En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Una iglesia de New Haven es “probable” fuente de casos de COVID-19

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Por Ko Lyn Cheang
Una iglesia de New Haven ha cerrado temporalmente sus puertas y ha retomado los servicios virtuales después de que al menos 10 feligreses dieran positivo en la prueba del virus Covid-19, en medio de un esperado incremento en toda la ciudad.
El brote ocurrió entre los miembros de la Iglesia Jesús Rey De Gloria, en Grand Avenue.
Los feligreses dijeron al Independent, que al menos 11 miembros estaban infectados, incluyendo un adulto de 55 años, y varios niños, entre los cuales uno de 4 años.

El pastor Rafael Sotomayor en su prédica del 14 de julio.

El Departamento de Salud de la ciudad lanzó una investigación. Hasta ahora se ha confirmado que al menos siete personas de New Haven que pertenecen a la iglesia, han dado positivo, según la Directora de Salud de la ciudad, Maritza Bond.
Bond dijo que la iglesia es “probablemente donde se originó el brote”.
La ciudad realizó varias entrevistas a los feligreses. “Es difícil saber la fuente” del virus, incluyendo si comenzó, como se creía originalmente, durante un servicio del Día del Padre, o se propagó de alguna otra manera.
Miembros de la iglesia dijeron al Independiente, que la iglesia no practicó el distanciamiento social durante los primeros meses de la pandemia.

Dijeron que el pastor Rafael Sotomayor apenas el fin de semana pasado se ocupó de informar a la congregación que había casos de Covid-19 circulando en la comunidad. El pastor Sotomayor ha negado que no practicara el distanciamiento social y no informara a los miembros de la aparición de casos dentro de la iglesia.
Luego que el departamento de salud comenzara a investigar, la iglesia accedió a cerrar temporalmente sus puertas. Aceptó cooperar con el Departamento de Salud, el equipo de respuesta de Covid-19 de la ciudad y la Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano del Estado de Connecticut.
El 1 de junio, el gobernador Ned Lamont flexibilizó las restricciones sobre las reuniones religiosas, permitiendo que las iglesias acogieran hasta 100 personas o el 25 por ciento de capacidad, lo que fuera más pequeño, para los servicios en el interior, y 150 en el exterior con las medidas de distanciamiento social adecuadas.
Setenta y nueve ministros de las iglesias de New Haven, han prometido en una carta abierta, no celebrar servicios de culto en vivo hasta que se realicen más pruebas para el Covid-19, la curva “no sólo se nivele” sino que desciende constantemente, y cuando los Centros para el Control de las Enfermedades anuncien que es seguro para las personas de 60 años o más.
“Sin distanciamiento social”
Según los testimonios de dos miembros de la iglesia, hasta hace dos semanas, el reverendo Sotomayor predicaba sin máscara en la Iglesia Jesús Rey De Gloria. Los videos de los sermones de la semana pasada publicados en la página de Facebook de la iglesia, muestran al pastor predicando sin máscara facial. Algunos congregantes se quitaron las máscaras durante el servicio, dijeron los dos miembros, aunque otros las conservaron.
Hasta al menos el 2 de julio, uno de los miembros citados afirmó que no había visto carteles en la iglesia pidiendo a la gente que usara máscaras.
La iglesia continuó celebrando servicios hasta la tarde del jueves pasado. El servicio en persona del domingo por la tarde fue cancelado.


El pastor no usa máscara. Su esposa tampoco la usa. No lo he visto ponerse una mascarilla”,

…dijo un miembro en la entrevista.


El pastor no le dijo a la feligresía desde el principio, que había un brote de la epidemia, aunque el número de casos en la iglesia aumentó, dijeron los dos miembros.
Sin embargo, una interpretación diferente del manejo del brote epidémicos por parte de la iglesia, surgió durante una entrevista con Rafael Sotomayor el martes por la mañana.
El pastor de la iglesia dijo que no recuerda exactamente cuándo se enteró del primer caso de COVID-19 en la iglesia, pero que fue a principios de julio. en ese momento no informó al Departamento de Salud de los casos que se presentaron.
Pero dijo que desde el altar informó a los miembros de la iglesia durante el servicio dominical, que había casos de COVID-19 entre los miembros de la congregación.
“Le llamé 10 veces”

