En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Investigadores de UConn descubren que los negros se ven desproporcionadamente afectados por COVID-19

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Por Christine Stuar

HARTFORD, CT.- Por primera vez la semana pasada, el estado de Connecticut comenzó a informar sobre la raza y el origen étnico de los pacientes con COVID-19 y para el miércoles, un equipo de la Universidad de Connecticut descubrió que los negros tienen una mayor tasa de infección y muerte.

 El equipo dirigido por el Dr. Cato T. Laurencin, ex decano de la Facultad de Medicina de la UConn, analizó y revisó los datos del Departamento de Salud Pública sobre los resultados de COVID-19 y descubrió que los negros tienen una mayor tasa de infección y muerte en comparación con el porcentaje de la población que representan en el estado.

Sin embargo, la información recopilada sobre raza y etnia es incompleta.

“La escasez de esta información genera una preocupación más sustancial en la que la identificación insuficiente de los afectados en última instancia puede resultar en grupos históricamente marginados que soportan la mayor carga de enfermedad y tienen un impacto social desproporcionado”, escribieron Laurencin y su equipo en su artículo.

Los datos que Laurencin y su equipo revisaron a partir del 1 de abril incluyeron un total de 3,141 casos. Sin embargo, faltaban datos sobre raza y etnia en más del 50% de los informes de casos de laboratorio de COVID-19 recibidos por DPH.

De los casos con información racial proporcionada, los casos confirmados son 60.8% blancos, 17.2% negros, 2.9% asiáticos, 15.9% hispanos, 0.2% indios americanos / nativos de Alaska y 2.9% otros. De las 96 muertes reportadas al momento de la revisión, 69 o 76.7% eran blancas, 13 o 14.4% eran negros, 6 o 6.7% eran hispanos y 2 o 2.2% eran asiáticos.

Según el censo de EE. UU., La población total de Connecticut es 66.5% blanca, 12% negra, 4.9% asiática y 16.5% hispana.

Eso significa que con la información limitada que el estado ha estado informando, “los negros tienen una mayor tasa de infección y muerte en comparación con su porcentaje de población en el estado de Connecticut”, concluyó el estudio.

Es una conclusión a la que también han llegado otros estados.

En Michigan, los afroamericanos representan el 14% de la población del estado, pero representaron el 33% de los casos de COVID-19 y el 41% de las muertes hasta el lunes.

El miércoles, el gobernador Ned Lamont reconoció la tendencia.

Atribuyó el mayor porcentaje de personas infectadas en comunidades urbanas donde las minorías se concentran en parte a su empleo. “La gente en estas comunidades marginadas tendrá menos probabilidades de teletrabajar”.

Dijo que las enfermeras, las guarderías y otros trabajadores de primera línea tienen más probabilidades de infectarse y de ser negros e hispanos.

“Muchos tienen familias más grandes y viven en apartamentos pequeños, por lo que es difícil la distancia social”, dijo Lamont. “Estamos trabajando en eso asegurándonos de proporcionar espacio adicional, espacio hotelero para las personas en esa situación”.

Él dijo: “Me temo decir que la gente de las comunidades negra e hispana es mucho más probable que tenga condiciones preexistentes. Los afroamericanos tienen cuatro veces más probabilidades de contraer asma o diabetes que su contraparte blanca y números similares para los hispanos “.

Wizdom Powell, director del Instituto de Disparidades de Salud de UConn Health, dijo el miércoles en una entrevista telefónica que para abordar las disparidades de salud tienen que abordar las desigualdades que ya existen en el sistema de salud. .

“Solo podemos imaginar que una pandemia exacerbará estas disparidades”, dijo Powell.

Ella dijo que es importante recopilar los datos porque esencialmente, “lo que se mide se hace”.

Algunos estados que han estado en el epicentro de la pandemia, como Nueva York y California, no han publicado datos sobre raza o etnia.

Powell dijo que cuando Connecticut comienza a tomar decisiones sobre permitir que la fuerza laboral continúe produciendo, debe tener en cuenta a los más vulnerables y, a menudo, ese no es el caso.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top