En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Connecticut acumula millones de galones de gasolina sin vender

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Por Christopher Keating

HARTFORD.- Con ventas que disminuyeron hasta un 60% en las estaciones de todo el estado, millones de galones de gasolina sin vender se han acumulado en todo Connecticut.

Eso ha llevado a una batalla reciente entre los minoristas de gasolina y el estado, pero los minoristas dicen que esperan que el estado otorgue una exención importante que ayudaría a resolver el problema.

Los millones de galones sin vender se encuentran en camiones de reparto sin ningún lugar donde ir, ya que los tanques en las estaciones de servicio siguen llenos en gran medida debido a una fuerte disminución en la conducción debido al cierre de negocios y una orden de quedarse en casa emitida para frenar la propagación del coronavirus. En un día promedio, 1.400 estaciones minoristas venden 4 millones de galones de gasolina en Connecticut, pero esas ventas se han reducido drásticamente.

La gasolina que se encuentra en los camiones, ahora se conoce como mezcla de invierno, un grado de gasolina más contaminante que se vende en los meses más fríos. Pero a medida que el calendario avanza hacia el 1 de junio, las estaciones deben comenzar a vender mezclas de verano, y están sujetas a multas porque es ilegal vender la mezcla de invierno durante los meses de verano.

Los minoristas han pedido una exención enmendada que les permita continuar vendiendo la mezcla de invierno, incluso en climas más cálidos, hasta que el suministro se venda por completo. En ese punto, las estaciones cambiarían a la combinación de verano para cumplir con las regulaciones ambientales.

Todos los estados circundantes, Nueva York, Massachusetts y Rhode Island, han resuelto el problema mediante exenciones o diversas regulaciones, dijeron los minoristas.

Ya se emitió una exención para vender la mezcla de invierno hasta el 31 de mayo, pero se necesita una exención enmendada para vender todo el suministro del inventario, dijeron las autoridades. El gobernador Ned Lamont emitió una orden ejecutiva a fines de marzo sobre el tema, pero los minoristas dijeron que aún necesitan más ayuda.

Chris Herb, que representa a unos 1,000 minoristas de gasolina a través de la Asociación de Comercializadores de Energía de Connecticut, dijo que el problema es enorme y que recientemente ha empeorado.

“Todo el sistema nacional de almacenamiento y distribución de gasolina está lleno”, dijo Herb. “Está prácticamente en la cima. No hay dónde ponerlo. No hay más lugares para almacenarlo. … Sospecho que las refinerías ya se han reajustado para los próximos lotes que saldrán y que cumplirán con la mezcla de verano“.

En Connecticut, la falta de demanda ha causado problemas con la mezcla invernal sin vender.

“Es la barcaza sentada en el puerto de New Haven la que no puede descargar el producto”, dijo Herb. “Vino a New Haven con una barcaza llena de gasolina. No puede ponerla en esos tanques porque esos tanques están llenos. Esos  tanques no pueden descargarse en los camiones porque los camiones están llenos. Los camiones no pueden entregar a las estaciones de servicio porque los tanques de las estaciones de servicio están llenos. Es por eso que tuvimos precios negativos del crudo. Es la razón por la que necesitamos poder vender todo este inventario porque no hay dónde ponerlo”.

Los dos reguladores estatales involucrados, el Departamento de Energía y Protección del Medio Ambiente y el Departamento de Protección al Consumidor, dijeron en el momento de la primera exención que la situación era fluida.

El estado “continuará monitoreando la situación del suministro y señala que se puede otorgar flexibilidad adicional según se considere necesario”, dijeron los departamentos en un comunicado.

Los reguladores dijeron que “entienden la preocupación de la industria de que esta circunstancia extrema e inusual de suministro de combustible evitará la distribución de combustible apropiado para la temporada”.

La gran caída en las ventas de gasolina ha provocado una caída correspondiente en la recaudación de impuestos estatales. La oficina de presupuesto de Lamont ya ha reducido sus estimaciones sobre la recaudación de impuestos a la gasolina, y los números podrían caer aún más, dependiendo de cuánto dure el cierre.

La líder republicana de la Cámara de Representantes, Themis Klarides, de Derby, dijo que entiende el problema del suministro porque conduce alrededor de 25,000 millas por año, incluidos muchos viajes al Capitolio estatal en Hartford. Dijo que su forma de conducir, como la de la mayoría de los demás, se ha reducido drásticamente y sus compras de gasolina han disminuido.

Klarides dijo que permitir que se venda la gasolina de mezcla de invierno restante es un buen compromiso.”Eso parecería una solución de sentido común al problema”. (Fuente:Hartford Courant)

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top