En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Los Puntillazos de la política Monumental

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

O, “ha llegado la hora de la verdad y algunos se enojan”

Por Don Felo Vizcarrondo y su equipo factual


Latinos y afroamericanos no pueden bajar la guardia frente al Covid-19
Como se ha informado en ediciones anteriores, paulatinamente y con cautela se está procediendo en Connecticut a la apertura de tiendas, restaurantes y negocios en Connecticut, sin embargo no hay que apresurarse para no repetir una segunda ola de la pandemia que actualmente ataca los estados de Florida y Texas donde los gobernadores no tomaron las medidas preventivas cuidadosamente especificadas por el Dr. Fauci y los integrantes de un Comité gubernamental desmantelado por Donald Trump empeñado en abrir la economía poniendo en peligro a los trabajadores y habitantes de esta nación.
Florida donde las autoridades abrieron prematuramente las playas y restaurantes tiene una cantidad récord de casos de infecciones que llega a 2,733 casos, mientras que Texas acusa un aumento de 2,622 casos y Arizona de otros 2,392.Una situación semejante muestra por el momento la estadística sanitaria de los estados de Oregón y Oklahoma.
El gobernador Lamont y su equipo asesor en temas inmunológicos ha estado llevando un proceso de apertura lamentablemente afectado por personas que se niegan a utilizar mascarillas de seguridad y comen, juegan y hablan en la vía pública y playas. Si no nos cree, camine con cuidado por la calle Park.
Wendaliz Bermúdez, concejal de la ciudad de Hartford nos informó que, siguiendo las recomendaciones del Gobernador Lamont, hay varias estaciones para que los residentes sean examinados para detectar la presencia del virus. Ellas son los siguientes.
Hartford HealthCare. 560 de la calle Hudson. Horario, 8:00 a.m. a 4 p.m., teléfono 860-972-8100.
Saint Francis Hospital. 1000 Asylum Ave. Lunes a sabados, desde las 9 a.m. 888-786-2790.
Farmacias CVS. 479 Blue Hills Avenue y 150 Washington Street. Solamente exámenes en su automóvil.
Charter Oak Health Center. 21 Grand Street, lunes a viernes, 8:30 a.m. a 5:00 p.m. (860) 550-7500.
Intercommunity, Inc. 16 Coventry St. Lunes a Viernes, 1 p.m. a 3 p.m. No require cita previa.
Wheeler Clinic. 43-49 Woodland Street. 860-793-3500.
Centro Recreacional Arroyo en Pope Park.
Community Health Services. Solo para actuales pacientes. 500 Albany Avenue. 860-249-9625.
Según el Espectro, si no nos cuidamos nosotros; ¿quién? y tiene toda la razón. Después de estos tres meses de tristezas y encerramiento no debiéramos retornar al mes de marzo.


La hora de la verdad, y es que eso dolía
La remoción de monumentos dedicados a generales confederados de la guerra civil que dividió a este país entre los años 1861 y 1865; trae a la memoria la rendición final de las fuerzas militares representantes de una sociedad racista y supremacista que había utilizado a más de 300,000 esclavos africanos en sus plantaciones del algodón, trabajo en fincas y una brutal e indigna servidumbre.
Por este motivo la ya denominada “limpieza” de vestigios de este sistema inhumano y sanguinario se está llevando a cabo lenta pero vigorosamente y Donald Trump, presidente supremacista de este país lamenta lo que está sucediendo.
Los historiadores están de acuerdo en que estos monumentos dedicados a generales derrotados no tienen como foco honrar a cerca de 700,000 caídos tanto de los ejércitos del Norte como del Sur en la sangrienta refriega. “Los monumentos se han levantado para mantener presentes los ideales del racismo supremacista,” han dicho los expertos.
Sin ir más lejos el mismo general confederado Robert E. Lee que rindió su ejército a las fuerzas del norte antiesclavistas manifestaba que los monumentos a sus generales y líderes confederados “mantendrían abiertas las profundas heridas que dejaba la guerra y se opuso a estos reconocimientos.” Es bueno recordar que los once estados pro-esclavitud que decidieron separarse la Unión fueron Carolina del Norte y del Sur, Mississippi, Florida, Alabama, Georgia, Luisiana, Texas, Virginia, Arkansas, y Tennessee.
Tampoco podemos olvidar que fue en Charlottesville, Virginia cuando en agosto del año 2017 una demostración supremacista protestaba en contra de una propuesta de remoción de un monumento dedicado al mismo general Robert E. Lee.Otra contra manifestación de opositores al racismo entra en una pugna verbal y física que culmina con la acción de un supremacista que atropella intencionalmente a los contras manifestantes matando a una persona y dejando a otras 19 heridas.
Donald John Trump se dirigió al país para supuestamente tranquilizar los ánimos, pero los altero más aun cuando dijo que “en ambos bandos había gente buena.” Esta vergonzosa e infame afirmación obviaba la presencia en el grupo supremacista de supuestamente “gente buena,” de sujetos con emblemas del KKK y new nazis armados que no fueron frenados por la policía.
De acuerdo al Southern Poverty Law Center hay en la actualidad 750 de estas estructuras pro confederas y supremacistas en el territorio estadounidense y de acuerdo a los historiadores los monumentos dedicados a generales confederados van más allá de reconocer la valentía o los méritos militares, sino que enviaban un claro mensaje a la población afroamericana vendiendo la idea de que en el futuro habría una sociedad supremacista de raza blanca.
Donald John Trump y su agenda racista desea perpetuarse en el poder apoyado por los oligarcas y billonarios blancos de los Estados Unidos. En su infame gestión dirigida en contra de inmigrantes, mexicanos, latinoamericanos, afroamericanos cuenta con la complicidad de otros supremacistas enquistados en el Congreso de los Estados Unidos y siniestros personajes tales como Rudy Giuliani y el director del Departamento de Justicia, un simpatizante del supremacismo Trumpiano.
La brutalidad policial en contra de afroamericanos y latinos perpetrada por policías también racistas está siendo denunciada y las comunidades a lo largo del país deben prepararse para votar el martes 3 de noviembre en contra de los esfuerzos de Trump de continuar en el poder negando servicios médicos a los grupos minoritarios, repartiendo millones de dólares a los socios de Trump y su familia para su propio enriquecimiento, y creando el ambiente para conflictos y los actos terroristas del KKK.