575 Grand, la iglesia ocupa el Segundo piso.

Carlos Sosa-Lombardo, del personal de la Administración de Servicios Comunitarios (CSA), y quien sirve de enlace con el clero para lo relativo al equipo de respuesta del Covid-19 de la ciudad, ha pasado los últimos cuatro meses contactando a cada una de las iglesias para informarles sobre los protocolos de limpieza y distanciamiento social que deben implementar.
Dijo que ha podido contactar con todas las iglesias de su lista, excepto con 20 ó 25, o una cuarta parte. Una de ellas con la que no pudo contactar fue la Iglesia Jesús Rey De Gloria.
“Todos nuestros esfuerzos de comunicación con el [pastor] Rafael Sotomayor no tuvieron éxito”, dijo Sosa al Independent. Había llamado al número de teléfono de Sotomayor diez veces desde marzo, pero Sotomayor nunca contestó, dijo…
Cuando se presenta este tipo de situación, Sosa-Lombardo suele ponerse en contacto con otros pastores, para ver si tienen información adicional de contacto de la persona a la que está tratando de localizar. Pero en este caso, los otros pastores tampoco tenían.
Positivo
Kory Beard, que dijo que usa una máscara durante los servicios, excepto cuando predica.

Cuando uno de los miembros se enteró, en la primera semana de julio, de que había feligreses que habían dado positivo en Covid-19, se preocupó. Inmediatamente todos en su familia que asisten a la iglesia se hicieron la prueba del virus. Al día siguiente, un miembro de la familia dio positivo.
Esa persona está segura de que se contagió en la iglesia, porque no tiene conocimiento de ningún caso del virus en su lugar de trabajo.
“Ahora nos sentimos realmente perjudicados, porque sabían de algunos casos y no dijeron nada”, dijo la persona.
Después de enterarse de que el Departamento de Salud estaba investigando la iglesia, la persona dijo: “Creo que es mejor para la seguridad de todos. No creo que vaya a ir más a esa iglesia. Estoy muy dolida. Le mintió a todo el mundo”.
Antes de que comenzara el último servicio en vivo en la Iglesia Jesús Rey De Gloria en la tarde del 16 de julio, el Independent habló en el estacionamiento de la iglesia con el yerno de Sotomayor, Kory Beard, quien fue el orador invitado para el servicio de la tarde. Ya para entonces, la iglesia había puesto carteles en español e inglés que decían: “Por favor, lleve su máscara puesta en todo momento al entrar en el edificio”. Por favor, practique el distanciamiento social”.
Beard dijo que cuando entra a la iglesia, sabe que debe tener su máscara q puesta todo el tiempo. “No queremos que nadie se enferme, porque predicamos la vida”, dijo Beard con una sonrisa.
¿Incidente aislado?
El reverendo Abraham Hernández, que ha ayudado a la ciudad a trabajar con las iglesias hispanas para mantener a los feligreses a salvo, recibiendo una prueba de Covid-19 en mayo.

Más de 60 iglesias evangélicas hispanas en New Haven han aplicado las recomendaciones del Departamento de Salud para la reapertura segura de las iglesias.
Desde el pasado marzo, la National Hispanic Christian Leadership Conference (Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano, NHCLC) para el Estado de Connecticut, ha estado proporcionando apoyo a las congregaciones de New Haven y del estado y trabajando estrechamente con la oficina del alcalde y la administración de la ciudad para crear estos protocolos.
El reverendo Abraham Hernández, director ejecutivo de la NHCLC, se reunió con el pastor Sotomayor por primera vez el sábado por la tarde, para asegurar que en adelante su iglesia ponga en práctica las medidas de seguridad adecuadas.
Sotomayor dijo al Independent el martes por la mañana, que su consejo a otros pastores sería seguir las recomendaciones de salud y seguridad de la ciudad y reconocer que ninguna iglesia está exenta de la posibilidad de tener casos.
Hernández dijo que este es el primer caso que ha visto de una iglesia hispana que no ha logrado implementar protocolos de seguridad para prevenir un brote de virus.
De todos los pastores con los que ha hablado en las últimas semanas, dijo Hernández, ninguno ha informado de brotes. “Todas las iglesias están haciendo bien”, dijo.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

LA VOZ HISPANA RADIO - WNHH 103.5 FM

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top