cubiertos en Connecticut por dos acuerdos entre 32BJ y grupos de recubrimientos que representan a docenas de empresas contratistas de limpieza. Un acuerdo con un grupo llamado Fairfield / Westchester Building Contractors Association cubre los limpiadores de edificios en el condado de Fairfield y el valle del Hudson, Nueva York; otro, con la Asociación de Contratistas de Limpieza de Connecticut, cubre los limpiadores en el resto de Connecticut, con la mayoría de los edificios en los condados de New Haven y Hartford.

 Los trabajadores de la limpieza unidos en el sindicato 32BJ limpian más del 80 por ciento de los grandes edificios comerciales en todo el Estado, incluidas las oficinas centrales de seguros, centros comerciales, fábricas, universidades y torres de oficinas del centro.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top