Fase dos de reapertura en Connecticut
El 20 de junio se inició la fase dos con la apertura parcial o total de gimnasios, entretenciones, apertura de museos, cines, Bowling Clubs, servicios de restaurantes en el interior, pero no apertura de bares.
Aproximadamente en la cuarta semana de julio se reabrirán los bares, eventos artísticos en teatros, parques de entretenciones y eventos al aire libre con no más de 100 personas.Siempre se recomienda el uso de mascarillas y velar por la aparición de síntomas como fiebre superior a los 95 grados Fahrenheit, tos seca, y debilidad general.
De acuerdo a Mamerto, es muy importante escuchar las advertencias del Dr. Anthony Fauci quien en su testimonio frente al Congreso repitió el mensaje de que los ciudadanos evitaran las aglomeraciones de personas como las observadas en una demostración organizada por enviados de Donald Trump para reimpulsar su campaña presidencial para la reelección y donde la mayoría de la gente blanca no usaba mascarillas de seguridad.
También nos dijo la Doctorcita que a diferencia de lo recomendado por el presidente diciendo irresponsablemente “que había que disminuir los exámenes para detectar tempranamente el ataque del virus,” estos exámenes debieran, por el contrario, multiplicarse y aumentar en todas las comunidades.
El Dr. Fauci, Jefe Nacional de Institutos de Salud dijo que se deben abrir más estaciones de exámenes para detectar el coronavirus-19 y que el Congreso tiene que ponerle el ojo y atención a la respuesta que el gobierno de Trump le está dando a la pandemia.
Nosotros decimos ahora lo siguiente. Hay que cuidarse de los que recomiende la Casa Blanquísima porque a nosotros los latinos, nativos americanos ni afroamericanos Trump y los republicanos no nos quieren pa’na.


Con un récord de 120,000 muertes por la pandemia, Trump en la muralla
Es que uno no puede quedarse callado ante tanta estupidez y necedad.
Este pasado martes el confuso y racista presidente Donald Trump abrió la con lengua para saludar la conclusión de 200 millas de la maldita pared que separaría a los Estados Unidos y México. El tipo aprovechando muy bien la oportunidad dijo que la infame muralla no detendría solamente a los mexicanos e inmigrantes latinoamericanos, “sino que también al Covid-19.”
 Lo que pasa es que sus soplapotes y cargabates le dijeron que habían aumentado los casos de infecciones en Arizona (ex territorio mexicano) y su excelencia aprovecha el momento para cargarle la culpa de la plaga a los mexicanos que acaban de vivir un terrible terremoto.Es que hay que ser muy oportunista y malo. Por supuesto que Trump no usaba la mascarita ni tampoco los acompañantes. ¿No serán ellos los que están contagiando?

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

LA VOZ HISPANA RADIO - WNHH 103.5 FM

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top