En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Aumentan impuestos a la propiedad en New Haven

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

By Thomas Breen

Los concejales votaron 27-1, para aprobar un nuevo presupuesto del año fiscal, que incluye un aumento de impuestos del 2,09 por ciento, una expectativa no comprometedora de que Yale aumentará sus pagos voluntarios a la ciudad en 2,5 millones de dólares, y más de 2 millones de dólares en recortes operacionales no manejados por Junta de Educación, que el Ayuntamiento debe hacer siempre que pueda.

Reunión de la junta completa del martes por la noche.

Como el Ayuntamiento permanece cerrado al público indefinidamente debido al  Covid-19, la reunión de hora y media tuvo lugar a través de la aplicación de teleconferencia Zoom.

Los concejales votaron para aprobar un presupuesto final del fondo general de 567.990.073 dólares para el año fiscal que comienza el 1 de julio. Eso es 1.125.004 dólares por debajo del presupuesto que el alcalde Justin Elicker propuso originalmente el 1 de marzo.

El único voto en contra del presupuesto final del fondo general, fue el de Abby Roth, concejal del centro de la ciudad. Ella dijo a sus colegas que no podía apoyar la versión final, principalmente debido a la inclusión de una “Iniciativa de ingresos” de 2,5 millones de dólares, que recomienda encarecidamente a la Universidad de Yale y a Yale New Haven Health, que aumenten sus pagos voluntarios anuales a la ciudad, para compensar por los impuestos sobre la propiedad que no tienen que pagar, como organizaciones sin fines de lucro exentas de impuestos.

“Es muy arriesgado considerar los 2,5 millones de dólares del presupuesto como ingresos garantizados”, dijo. “No tenemos autoridad legal para exigirles que proporcionen esta cantidad”.

El presupuesto aprobado por los concejales el martes por la noche, significó un esfuerzo por encontrar un punto medio entre el propuesto inicialmente por el alcalde el 1 de marzo y el remitido por el Comité de Finanzas el 13 de mayo.

El presupuesto de Elicker aumentaba los impuestos en un 3,56 por ciento. El Comité de Finanzas aumenta los impuestos en un 1,81 por ciento.

El presupuesto recomendado por el Comité de Finanzas ordenó más de 7,1 millones de dólares en recortes, además de lo que el alcalde había propuesto. Esos incluyen sólo un aumento de 1 millón de dólares a la Junta de Educación, en lugar de los 3,5 millones propuestos por el alcalde. También incluyen 3,8 millones de dólares en nuevos recortes a las “operaciones que no son de la Junta de Educación” – es decir, todas las demás áreas del gobierno de la ciudad que no están obligadas por contratos o pagos obligatorios.

Luego de agotada la votación del comité, el alcalde se refirió públicamente a cómo esa reducción propuesta, resultaría casi inevitablemente en despidos.

Otras diferencias entre el presupuesto recomendado por el Comité de Finanzas y el presupuesto final aprobado incluyen la eliminación de un fondo para gastos de desfile de 150.000 dólares y un fondo de 100.000 dólares para la resolución de conflictos en relación con los árboles.

El presupuesto final también reserva 4 millones de dólares, en lugar de los 4,8 millones recomendados por el Comité de Finanzas, para un fondo de reserva que ayude a cubrir los gastos imprevistos y los déficits de ingresos en el próximo año fiscal.

Muchos de los concejales que se pronunciaron a favor del presupuesto final el martes lo elogiaron como un documento de “compromiso”, sin dejar de reconocer el penoso impacto que tendrá en los residentes de la ciudad, un aumento de la tasa de milésimas (Rate mill), y una probable reducción de los servicios debido a recortes operativos.

El concejal de Westville y Vicepresidente del Comité de Finanzas, Adam Marchand (en la foto), dijo que la versión final enmendada, al igual que la versión elaborada por el Comité de Finanzas, pide sacrificios dolorosos, tanto a los residentes contribuyentes, como a los aliados institucionales y al personal de la municipalidad. Elicker dijo a The Independent por correo electrónico el martes por la noche, que no planea vetar el presupuesto aprobado por la Junta de concejales. También emitió una declaración después de la votación.

“La ciudad se enfrentó a importantes dificultades financieras cuando nuestro equipo presentó el presupuesto a la Junta de Concejales el 1 de marzo”, declaró Elicker. “Ahora que nos enfrentamos a COVID-19, esos problemas se han exacerbado.

“Los recortes adicionales de la Junta de Concejales esta noche, serán muy difíciles de implementar y sin duda impactarán las operaciones de la ciudad y de las escuelas públicas de New Haven. Trabajaré con nuestro equipo en los próximos días, para abordar estos recortes y minimizar su impacto.”

¿Yale y YNHH “Nuevo trato”?

La parte más discutida del presupuesto modificado el martes por la noche, fue la partida de 2,5 millones de dólares de la “Iniciativa de Ingresos” añadida por el Comité de Finanzas y, en última instancia, aprobada por todos los concejales excepto Roth.

El Comité de Finanzas sostuvo explícitamente durante sus deliberaciones finales sobre el presupuesto a principios de este mes, que esos ingresos deberían provenir de la Universidad de Yale y de Yale New Haven Health.

La concejala de Edgewood y presidenta del Comité de Finanzas, Evette Hamilton, señaló que docenas de personas acudieron a las audiencias públicas sobre el presupuesto en los últimos tres meses, y pidieron a los concejales que aumenten la presión sobre Yale y el hospital, para que contribuyan más financieramente con la ciudad.

El proyecto de presupuesto originalmente presentado por Elicker, incluía 13 millones de dólares en pagos voluntarios de Yale y 2,8 millones de dólares del hospital.

El martes por la noche, los concejales mantuvieron el compromiso de la Comisión de Finanzas de 2,5 millones de dólares de la “Iniciativa de Ingresos”.

Marchand estuvo de acuerdo; “Los 2,5 millones de dólares más de esta enmienda son vitales para el próximo año fiscal. Pero permítanme ser claro: hay que hacer más”, dijo. “Es hora de un nuevo acuerdo con la Universidad de Yale y el Hospital New Haven de Yale”.

“La principal crisis de New Haven no es de gastos, sino de ingresos”.

“Estas son dos de las instituciones sin fines de lucro más ricas del país”, coincidió el concejal de Hill, Ron Hurt. Muchos constituyentes del Distrito 3, dijo, apenas pueden subsistir. Dijo que Yale y YNHH pueden y deben dar más.

“Demasiados riesgos”

La concejala de East Rock, Anna Festa, y el concejal de Downtown/Yale, Eli Sabin, expresaron su preocupación por la hipótesis de ingresos de 2,5 millones de dólares. “Asumir que nos van a dar estos 2,5 millones de dólares es irresponsable”, dijo Festa. Pero la única persona que votó en contra del presupuesto final fue Roth.

Dijo que suponer esa contribución voluntaria de esas organizaciones privadas sin fines de lucro, era demasiado arriesgado para que ella la apoyara.

Roth estuvo de acuerdo en que Yale y YNHH “tienen totalmente los medios” para hacer tal aumento de pago a la ciudad.

Señaló que la ciudad y los concejales han aprobado antes partidas presupuestarias dudosas dentro de la “Iniciativa de Ingresos”, la más reciente de ellas por 4,9 millones de dólares para el actual año fiscal.

Roth emitió los únicos votos disidentes contra el presupuesto final del fondo general y la tasa de milésimo de dólar (Rate mill).

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top