En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Osaka avanza a la final en NY tras pedir justicia racial

Naomi Osaka responde un golpe de Elise Mertens durante la semifinal del Abierto Western & Southern, el viernes 28 de agosto de 2020, en Nueva York. (AP Foto/Frank Franklin II)
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

NUEVA YORK (AP) —

Después de dos días de poco sueño y mucho estrés inesperado. Naomi Osaka respondió a la hora de la verdad.

La japonesa, dos veces ganadora de torneos del Grand Slam, volvió a la cancha por primera vez tras llamar la atención de las giras del tenis sobre la injusticia racial. Durante el encuentro, se recuperó un servicio defectuoso y alcanzó la final del Abierto Western & Southern el viernes, luego de la pausa de un día en el torneo, provocada por su protesta.

Osaka, la única tenista del top 10 del ranking de la WTA que sigue con vida en la rama femenina de este torneo, anunció el miércoles que abandonaría el torneo en lugar de disputar su semifinal contra Elise Mertens. Decidió seguir luego de una muestra unificada de apoyo, que incurrió la interrupción del certamen durante el jueves.

¿Cómo logró manejar las emociones de los últimos días? Estaba a la altura del momento.

“Desde luego que sentí una presión adicional ahora que había más ojos mirándome”, dijo la tenista de 22 años, de madre japonesa y padre haitiano.

Tuvo problemas con su saque, su tiro estuvo fuera de lugar en repetidas ocasiones, pero conquistó una victoria por parciales de 6-2, 7-6 (5) para acceder a su primera final del Western & Southern.

En un tuit que Osaka publicó el miércoles por la noche, dijo que, como mujer de raza negra, estaba harta de las muchas muertes de afroestadounidenses a manos de la policía. Su mensaje atrajo rápidamente el apoyo de otros jugadores y provocó que el tenis se uniera a otros deportes en una pausa temporal. Osaka no entrenó durante ese día.

La dos veces ganadora de Grand Slam, sacó para arrancar su encuentro contra Mertens, 14ta preclasificada, y luego quebró para tomar una ventaja de 2-0 que marcó la pauta. Osaka se puso al frente 5-1.

Su servicio fue inconsistente —sólo logró la mitad de sus saques. Pero la cuarta preclasificada peleó 18 de 21 puntos de desempate.

Durante un momento alarmante, Osaka se agarró el tendón de la corva izquierda luego de ir por un tiro durante el desempate, pero finalizó el encuentro sin mayor pausa. Osaka ganó el Abierto de Estados Unidos en 2018 y arrancará la edición de este año luego de una semana exitosa, en muchos sentidos.

“Creo que el ritmo de todo esto ha sido algo agitado. Sinceramente, no pude dormir mucho ayer, así que me alegra haber ganado hoy”, comentó Osaka.

El Abierto Western & Southern fue trasladado de Mason, Ohio, al sitio que alberga el U.S. Open, Flushing Meadows, a causa de las restricciones implementadas por la pandemia de coronavirus. Así, se ideó una tanda de dos torneos, en la misma sede y sin espectadores.

Osaka enfrentará a la resurgente Victoria Azarenka, quien superó por 4-6, 6-4, 6-1 a Johanna Konta, para alcanzar la final del Western & Southern por primera vez desde 2013, cuando venció a Serena Williams.

Azarenka, de 31 años, consideró retirarse del tenis al inicio del año. Perdió en la primera ronda del Abierto de Monterrey y sucumbió ante Venus Williams en Lexington la semana pasada.

La bielorrusa, que se ubica en la 59na posición del ranking, sonrió a lo largo de su semifinal y levantó el dedo índice tras ganar. Sólo ha perdido un set en esta semana.

“No me había sentido así en demasiado tiempo, quizá nunca, para ser sincera”, comentó. “Por eso estoy disfrutando”.

En la rama de hombres, Novack Djokovic debió soportar más incomodidad en el cuello. El serbio, primero del escalafón mundial, superó 4-6, 6-4, 7-6 (0) al español Roberto Bautista Agut, quien había ganado sus últimos tres duelos ante Djokovic sobre canchas duras.

Djokovic ganó este torneo por primera vez en 2018, para ser el primer tenista que tiene en sus vitrinas los trofeos de los nueve Masters 1000 de la ATP. Otro título le permitiría alcanzar los 35 Masters del español Rafael Nadal, la mayor cifra desde 1990, cuando comenzó esta serie.

Durante la semana, Djokovic ha sido aquejado por un dolor de cuello. Recibió tratamiento en dos ocasiones sobre la cancha Louis Armstrong. También se puso una mano sobre el abdomen en repetidas veces.

Milos Raonic derrotó a Stefanos Tsitsipas (4to preclasificado), por 7-6 (5), 6-3, para llegar a la final. El canadiense Raonic fue uno de los primeros jugadores que respaldaron públicamente la decisión de Osaka, de retirarse del torneo.

“No es algo político, de ningún modo”, comentó. “Creo que es una cuestión de derechos humanos, de no tener miedo. Confío en que haya esperanza en el futuro y espero que, como deportistas podamos desempeñar un pequeño papel en eso”.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top