En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

En el paraíso de jubilados de Florida, la bolsa preocupa más que el coronavirus

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

THE VILLAGES, Florida, (Reuters) – En The Villages, una comunidad de jubilados en expansión con más de 115.000 residentes en Florida, un estado con mucho peso en las elecciones, las reacciones a la creciente crisis del coronavirus están invariablemente teñidas por las opiniones políticas de los votantes.

Para el demócrata Andrew Walker, la gestión del brote por parte del presidente republicano Donald Trump demuestra que no es apto para ocupar la Casa Blanca. Para el republicano Bruce Casher, sin embargo, los rivales demócratas de Trump están exagerando la magnitud de la pandemia global para acabar con él.

Pero lo que une a ambas partes es la preocupación por el desplome del mercado de valores y la ralentización del crecimiento económico causado por el virus, una señal de peligro potencial para Trump antes de su lucha por la reelección en noviembre, en la que la Florida y los votantes de mayor edad jugarán un papel clave.

Las entrevistas realizadas en la densamente poblada The Villages con más de una docena de ciudadanos de edad avanzada, el grupo demográfico que más riesgo corre de contraer el COVID-19 del que ya han enfermado más de 100 personas en Florida, mostraron que muchos están más preocupados por sus carteras de inversión que por su salud.

“Eso me preocupa”, dijo Casher, de 68 años, sobre la desaceleración económica, añadiendo que los demócratas y otros enemigos de Trump “quieren que la economía se derrumbe antes de las elecciones”.

Unos jubilados se reúnen frente al restaurante Darrell’s Diner entre las cancelaciones de eventos por el coronavirus en The Villages, Florida, EEUU, antes de las próximas primarias demócratas del 14 de marzo de 2020. REUTERS/Yana Paskova

Para Walker, de 71 años, la gestión poco resolutiva del brote por parte de Trump reforzó su decisión de cambiar su militancia de republicano a demócrata tras haber apoyado a Trump en 2016. Walker ha emitido un voto anticipado en las primarias del martes para la nominación presidencial del exvicepresidente demócrata Joe Biden.

“Esta es otra muestra de que Trump no está cualificado para ser presidente”, dijo Walker, criticándolo por ser demasiado lento para responder al brote y por culpar del mismo a los demócratas.

Una encuesta realizada por Reuters e Ipsos el 2 y 3 de marzo también recogió opiniones divididas sobre el coronavirus en función de las líneas políticas de los partidos. Los demócratas se mostraron más propensos que los republicanos a ver el brote como una amenaza inminente para Estados Unidos, afirmando que estaban tomando medidas para estar preparados.

Hasta que los mercados financieros comenzaron a tambalearse, Trump había hecho del auge de la economía un pilar clave de su campaña para la reelección. Ahora, a los republicanos del estado les preocupa que una recesión pueda hundir a Trump en Florida, que cuenta con una enorme población de la tercera edad que depende en gran medida de los ingresos fijos y las inversiones.

“Si esta crisis continúa y se pone de manifiesto que el Gobierno tuvo una respuesta deficiente, entonces habrá un precio a pagar”, dijo el excongresista republicano de Florida Carlos Curbelo.

“El presidente ha animado a la gente a revisar sus planes de jubilación a lo largo de su presidencia, esto no va a funcionar ahora”, dijo.

“TRANQUILIZAR A NUESTRO PUEBLO”
Los líderes republicanos locales dijeron que trabajarán para asegurar a los votantes que Trump está tomando las medidas adecuadas.

“Vamos a hacer que nuestro equipo de la campaña y del partido en todos los niveles vuelva a enfatizar las palabras del presidente para asegurar a nuestra gente y a nuestros vecinos que la economía estará bien”, dijo Michael Barnett, presidente del Partido Republicano en el condado de Palm Beach.

Estos esfuerzos podrían ser vitales en el tradicionalmente decisivo estado para la presidencia de Florida, que ganó Trump por poco con el 48,6% de los votos frente al 47,4% de la demócrata Hillary Clinton en 2016. Las encuestas a pie de urna mostraron que el 21% de los votantes del estado ese año tenían 65 años o más.

Trump obtuvo márgenes mucho más grandes en los tres condados que incluyen The Villages, tradicionalmente un bastión republicano. Obtuvo el 60% o más de los votos en los tres.

El coronavirus ha obligado al cierre de escuelas, a la suspensión de las ligas deportivas profesionales o la finalización de sus temporadas, y a muchos empleados los ha forzado a trabajar desde casa, trastornando la vida diaria en todo el país. Hasta el domingo no se habían registrado casos positivos en los condados que incluyen a The Villages.

Aunque la celebración de los eventos previstos en las numerosas plazas de la comunidad de jubilados fueron canceladas el viernes, los residentes se han negado a entrar en pánico, por más que estén tomando precauciones como el uso de desinfectantes para las manos, evitar algunas salidas y conducir para visitar a sus nietos en otros estados en lugar de volar.

Louis Peltola, de 71 años, demócrata de toda la vida, aseguró creer que Trump la ha “cagado” en su mala gestión del brote de coronavirus. Aunque no le preocupa su propia salud, sí que le preocupaba el futuro de The Villages.

“Podría ser horrible aquí”, dijo Peltola, dada la avanzada edad y el delicado estado del sistema inmunológico y de salud de muchos de los residentes, todos ellos factores que los ponen en mayor riesgo si contraen el coronavirus.

Al igual que otros, Peltola está tomando precauciones, socializando sólo en pequeños grupos y lavándose las manos a menudo.

Muchos otros residentes expresaron su apoyo a la Administración. Trump está haciendo “un trabajo impresionante” en su gestión del brote, dijo Christine Ebmeyer, de 61 años, quien votó anticipadamente por el presidente en las primarias republicanas, al igual que su esposo y su padre de 80 años.

“Tenemos mucha fe en nuestro presidente”, dijo.

Mike Vallario, de 70 años, y su esposa Trish, de 73, dijeron que planean ponerse en cuarentena si el coronavirus llega a The Villages, particularmente porque Mike sufre de diabetes.

Están conformes con la forma en que se está manejando la crisis, pero están vigilando el mercado de valores y sus carteras de jubilación incluso ante el surgimiento de preocupaciones más inmediatas.

“Puede que no tengamos papel higiénico”, dijo Trish Vallario, señalando una escasez en las tiendas locales.

El jueves por la noche, antes de que se cancelaran los eventos en las plazas de The Villages, la plaza Brownwood Paddock Square se llenó con varios cientos de personas para un concierto de The Hooligans, una banda de rock que hacía versiones de éxitos británicos de los años 60.

Maureen Golden, de 50 años, y su marido Mark Golden, de 60, sostenían latas de cerveza envueltas en fundas mientras disfrutaban de la música con su amigo Alan Bruce, de 59 años. Los tres dijeron que están tomando leves precauciones usando desinfectantes de manos y que defienden la respuesta de Trump a la crisis.

Mark Golden dijo que la naturaleza sociable de The Village y la avanzada edad de sus residentes es motivo de preocupación.

Aun así, dijo que no se dejará llevar por el miedo.

“No voy a vivir como si el cielo se estuviera cayendo”, dijo Golden, vestido con pantalones cortos y una camisa de estampado tropical. “Me niego a no vivir mi vida.”

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top