En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Massachusetts se vuelve zona activa de COVID-19

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Massachusetts se ha convertido en una zona activa de infecciones de coronavirus, atrayendo la preocupación de las autoridades federales y promesas de ayuda de Nueva York, mientras se prevé que la cifra de muertes a causa del COVID-19 se duplique en menos de una semana.

Se tiene previsto que el número de decesos por COVID-19 supere los 2.000 esta semana en Massachusetts, donde las autoridades se afanan en aumentar la capacidad de los hospitales y rastrear nuevas infecciones para reducir la propagación de la enfermedad.

“Estamos en pleno aumento”, dijo el gobernador Charlie Baker el domingo en el programa “Face the Nation” de la cadena CBS.

El vicepresidente Mike Pence dijo que la Casa Blanca está vigilando de cerca el área de Boston, y la coordinadora del grupo de trabajo federal para responder a la pandemia, la doctora Deborah Birx, dijo que las autoridades están “muy enfocadas” en Massachusetts.

El domingo se reportaron 146 muertes en Massachusetts, elevando la cifra total a más de 1.700. Se registraron más de 1.700 casos nuevos, para una suma de más de 38.000 en todo el estado. Eso en comparación con las más de 14.000 muertes en el estado de Nueva York y más de 35.000 decesos a nivel nacional.

Massachusetts espera aplanar la curva utilizando un grupo de “rastreadores de contactos” para notificar a la gente que pudo haber estado con alguien que dio positivo al virus, para que puedan ponerse en cuarentena o someterse a una prueba.

Hasta el jueves, los rastreadores de contactos habían hablado con 765 personas que habían dado positivo, y esas personas identificaron a más de 1.000 personas con las que habían tenido un contacto cercano, según reportes de la estación de radio WBUR.

“No tenemos otras herramientas realmente buenas hasta que tengamos una vacuna”, señaló Andrew Lover, experto de la Escuela de Salud Pública y Ciencias de la Salud de la Universidad de Massachusetts.

En tanto, a medida que el número de hospitalizaciones y muertes disminuía en Nueva York, que había sido el epicentro del brote en Estados Unidos, el gobernador Andrew Cuomo prometió enviar 400 respiradores a Massachusetts, en caso de ser necesario.

“Estuvieron ahí para nosotros y vamos a estar con ustedes”, dijo el domingo Cuomo.

En la mayoría de la gente, el nuevo coronavirus causa síntomas leves o moderados, como fiebre o tos que desaparecen en de dos a tres semanas. Pero en algunos casos, sobre todo adultos mayores y personas con enfermedades preexistentes, puede causar afecciones más graves, como neumonía, e incluso la muerte.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top